Utiliza las habilidades transversales para hacer tu empresa más inclusiva - Azimut
17351
post-template-default,single,single-post,postid-17351,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Utiliza las habilidades transversales para hacer tu empresa más inclusiva

Utiliza las habilidades transversales para hacer tu empresa más inclusiva

El mercado de trabajo  cambia cada segundo. El desarrollo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC), ha hecho proliferar los perfiles técnicos dentro de todas las ramas de la economía: desde las ingenierías, a los supermercados, pasando por el mercado inmobiliario, la banca o las telecomunicaciones. Internet, el big data o el machine learning son ya parte del trabajo cotidiano de miles de personas. Y cada vez lo serán de más.

En este entorno cambiante y acelerado, es muy importante que dentro de las organizaciones haya perfiles capacitados para asumir estos cambios y dar respuestas rápidas.  Pero no todo es la tecnología. En este nuevo entorno ,también es muy importante tener presentes las conocidas como habilidades transversales, un término que se ha adoptado de la teoría de las soft skills (habilidades suaves, literalmente traducidas del inglés).

Esta teoría propugna una serie de aptitudes que los trabajadores y las empresas han de promover, más allá de la técnica pura y dura. Para ello hay que trabajar en una formación para el futuro que genere líderes orientados a los resultados, pero sin perder la perspectiva más humana. Es decir, es vital hacer que las empresas sean más humanas, más inclusivas.

Las habilidades transversales dentro de las empresas

En la teoría de las habilidades transversales diseñada por el psicólogo estadounidense Peter Salovey destacan ciertos parámetros que cada vez más organizaciones están adoptando dentro de su política de Recursos Humanos. Incluso desde Google, ya han comunicado en diversas ocasiones que el curriculum ya no es lo importante a la hora de elegir un buen perfil para su compañía.

Estas son las habilidades necesarias para alcanzar el éxito en el futuro (y en el presente):

  1. Toma de decisiones: sí, pero con ponderación

Cualquier trabajador, y sobre todo los altos mandos, tienen que estar preparados para tomar decisiones en situaciones de estrés. Para ello, es esencial que los perfiles estén preparados para soportar algunos momentos críticos dentro de su organización. Han de ser asertivos pero también han de tener una visión holística de todas sus decisiones.

Ser capaces de delegar en otros compañeros y poder priorizar ante diferentes acciones son puntos a favor a la hora de conseguir el éxito dentro de cualquier objetivo.

  1. Compromiso con los proyectos y la empresa

Un trabajador comprometido será tan beneficioso para la empresa como para sí mismo. Conseguir afianzar unos lazos de unión con los proyectos mejora el rendimiento de los empleados y ayuda a conseguir mejores resultados.

Los reclutadores  y consultores de recursos humanos cada vez están más concienciados en la búsqueda de personal que esté dispuesto a comprometerse con su empresa pero con mayor grado de libertad. Es decir, favorecer la conciliación y otro tipo de políticas dentro de la compañía que hagan que se refuerce el sentimiento de pertenencia a una plantilla.

  1. Ser empático

La empatía es una de las cualidades que más se valoran en los líderes y trabajadores del siglo XXI. Es decir, personas que entiendan a personas.

La comunicación interna y externa tiene que ser fluida y transparente para conseguir que todo el equipo se sienta integrado. De esta manera, habrá más posibilidades de alcanzar el éxito en los proyectos. La productividad mejora cualitativa y cuantativamente gracias al uso de la inteligencia emocional. Cada vez más empresas se interesan por perfiles de buenas personas, es decir, líderes que además de saber ejecutar los proyectos sepan cómo gestionar al resto de personas.

  1. Innovación y creatividad al poder

Los perfiles creativos y más innovadores son los llamados a conseguir mejores resultados. Además de ser rápidos en la toma de decisiones, es importante que éstas sean originales y marquen una diferencia frente a la norma.

Aunque la tecnología es la gran aliada, siempre hay que saber sacarle el mejor partido y por eso es preciso innovar constantemente.

  1. Ser flexible y adaptativo

El manta de la zona de confort es uno de los motivos que lleva a las empresas a buscar perfiles más flexibles que puedan adaptarse. Cada vez se buscan perfiles más heterogéneos que sean capaces de dominar diferentes aspectos dentro de un mismo departamento.

Por ejemplo, Internet ha conseguido que el marketing digital se convierta en una herramienta que ahora demande aptitudes técnicas sumadas a la propia creatividad.

  1. Trabajar en equipo

Conseguir que los flujos de trabajo sean circulas e implicar a todos los miembros del equipo es ya algo esencial en cualquier empresa. Para conseguir que esta habilidad transversal sea una realidad, es necesario que tanto los trabajadores como los directivos sean capaces de tener una comunicación fluida basada en la confianza.

Estas habilidades atraen, de forma natural, el talento y la diversidad, logrando por tanto entornos de trabajo más inclusivos.

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. 9 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.