Pablo Pineda propone Educación Inclusiva
16294
post-template-default,single,single-post,postid-16294,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Pablo Pineda traslada la necesidad de una Educación inclusiva a 29 cargos ministeriales europeos

Pablo Pineda traslada la necesidad de una Educación inclusiva a 29 cargos ministeriales europeos

El pasado 12 de noviembre, la Agencia Europa para Necesidades Especiales y Educación Inclusiva realizó una jornada en Roma, para abordar la adaptación que debe realizarse en el sistema educativo, concretamente durante la educación superior, para atender las necesidades de los alumnos con discapacidad y evitar, así, su exclusión.

Bajo el título Inclusion in Higher Education, el acto reunió, en la sede del Ministerio de Educación italiano, a altos cargos de ministerios de educación de 29 países europeos. Esta comunión demuestra el firme compromiso de todos los países del viejo continente en pro de la educación inclusiva, en todos sus estadios.

Este encuentro no podía celebrarse sin la presencia del primer diplomado europeo con síndrome Down en Europa, elembajador de la Fundación Adecco Pablo Pineda. El malagueño , que se encuentra actualmente terminando su segunda carrera, expresó su deseo de convertir los centros educativos en lugares integradores de la diversidad y la discapacidad.

Pablo Pineda repasó toda su trayectoria, tanto a nivel personal como a nivel académico. Para él, la adaptación de la universidad a las personas con discapacidad debe ser transversal, buscando que la experiencia del alumno respecto al centro sea holística, es decir, integradora e inclusiva en todos sus ámbitos. En este caso, hablamos de apoyo y orientación al alumno con necesidades especiales, un espacio adaptado, unos docentes preparados para un perfil de alumnado diverso, la adecuación de materiales académicos, la vida universitaria y la relación con compañeros y amigos. Pero para que esta etapa sea un éxito, Pineda recordó la importancia de la normalización de la discapacidad desde la infancia. De hecho, es el mismo Pablo quién no fue consciente de que tenía una discapacidad hasta los 11 años. Hasta la fecha, vivió su infancia con total normalidad, siendo tratado como un niño más por todos los actores implicados en su vida.

Durante este acto, además, se mostraron los avances que están realizando los diferentes países europeos para la integración de la discapacidad en la educación. La doctora Sheila Riddell, del Centre for Research in Education Inclusion and Diversity, de la Universidad de Edimburgo explicó cómo el Reino Unido ha avanzado en la materia gracias a políticas específicas y al Disability Discrimination Act. Esta apuesta provee de ayuda financiera para organizar recursos de apoyo, así como la realización de mejoras en la forma de impartir la enseñanza. El resultado de esta política es claro: en el año 1994 el porcentaje de estudiantes con discapacidad intelectual era del 1,2% yen el 2014 ha alcanzado el 12,4%.

Una educación inclusiva, como reiteró Francisco Mesonero, director general de Fundación Adecco, ·facilitará la integración laboral de las personas con discapacidad·. En España, lo que muestran los datos es que el sector tiene una escasa participación en la educación superior: sólo el 6% de los desempleados con discapacidad tiene formación universitaria. Para invertir esta tendencia, la Fundación Adecco ha puesto en marcha diferentes iniciativas que fomenten la accesibilidaden el entorno universitario, tales como el programa de mentoring Unidos, que conecta estudiantes universitarios con discapacidad y empresa, facilitando y orientando su acceso al mercado laboral al finalizar su formación académica.

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. 9 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.