Un voluntariado que aúna ocio y formación en Redes Sociales - Azimut
15658
post-template-default,single,single-post,postid-15658,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Un voluntariado que aúna ocio y formación en Redes Sociales

La Fundación Adecco y Bankia han puesto en marcha un voluntariado muy especial, que ha permitido a 30 personas con discapacidad formarse en redes sociales, para después aplicar los conocimientos aprendidos en una Gymkhana urbana en la provincia de Ávila.

Las redes sociales son, sin duda, un canal esencial para afrontar la búsqueda de empleo.
De hecho, un 79% de los profesionales de RRHH declara que un candidato activo en Linkedin o Twitter tiene más oportunidades de ser el elegido en un proceso de selección.

Conscientes de ello, la Fundación Adecco y Bankia han desarrollado un voluntariado corporativo muy especial, que ha permitido a 30 beneficiarios con discapacidad de FUNDABEM conocer la utilidad profesional de estos canales, de una forma amena y divertida.

El primer paso: la teoría

En una primera fase, un community manager experto ha impartido una formación teórica en funcionamiento básico de Redes Sociales. En esta jornada, los beneficiaros han aprendido a crearse un perfil profesional, a buscar información y a interactuar con otros usuarios.

De la teoría a la práctica: Ávila se viste de integración

¿Cuántos leones hay en la catedral de Ávila? Ésta es una de las preguntas que los chicos con discapacidad han tenido que responder en la Gymkhana urbana que se ha celebrado tras la formación teórica. Pero no han estado solos: 10 voluntarios de Bankia les han acompañado en este reto, ayudándoles a dar respuesta a los diferentes enigmas planteados. Con el apoyo de estos voluntarios, unas Tablets y su pericia personal, los beneficiarios con discapacidad han podido resolver estas incógnitas y tuitearlas a tiempo real, en el perfil profesional que se habían creado.

Tras superar cada prueba, los equipos han sido obsequiados con una pieza de un “todo” muy simbólico: un puzle que les ha dado la clave de cómo elaborar un buen currículum. Aunque el primer equipo en completarlo ha sido el vencedor del juego, realmente han ganado todos los participantes, pues la meta de este voluntariado no ha sido otra que la integración, la formación y la eliminación de barreras psicológicas. Objetivos que se han cumplido con creces.

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. 9 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.