¿Por qué no me contratan?

Esa es la pregunta que muchos de los desempleados que acuden a la Fundación Adecco..

Read more

¿Por qué no me contratan?

Esa es la pregunta que muchos de los desempleados que acuden a la Fundación Adecco nos formulan. “¡Pero si cumplo con todos los requisitos de la oferta!“- suelen decir.

Indudablemente, el mercado no siempre acompaña y el factor suerte está ahí, pero  si llevamos mucho tiempo parados llega el momento de hacer un ejercicio de autocrítica y plantearse qué está fallando en nuestra búsqueda.  Detectar puntos de mejora nos ayudará a corregir algunos tics y a encontrar ese trabajo que nos merecemos. ¡Te contamos cuáles son los fallos más frecuentes!

1) No estás orientando bien tu búsqueda. Buscar empleo no quiere decir echar nuestro CV a todas las ofertas de manera indiscriminada, pues así sólo conseguiremos elevar nuestra frustración al ser descartados de la mayoría. El primer paso es identificar cuál es nuestro perfil profesional (qué formación y experiencia tenemos, qué nos gusta y que se nos da bien hacer) para después centrarnos en las ofertas que más se adecuan a nuestro perfil. Seguro que así atinaremos mejor.

2) Llevas mucho tiempo inactivo. ¿Más de 6 meses en paro y ese espacio en tu CV aparece vacío?  Plantéate formarte en algo nuevo, que te motive y que creas que puede ayudarte: idiomas, nuevas tecnologías, etc. O haz voluntariado: la empresa percibirá que eres una persona con inquietudes y competencias intrínsecas: compañerismo, trabajo en equipo, etc.

3) Te limitas a inscribirte a las ofertas en portales de empleo. Da igual que tu currículum sea brillante, si cuando te inscribes a la oferta ya lo han hecho otras 700 personas. Es bastante probable que el reclutador nunca llegue a recibir tu candidatura. Si realmente te interesa la oferta, sé proactivo, contacta con la empresa y preséntante. Te recordamos cómo redactar un mail de autocandidatura.

4) No adaptas tu CV a cada oferta. La época en la que imprimíamos 100 copias de nuestro currículum y lo entregábamos a todas las empresas ya ha caducado. En los tiempos que corren, hemos de tener varios modelos de CV, incluso uno adaptado a cada oferta. ¿El motivo? Conectaremos mucho mejor con las necesidades de cada empresa y tendremos muchas más posibilidades de que nos contrate.

5) Tu CV tiene fallos en las fechas. Los consultores de la Fundación Adecco resaltan este fallo como uno de los más molestos: las fechas no cuadran. Asegúrate de  incluir bien las fechas de principio y fin en cada experiencia laboral y se lo pondrás mucho más fácil al reclutador. Además, cerciórate de que cada experiencia laboral sigue la misma estructura (Fecha/puesto/funciones/logros). Si eres ordenado y limpio, los reclutadores verán tu candidatura con mejores ojos y se animarán a llamarte a entrevista.

6) Tu CV ocupa más de 2 hojas. Nuevamente: ponte en el lugar del entrevistador. Recibe cientos de candidaturas al día y si le entregamos un libreto de 10 hojas, conseguiremos que pierda la atención y se olvide de nosotros. Haz un ejercicio de síntesis: resalta sólo las experiencias más relevantes y que más valor puedan aportar al puesto al que estás optando. También puedes probar a incluir un código QR.

7)No resaltas tus logros. Todo el mundo conoce las funciones de un administrativo o de un comercial. Aunque está bien que las enumeres, no te quedes ahí: incluye logros conseguidos, proyectos en los que destacaste, reconocimientos… es ahí donde estriba el valor añadido. Por ejemplo: “en mi etapa como administrativo diseñé una herramienta de excel que permitió procedimentar las reservas de viajes en la empresa con sólo unos clicks”

8)Tienes mala reputación online. Muchas veces, los entrevistadores introducen tu nombre en Google antes de llamarte para una entrevista. Si lo que encuentran es un perfil de Facebook abierto, lleno de fotos en las que apareces en bañador, bebiendo cerveza o tocando temas controvertidos (política, religión, etc), es muy posible que la empresa te descarte. En general, se buscan personas discretas, que sepan guardar bien su privacidad, pues ello denota que la empresa podrá confiar en ellos.

9)No utilizas Redes Sociales. Es el otro extremo. Hay que ser discreto, pero eso no quiere decir que no haya ni rastro de nosotros en la red. Un perfil profesional bien armado en Linkedin y Twitter, incrementará notablemente nuestras posibilidades de éxito.

10)Tu correo electrónico no es profesional. Parece una tontería, pero ¿sabes cuántos CV se reciben al día con e mails coloquiales e infantiles? Brujita28 o Vivalacerveza no son opciones válidas para incluir como contacto profesional. Crea una cuenta con tu nombre y apellidos en dominios generalistas como Gmail o Hotmail. Algo tan sencillo causará mucho mejor impresión en la empresa en la que queremos trabajar.

11) Fallas en la entrevista de trabajo. Si tu búsqueda está siendo acertada y tu CV está a la altura, entonces, seguramente, estés fallando en la fase final: la entrevista de trabajo. Salir airoso de la misma no siempre es sencillo, pero hay una serie de pautas que puedes trabajar: ser puntual, vestir adecuadamente, ir bien documentado sobre la empresa y nunca, bajo ningún concepto, hablar mal de experiencias anteriores. Te recordamos los 10 mandamientos de la entrevista de trabajo.

 

 

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Cómo evitar ofertas de empleo falsas o fraudulentas

Es fundamental aprender a detectar las características de las ofertas de empleo falsas o fraudulentas,..

Read more

Cómo evitar ofertas de empleo falsas o fraudulentas

Es fundamental aprender a detectar las características de las ofertas de empleo falsas o fraudulentas, pues sólo te harán perder tiempo, dinero e incluso pueden acarrearte consecuencias más graves…

Recientemente leíamos el titular “estafan a un centenar de personas en una oferta de empleo“. Por desgracia, este es sólo un ejemplo de las numerosísimas ofertas de empleo falsas o fraudulentas que circulan por la red, una práctica que irrumpió con mucha fuerza con la crisis económica y que, a día de hoy, ya se ha hecho un hueco en el mundo online.

 ¿Por qué existen las ofertas de empleo falsas? ¿quién está detrás de ellas?

La respuesta es muy clara: ciberdelincuentes que quieren obtener dinero de manera muy directa, o bien información personal para vender a terceros.

¿Cómo evitar ofertas de empleo falsa o fraudulentas?

Estas prácticas proliferan sobre todo en el mundo online (internet). En general, mira con lupa toda oferta que no provenga de portales de empleo reconocidos, agencias de colocación, organismos públicos o personas de confianza. Además…

1)Ojo con los correos capciosos. Desconfía de los mails, de remitente desconocido, que prometan sueldos muy elevados sin moverte de casa y/o que contengan frases grandilocuentes como “consigue dinero de forma instantánea”, “gran oportunidad de negocio” o “salario fijo más comisiones“… expresiones tan llamativas  son siempre  sospechosas.  Estos correos “falsos” suelen proceder de dominios generalistas (hotmail, gmail, etc). Si realmente se tratara de una empresa, tendrían su correo corporativo.

2)Nunca pagues nada por adelantado.  En los últimos años, se han publicado muchas ofertas de empleo para trabajar en el extranjero, que exigen el pago de una cuota previa.  Como gancho, suelen utilizar imágenes y testimonios que nos inspiran confianza, por ejemplo, de personas como nosotros que ya se han animado a hacerlo y ahora son felices.  Cuidado: sólo quieren que piquemos y  abonemos la cuota a través de plataformas que no dejan rastro. Una vez paguemos el dinero, no volveremos a saber nada de la supuesta “empresa”. Además, también existe el engaño “local”: hay ofertas para trabajar en nuestra misma ciudad que solicitan un depósito de dinero para gastos administrativos o envío de material. No te fíes. Ninguna empresa de confianza solicita pago previo a los candidatos.

3)Desconfía de las fórmulas milagrosas para “hacerte rico”. A todos nos suena: “¿Necesitas dinero extra y no sabes cómo obtenerlo? ¿Estás harto de tu jefe y te gustaría empezar de cero? Yo antes estaba en tu misma situación, pero descubrí un método para ganar dinero de forma sencilla, y sin apenas esfuerzo ¿sabías que hay empresas dispuestas a pagarte hasta 20 euros sólo por responder a una encuesta?” . En los últimos años, han proliferado webs que intentan empatizar con el usuario, prometiéndole el oro y el moro por tareas tan sencillas como responder encuestas. No te dejes embaucar, son falsas. SIEMPRE.

4)Cuidado si te proponen revender artículos. Si encuentras alguna oferta que te propone comprar productos para luego revenderlos y ganar mucho dinero, sospecha. Esta práctica recibe el nombre de “negocio piramidal” y es una estafa: aunque te propongan ganar dinero, en realidad tú eres el cliente de la empresa y puedes acabar arruinado.

5)Nunca llames ni mandes SMS a teléfonos desconocidos. Existen ofertas en portales de empleo que piden trabajadores, generalmente de baja cualificación, a los que les proponen llamar a un número de teléfono para obtener más información sobre la oferta. Es una trampa: una vez marcas el número, no te lo cogerá nadie, sino que se te derivará a otro número de tarificación especial, mucho más caro (un prefijo habitual es el 806). De igual modo, hay ofertas que nos proponen enviar un SMS  para contactar con la empresa, pero estos mensajes no sólo no son respondidos, sino que tienen tarifa premium (coste superior a 1 euro)

6)Nunca actúes de mediador en transacciones bancarias: es un FRAUDE

Una de las estafas más peligrosas consiste en asegurar al demandante de empleo grandes ingresos económicos si actúa como mediador en transacciones internacionales, transfiriendo dinero a su cuenta bancaria y moviéndolo a otra entidad, quedándose con una comisión. En realidad, lo que el usuario está haciendo es ser cómplice de un delito de blanqueo de capital que, incluso, podría acarrear pena de prisión.

7)Desconfía cuando las condiciones de una oferta son extraordinarias

¿Has recibido correos o virales de ofertas que prometen sueldos muy por encima del mercado, sin tener una cualificación elevada? Suelen incitarte a responder y a proporcionar algunos datos personales. Pero lo que realmente intentan es “robar” tus datos personales y venderlos a terceros, que te llenarán de spam tu correo electrónico.

8)Si te piden que adelantes fotos para un casting de modelos, ¡ojo!

Verifica que la fuente es de confianza (una empresa, una agencia de colocación, etc). Pues en ocasiones, se trata de anunciantes que buscan material audiovisual para usar en páginas de contacto, normalmente en otro país.

Si te has visto afectado por una oferta fraudulenta o detectas alguna, no dudes en denunciarla en la Inspección de Trabajo:

www.empleo.gob.es/itss/web/Atencion_al_Ciudadano/Como_denunciar_ITSS.html.

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Cómo superar la depresión por desempleo

5 de octubre, Día Europeo de la Depresión En los últimos años, se ha hablado..

Read more

Cómo superar la depresión por desempleo

5 de octubre, Día Europeo de la Depresión

En los últimos años, se ha hablado mucho de los efectos que la crisis ha tenido sobre la economía doméstica de los españoles y en cómo hemos tenido que apretarnos el cinturón para afrontar  gastos básicos como la vivienda, la alimentación o la gasolina.

Menos se ha profundizado en cómo la situación económica y, más concretamente, el desempleo, han impactado en la salud emocional de las personas. Trabajar no sólo satisface nuestras necesidades primarias, sino que tiene un componente imprescindible de autorrealización: supone la forma más evidente de crecimiento personal, autoestima y, en definitiva, de  felicidad.

Freud: “Una persona está mentalmente sana cuando es capaz de amar y de trabajar”

A pesar de la recuperación económica, las cifras siguen siendo preocupantes: el 55% de los desempleados en España son de larga duración, es decir, lleva más de un año sin encontrar trabajo. Este tiempo prolongado de desempleo puede tener un impacto negativo en la salud emocional , derivando en el autoestigma y propiciando que las personas en esta situación se retraigan en sus relaciones familiares y sociales.

¿Cómo nos afecta el desempleo de larga duración?

  • Depresión o bajo estado de ánimo: el paro de larga duración puede generar desaliento y desmoralización. Si estos sentimientos se mantienen de forma prolongada, pueden derivar en  depresión: el desempleado pierde la ilusión y la capacidad de encontrar sentido a su vida.
  • Incertidumbre: tras muchos meses sin encontrar empleo,  puede aflorar una sensación de inseguridad que  genera estrés, indefensión y  y temor. Estos sentimientos son muy paralizantes y merman la capacidad de respuesta y  de acción.
  • Falta de expectativas: si el esfuerzo por encontrar empleo no da sus frutos, es habitual perder la esperanza y la confianza en uno mismo. La ausencia de expectativas lleva a no plantearse metas y, ¿qué es la vida sin objetivos? Los objetivos son nuestro motor.
  • Angustia/ansiedad: algunos desempleados de larga duración entran en un estado de tensión permanente que les lleva a sentir ansiedad y a sufrir todo lo que ésta conlleva: mal descanso nocturno, debilitamiento de la salud, etc.
  • Sensación de culpa y vergüenza: no son pocos los desempleados que se sienten directamente responsables de su situación de desempleo, tomándolo como un fracaso personal.
  • Exclusión social: la ausencia de ingresos, junto a un deteriorado estado de ánimo  provocan que la persona se aísle de sus redes sociales (familia, amigos, conocidos, etc).
  • Pérdida de rutinas. Los hábitos y rutinas, como el cumplimiento de unos horarios laborales, nos ayudan a equilibrar nuestra vida y a estabilizarla. Por el contrario, el desempleo prolongado puede conducir a la pérdida de hábitos, y a un desorden general en nuestro día a día, mermando cada vez más nuestra fuerza de voluntad.

En definitiva, el desempleo de larga duración nos puede llevar a una espiral de desánimo y depresión, que merma nuestra capacidad de acción y nuestra voluntad, paralizándonos.

Cómo superar la depresión por desempleo

Si sientes que has entrado en esta espiral de depresión, lo primero que debes hacer es reconocerlo. Después, hacer lo posible por salir de la misma. Porque te interesa, porque si no te esfuerzas por salir de esta situación, nadie lo hará por ti. Ahora más que nunca, tienes que quererte y asumir un compromiso contigo mismo. Antes de nada, debes asumir que salir de la depresión es un proceso. No esperes resultados de la noche a la mañana, date tiempo para sentirte mejor y no te obsesiones con obtener resultados inmediatos. Te proponemos seguir las siguientes pautas, por este orden:

1) Habla con una persona de confianza. Lo primero que debes hacer es desahogarte y  decir cómo te sientes. Busca a una persona cercana en la que apoyarte: un familiar o un amigo. Verbalizar tus sentimientos y sentirte escuchado te ayudará a objetivizar las circunstancias y a descargarte de negatividad.

2) Racionaliza la situación. Cuando estamos deprimidos, sea cual sea la causa, nos invaden pensamientos negativos con una carga inmensa de subjetividad. Te proponemos hacer un ejercicio de abstracción y objetivar la situación, para reconvertir estos pensamientos. Por ejemplo: “llevo más de 2 años en paro,  es imposible encontrar trabajo, no sirve de nada que me esfuerce”, podría derivar en–> “es verdad que llevo 2 años en paro, es verdad que el panorama a veces es desalentador. Pero también es verdad que hay cosas que aún no he intentado. Merece la pena hacer un esfuerzo, hay otras personas que lo han conseguido, ¿por qué voy a ser yo menos?”

3) Desecha las excusas: No inventes excusas para protegerte y no pasar a la acción. “Que el país está muy mal” o que “soy demasiado mayor” son sólo pretextos para no salir de tu zona de confort. Recuerda que las excusas no te ayudan,  así que desármalas y no te conformes con ellas.

4) Detén los pensamientos negativos. Inevitablemente, la depresión nos lleva a encadenar pensamientos negativos que nos acabamos creyendo. “No valgo nada”, “no estoy hecho para trabajar”, ” nadie me quiere”. Reconoce estos pensamientos y, tan pronto asomen por tu cabeza, aplica la técnica de “parada de pensamiento”: para empezar, busca un “interruptor” para detener estas reflexiones. Por ejemplo, da una palmada o pellízcate. A continuación, cambia la tarea que estás realizando: ponte a cocinar, llama a un amigo, ve a dar un paseo… al principio te pasarás el día interrumpiendo pensamientos, pero después tu mente se acostumbrará a desecharlos y a no prestarles atención.

5) Vive el momento. No te anticipes a lo que puede pasar y huye de los “¿y si…?” (“¿y si mi pareja también pierde el empleo? ¿y si mi familia me da la espalda por no tener trabajo?).  De nada sirve hacer futuribles y plantear situaciones que no existen. Lo único tangible es el aquí y el ahora. Piensa en qué puedes hacer para estar mejor en el momento actual. ¿Que te vendría bien dar un paseo? Pues lo das. ¿Que una película te ayudará a distraerte? Pues la ves. Poco a poco, si vas realizando tareas, normalizarás tu día a día y pronto te atreverás con la búsqueda de empleo.

6) Explota tus aficiones. Seguro que hay muchas cosas que disfrutas haciendo y a las que, normalmente, no has podido dedicar todo el tiempo que te gustaría. Lectura, cocina, senderismo… busca aquello que te haga sentir bien y dedica tiempo a hacerlo, pues mejorará tu autoestima y podrás afrontar con más ilusión la búsqueda de empleo.

7) Realiza actividad física. Andar, correr, nadar, hacer deporte… libera endorfinas y mejora de forma natural nuestro estado de ánimo.  Dedica, al menos, una hora al día a estar activo.

8) Socialízate. Estar con la gente es un distractor natural: te ayudará a evadirte, te sentirás acompañado y mejorará tu ánimo de forma natural.

9) Repasa tus fortalezas, ¡tienes muchas! La característica esencial de la depresión es una merma de la autoestima: tendemos a olvidar lo que valemos. No lo permitas. Enumera en un papel todas tus cualidades y haz una lista de logros que has alcanzado en tu vida. Hacer memoria te ayudará a recordar que tienes muchos valores y te cargará de energía para afrontar nuevos retos.

10) Planifica tu rutina.  Ordenar tu día a día te ayudará a encontrar equilibrio y estabilidad. Establece unos horarios fijos para buscar trabajo, con tareas específicas y esfuérzate por cumplirlo.  Si eres constante, en unos días notarás el efecto positivo que el hábito tiene en tu estado físico y psicológico.

11) Déjate acompañar por nuestras guías gratuitas. Te proponemos utilizar los siguientes manuales, que te ayudarán en el camino hacia el empleo:

El siguiente vídeo refleja a la perfección como se siente una persona con depresión. Te animamos a deshacerte del “perro negro” del desempleo:

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Lo que el cabello dice de ti a tu futuro jefe

Enmarcado en la semana “Yo Quiero Yo Puedo”, en la Fundación Adecco hemos recibido la..

Read more

Lo que el cabello dice de ti a tu futuro jefe

Enmarcado en la semana “Yo Quiero Yo Puedo”, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de Peluqueros Unidos de Madrid, quienes nos han ofrecido claves muy interesante sobre la psicología del cabello: ¿qué imagen transmitimos en función de nuestro peinado, corte y color de pelo? En realidad, el cabello dice mucho más de lo que imaginamos y puede marcar la diferencia en una entrevista de trabajo. Por ello, es muy importante que prestemos atención a nuestro look capilar en un proceso de selección.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta unos básicos:

  • Independientemente del look que escojamos, lo más importante es transmitir higiene : el cabello tiene que estar limpio y parecerlo.
  • Hay cortes, peinados y colores admisibles para un tipo de puestos e inadmisibles para otros, por lo que recomendamos apostar siempre por un “look comodín” que sirva tanto para optar a un puesto de reponedor como de director financiero.  ¿Cómo es este look comodín? Para responder, apliquemos el sentido común: nada de colores estridentes en el cabello ni peinados demasiado atrevidos. Mejor apostar por peinados standard (chicos con el pelo corto y chicas con el pelo de diferente longitud, pero siempre peinado). Nada de crestas, cortes desiguales (rapado por un lado y por el otro no) y otras modas del momento.  Con el look comodín, siempre acertaremos, ¿para qué arriesgarnos con una imagen que puede intimidar a la empresa?
  • Los chicos deben llevar la barba afeitada o, si la tienen, debe estar siempre cuidada.  La barba de 3 días puede ser muy apropiada para irse de cañas con los amigos, pero no para una entrevista de trabajo.
  • El pelo rapado no es adecuado para una entrevista de trabajo. Podemos llevarlo moderadamente rapado sólo en el caso de que no tengamos mucho pelo.
  • Cuidado con los adornos capilares (horquillas, diademas, etc) Si los llevamos de forma discreta y elegante podemos resultar detallistas y creativos. Pero si resultan excesivos, proyectaremos una imagen estridente e invasiva.

Teniendo en cuenta estas premisas, podemos llevar el look que queramos a una entrevista de trabajo. Sin embargo, expertos en psicología del cabello, asocian los distintos estilos a diferentes personalidades. No hay ninguno mejor ni peor, simplemente debemos encontrar el nuestro, el que nos haga sentir más cómodos y más nosotros mismos. Las pautas que planteamos a continuación se centran en lo que transmitimos en una entrevista de trabajo, en función de nuestro cabello, pero no tienen por qué coincidir con nuestra personalidad. Es decir, de nada sirve apostar por uno de estos looks, si luego no demostramos las competencias a él asociadas.

PSICOLOGÍA DEL CORTE (aplicado a mujeres. Hombres siempre “look comodín” para las entrevistas)

  • La melena larga sugiere seguridad en una misma y sentido de la responsabilidad. Según nos cuentan los esteticistas profesionales, es ideal para puestos que exijan autonomía y toma de decisiones.
  • La media melena se asocia con mujeres estrictas, que luchan por alcanzar sus metas y que tienen una gran fuerza interior. Puede ser una buena opción para puestos que exijan responsabilidad y liderazgo.
  • El pelo corto transmite una imagen de mente abierta y se asocia con la honestidad.  Suele asociarse con puestos cara al público que impliquen trato humano.

PSICOLOGÍA DEL PEINADO

  • El pelo liso transmite seguridad, cercanía y preocupación por los detalles.  Se asocia con puestos cara al público y con funciones que implican trato humano.
  • El pelo ondulado transmite energía, fortaleza y espíritu libre. Ideal para puestos que exijan creatividad  e imaginación.
  • El pelo rizado se asocia con personalidades fuertes, con liderazgo e intuición.  Es un look que encajaría con empleos que exijan liderazgo, innovación y persuasión. Por ejemplo, comerciales.
  • Una coleta (si es alta y está bien peinada) se asocia con mujeres con las ideas claras y que tienen objetivos. Aplicado a la empresa, estas competencias pueden encajar en casi todos los empleos.
  • La raya peinada a la derecha transmite honestidad, seriedad y compromiso y puede influir positivamente para acceder a puestos rutinarios y que exijan metodicidad.
  • La raya peinada a la izquierda, por el contrario, se asocia a personalidades fuertes, eficiencia y rapidez. Es un look muy típico en el ámbito de las finanzas.
  • La raya en medio se asocia a personas equilibradas, responsables y de confianza.

PSICOLOGÍA DEL COLOR

  • El color oscuro se identifica con seriedad, energía y cierto misterio. Para puestos creativos como diseño o publicidad, podría favorecernos.
  • El castaño se asocia con inteligencia, buen juicio y sentido común (pero recuerda, luego hay que demostrarlo).
  • El rubio se asocia a personas inquietas, dinámicas y decididas. Podría favorecernos para puestos que impliquen actividad y polivalencia.
  • Las mechas se asocian a personas intuitivas, que aceptan el riesgo y saben salir de su zona de confort, con lo que también podría beneficiarnos en multitud de puestos de trabajo.

Estas pautas son muy genéricas y se basan en las conclusiones que han extraído psicólogos expertos en imagen. Sin embargo, nosotros nos quedamos con una idea: no importa tanto cuál sea tu corte o tu peinado, lo importante es que confíes en tus competencias y las pongas en valor en las entrevistas de trabajo.

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te alimentas bien, encontrarás antes empleo

Enmarcado en la semana “YoQuieroYoPuedo” para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la..

Read more

Si te alimentas bien, encontrarás antes empleo

Enmarcado en la semana “YoQuieroYoPuedo” para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de la Asociación de Dietética y Nutrición en España.  Tras asistir a su charla, hemos sacado una conclusión: somos lo que comemos. Y aunque a priori parezca que la alimentación nada tiene que ver con la búsqueda de empleo, en realidad tiene una estrecha relación.

  • En primer lugar, porque la dieta sana suele llevar aparejados unos hábitos de vida saludables como la actividad física. Todo ello se refleja en la imagen que proyectamos al exterior, que será más agradable, más  cuidada. Causaremos mejor impresión a la empresa.
  • En segundo lugar, y el más importante, porque la dieta tiene un alto impacto en nuestro estado emocional. Y de sobra es sabido que nuestro ánimo es el pilar fundamental sobre el que debe edificarse nuestra búsqueda de empleo: si estamos contentos buscaremos con más ilusión y esfuerzo, con lo que tendremos muchas más posibilidades de éxito. Pero ¿cómo influye nuestra alimentación en el estado anímico?

– El exceso de grasa acarrea digestiones pesadas que nos predisponen al mal humor.

– Comer a deshoras y abusar de snacks como bollería, patatas fritas o refrescos nos proporciona un “subidón” inmediato, pero después se produce un “efecto rebote” que nos hace sentir fatigados y desganados, lo que nos lleva de nuevo a la rueda de picar otro insano tentempié. Esto a su vez conduce a otros problemas como el sobrepeso, la dejadez o la falta de confianza en uno mismo.

– Si por el contrario apostamos por una dieta saludable, comiendo un poco de todo, en pequeñas cantidades y siempre a la misma hora, nuestra mente se equilibrará, nos sentiremos mejor físicamente y mejorará nuestra salud emocional.

Pero, ¿qué hábitos nos pueden ayudar a mantener una dieta y un estilo de vida saludable?

  • Agua. Es muy importante beber, al menos, 8 vasos al día. Mejora nuestra circulación sanguínea, acelera el metabolismo y elimina toxinas, lo que tiene un importante efecto en nuestro rendimiento.
  • Bollería industrial y refrescos, los justos. Contienen mucha azúcar y nos proporcionan una energía muy inmediata, pero son calorías vacías. Al poco tiempo de ingerirlos nos sentimos, de nuevo, fatigados: nuestro cuerpo nos pide volver a comer. Además, acarrean problemas de salud como el colesterol y el sobrepeso. Piensa que esta alimentación nos proporciona un sabor inmediato y una experiencia sensorial muy fugaz, pero nos daña en el largo plazo.
  • Los mejores tentempiés son lácteos bajos en grasa (yogur desnatado), una pieza de fruta, frutos secos o un sandwich de pan integral.
  • Incluir, en las principales comidas, una pieza de fruta: desayuno, comida, merienda y cena. Es decir, 4 al día. La fruta tiene la función de regular nuestro organismo. Por establecer un paralelismo, actúa como los semáforos en las carreteras, ¿acaso podríamos dejar un día entero una calzada sin semáforos?
  • En la comida principal del día, la mitad del plato debe ser ocupada por la verdura; el otro cuarto por pasta, arroz u otros hidratos de carbono y el cuarto restante por proteínas como carne o pescado.
  • Huir del sedentarismo. Camina, al menos, una hora al día.

Seguir estas pautas nos ayudará a llevar un estilo de vida saludable, asociado con estados de ánimo positivos y con decisiones más acertadas.

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Cómo actuar en caso de emergencia en el puesto de trabajo

Enmarcado en la semana #YoQuieroYoPuedo, para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la..

Read more

Cómo actuar en caso de emergencia en el puesto de trabajo

Enmarcado en la semana #YoQuieroYoPuedo, para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de la Policía Muncipal y de Madrid 112. Además, hemos visitado la instalaciones del Parque de Bomberos. Los representantes de estos cuerpos de seguridad y emergencia nos han ofrecido algunas claves para evitar accidentes y cómo actuar en caso de que se produzcan.

En el traslado al puesto de trabajo

La Policía Municipal lo ha dejado claro: los peatones somos la parte más débil del tráfico. Por tanto, hemos de ir muy atentos en nuestro desplazamiento a la empresa, siguiendo unas pautas básicas que se conviertan en buenos hábitos:

  • Evitar llevar puestos los cascos de música y, si los llevamos, dejarnos sólo uno puesto. Así, en caso de que un coche nos pite, podremos oírle.
  • Cuando vayamos a cruzar una calle, hemos de mirar  primero el semáforo (si lo hay) y después a los coches. Es decir, aunque el semáforo esté en verde, no podemos “tirarnos” a la carretera sin asegurarnos de que no pasa ningún vehículo.
  • No seguir nunca a otros peatones. A veces, por inercia, seguimos a personas que cruzan aunque el semáforo está en rojo o pasen coches. Es peligroso. No debemos cruzar si no hemos comprobado personalmente que el semáforo está en verde o la calzada está libre de vehículos.
  • Poner especial atención cuando pasamos delante de garajes: a veces, los coches que salen no nos ven.
  • No utilizar el whatsapp mientras circulamos por la calle y, mucho menos, cuando esperamos en un paso de cebra o cruzamos una carretera. Puede distraernos  y quedaremos desprotegidos ante posibles peligros.
  • Si vamos al trabajo en autobús, saludaremos al conductor y podemos preguntarle alguna duda, pero no le entretendremos con demasiada conversación: podemos distraerle y poner en peligro a nosotros y a los demás pasajeros.
  • Tanto en el autobús, como en el metro o tren, nuestro tono de voz debe ser moderado: no debemos hablar alto ni cantar.
  • Una vez dentro del transporte (metro, autobús, tren) , si escuchamos música, siempre debemos llevar puestos los cascos, para no molestar a otros pasajeros.

En la empresa, en caso de incendio

Los Bomberos nos han trasladado algunas claves sobre cómo actuar en caso de incendio. Se deben poner en práctica tanto en nuestro puesto de trabajo como en nuestra propia casa:

Si en nuestro edificio se produce un incendio, lo primero que debemos averiguar es en qué planta se ha ocasionado:

  • Si se produce en nuestro mismo piso, saldremos a la calle de forma ordenada y, una vez allí, llamaremos al 112 (teléfono de emergencias gratuito). Nos olvidaremos de nuestras pertenencias y objetos materiales en general: si perdemos tiempo recopilándolos, podemos poner en peligro nuestra vida.
  • Si se produce en otra planta, no saldremos del edificio bajo ningún concepto: podríamos ahogarnos con las llamas por el camino (mucha gente muere en las escaleras, intentando escapar). La actuación correcta en este caso es, primero, protegerse: (cerrar bien las ventanas, cubrir la parte de abajo de las puertas con toallas) y después llamar al 112, esperando a que los cuerpos de seguridad acudan a nuestro rescate.
  • Nos agacharemos protegiendo nariz y boca, pero nunca nos esconderemos en armarios u otros lugares cerrados. Podríamos dificultar el rescate en caso de que los bomberos tengan que entrar a por nosotros.
  • Si tenemos algún tipo de discapacidad, se lo comunicaremos a los profesionales de emergencia (112, Bomberos) para que puedan darnos el apoyo que necesitemos.

En caso de cualquier emergencia, PAS y 112

Siempre que estemos ante una emergencia: incendio, desprendimiento de un edificio, desmayo de un compañero que no reacciona, etc, lo primero que debemos hacer es aplicar la conducta PAS (proteger, avisar y socorrer). Esto último sólo en caso de que seamos profesionales.

El modo de avisar es a través de  un teléfono universal que nos facilitará resolver la situación lo antes posible: el 112. No hay que perder el tiempo buscando el número de la Policía, del SAMUR y otros, ya que los profesionales del 112 se encargarán de redirigir nuestra emergencia a la unidad correspondiente.

  • El 112 es un número muy fácil de recordar y además hay trucos: tenemos 1 boca, 1 nariz y 2 ojos: 112
  • Es un teléfono completamente gratuito
  • Funciona desde cualquier teléfono, aunque esté bloqueado o no tengamos datos activados.
  • Se atiende a personas en 80 idiomas diferentes.
  • Dispone de un sistema para personas con discapacidad auditiva: si se dan de alta en la asociación correspondiente,  las indicaciones del operador se convertirán automáticamente en mensaje de texto.
  • Cuando llamemos, lo primero que nos preguntarán es DÓNDE estamos y después QUÉ emergencia tenemos. Aunque estemos nerviosos, hemos de dejarnos guiar por el operador  y escuchar sus indicaciones, pues él nos preguntará toda la información necesaria para ayudarnos en el menor tiempo posible.
  • En caso de que no sepamos donde estamos exactamente, hemos de buscar puntos de interés cercanos como colegios, plazas o iglesias. Como curiosidad, todas las paradas de autobús tienen, en su parte superior, una pegatina azul con un código, que sirve para localizar.
  • Es muy útil tener descargada en el móvil la aplicación My112 (gratuita). Funciona en 6 Comunidades Autónomas: Madrid, Castilla León, Castilla la Mancha, Cataluña, Baleares y Melilla. Esta aplicación  recibe, en tiempo real, avisos de emergencias cercanas a nuestra posición e información actualizada de las mismas en el momento de producirse. El sistema envía automáticamente nuestra ubicación, de modo que cuando el operador nos atiende, ya sabe donde estamos y ahorramos tiempo, lo que puede salvarnos la vida.

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Cómo utilizar las Redes Sociales de forma segura en la búsqueda de empleo

Enmarcado en la semana #YoQuieroYoPuedo, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de empleados..

Read more

Cómo utilizar las Redes Sociales de forma segura en la búsqueda de empleo

Enmarcado en la semana #YoQuieroYoPuedo, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de empleados voluntarios de Sage, que han explicado a 30 personas con discapacidad intelectual cómo utilizar las Redes Sociales de forma segura.

Las Redes Sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, etc) se han convertido en una parte esencial de nuestro día a día. Por simplificar, las Redes Sociales no son más que una forma de comunicarse entre personas que tienen un interés común, relación o actividad a través de Internet, donde tienen lugar  encuentros sociales mediante la comunicación en tiempo real, aunque también puede darse la comunicación diferida.

Las Redes Sociales son un complemento a las relaciones cara a cara y también una forma de mantenernos en contacto con familiares y amigos a los que tenemos lejos. Sin embargo, en los últimos años, estamos asistiendo a un fenómeno llamado “oversharing”, que se define como el síndrome de compartir cada detalle de nuestra vida diaria, sea bueno o malo, de gran importancia o de escasa relevancia.  Esta manifestación tiene muchos riesgos y puede acarrear consecuencias negativas en nuestra vida personal y en la búsqueda de empleo.

Riesgos del “oversharing” en nuestra vida personal:

  • Grooming:  Consiste en ganar la confianza de menores por parte de adultos con el fin de obtener fotos o vídeos de ellos en actitudes sexuales, para establecer encuentros posteriores o chantajearlos. Para evitarlo, es muy importante no chatear con desconocidos (y ni mucho menos utilizar la webcam), no utilizar nuestro nombre y edad en el nick (por ejemplo, Irene24) y tapar la webcam cuando no la estemos usando (existen programas informáticos capaces de espiarnos).
  • Sexting: Consiste en el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o vídeos) producidos generalmente por el remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles. Si bien su recepción no es delito, su redistribución sí lo es. Para evitarlo, es muy importante no producir este tipo de contenidos (si no existe, no hay riesgo), no colaborar en su expansión (si lo recibimos de otra persona, lo borraremos de inmediato) y no provocarlo, es decir, no pedirle a nadie que grabe un vídeo de estas características.
  • Phishing o suplantación de identidad. Es un modelo de abuso informático caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria).  La principal recomendación para evitarlo es tener cuidado con las redes Wifi abiertas, pues no  siempre son seguras. No sabemos de dónde procede ni quién maneja esta conexión. Lo mejor es no probarla. Si en algún momento necesitamos conectarnos al wifi de un restaurante, hotel o autobús, es mejor no loggearse en ninguna cuenta, pues algún pirata informático podría hacerse con nuestra contraseña y hackeárnosla.

Riesgos del “oversharing” en la búsqueda de empleo

¿Sabías que el 86% de los reclutadores mira las Redes Sociales de sus candidatos potenciales, antes de contratarlos? El motivo es que la empresa quiere saber a qué tipo de persona va a incorporar a su plantilla y si conecta con su misión, visión y valores.  Si tenemos nuestro Facebook abierto y la empresa puede acceder a  nuestras fotos de este verano en bañador, tomándonos un mojito, probablemente pensará que no somos discretos y que no podrá fiarse de nosotros si nos contrata, lo que puede conducir al descarte automático. Muy sonado fue el caso de aquella chica de Texas que perdió su empleo antes de empezar, por quejarse en Twitter del nuevo trabajo que acababa de conseguir. Este tuit fue visto por sus jefes que, rápidamente, la despedieron.

Además, muchas veces tenemos agregados como amigos a compañeros de trabajo, incluso jefes, que pueden acceder a toda nuestra información, por lo que es importante no compartir contenidos comprometidos que nos puedan granjear enemigos.

Para evitar que las Redes Sociales nos perjudiquen a nivel laboral, es muy importante:

  • Restringir al máximo la privacidad, de forma que sólo nuestros amigos puedan ver lo que compartimos.
  • Hacer “limpieza” de contactos cada 2 meses: ¿realmente todas las personas que tenemos agregadas son nuestros amigos? Si apenas les conocemos, no tenemos por qué tenerles en nuestro círculo de confianza.
  • No hablar de temas controvertidos: política, religión, fútbol, sexo, etc.
  • Ser siempre respetuoso cuando comentamos fotos o mensajes de los demás.

No hay que olvidar que buscar empleo en Redes Sociales es importante, pero hay que saber cómo. Te lo recordamos en este post: por qué es tan importante buscar empleo en Redes Sociales.

Por último, un apunte especial para Whatsapp: esta aplicación se ha convertido en el medio de comunicación esencial de las familias, grupos de amigos, etc. Sin embargo, tenemos que tener cuidado con su uso a nivel profesional. Muchas empresas, nos llaman para realizar entrevistas de trabajo desde números de teléfono que parecen móviles, pero que en realidad son centralitas. Si vamos a llegar tarde a una entrevista de trabajo o nos ha surgido un imprevisto y no podemos acudir, hemos de contactar con la empresa por la misma vía que ella lo hizo con nosotros. Es decir, si nos llamaron por teléfono, nosotros también les llamaremos a ellos, pero nunca mandaremos un whatsapp. Primero, porque es posible que nunca lo reciban, al tratarse de un teléfono central y, segundo, porque no es un canal formal y puede resultar un poco intrusivo (la empresa podría ofenderse).

En resumen, éstas son las recomendaciones que debemos seguir para utilizar las Redes Sociales de forma segura, tanto en nuestra vida personal como en la búsqueda y mantenimiento del empleo:

1.No difundas información personal en tus perfiles de redes sociales (teléfonos, direcciones, etc.)

2.Nuestra contraseña debe ser segura y robusta: debemos tener una diferente para cada uno de los servicios utilizados. Además, no la compartiremos con nadie (ni familiares, ni pareja ni amigos): nuestra contraseña es sólo nuestra.

3.Ajustaremos al máximo los parámetros de privacidad, de modo que nuestro contenido sólo sea accesible a los contactos que tenemos agregados.

4.Debemos elegir bien la red social donde decidamos estar, temática o general, dando la información que queramos compartir.

5.En Redes Sociales, no utilizaremos nuestros datos bancarios para hacer nuestras compras y/o pagos: sólo los haremos a través de medios  seguros y securizados (https con certificados válido).

6.Cuando publiquemos una fotografía o vídeo en nuestra red social, deberemos tener en cuenta que hemos aceptado previamente la cesión de los derechos  a la propia red social, quien podrá utilizarla sin nuestro permiso.

7.No aceptaremos en nuestras redes sociales a desconocidos.

8.No realizaremos descargas que nos propongan desconocidos ni accederemos a links propuestos por quien no conocemos mediante mensajería privada o general.

9.En Internet, como en las redes sociales, no siempre se dice la verdad: no nos creamos todo lo que vemos o todo lo que nos dicen.

10.Debemos tener mucho cuidado en entornos no seguros: equipos compartidos o públicos y redes WiFi no confiables.

11. Aunque las personas que tenemos agregadas en nuestra red son nuestros amigos, no hay que colgar nunca contenido demasiado íntimo ni entrar en temas controvertidos que nos pueden acarrear problemas, por ejemplo, para la búsqueda y mantenimiento del empleo (política, religión, fútbol, etc)

 

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Proceso sobre la capacidad de las personas, en lectura fácil

Dentro de la semana #YoQuieroYoPuedo, para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la..

Read more

Proceso sobre la capacidad de las personas, en lectura fácil

Dentro de la semana #YoQuieroYoPuedo, para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de AMTA (Agencia Madrileña de Tutela para Adultos), con el objetivo de acercarles esta realidad jurídica y cómo les afecta en su día a día, particularmente en lo que respecta a la firma de documentos. Hemos establecido algunas pautas, en lectura fácil, que pueden ayudar a todas las personas con discapacidad intelectual a entender mejor su significado:

  • ¿Qué es un proceso sobre la capacidad de las personas? Es una herramienta judicial que sirve para PROTEGER a las personas de posibles abusos. En general, la gente de nuestro alrededor  es buena, pero siempre hay quien nos puede intentar engañar, aprovechándose de una situación de vulnerabilidad. Por ejemplo, si somos mayores o tenemos alguna discapacidad intelectual alguien puede intentar que firmemos algo que  le beneficia, pero que a nosotros no nos conviene.  Gracias a este recurso, tendremos a una persona que nos ayudará y velará por nuestros intereses.
  • No hay que tenerle miedo al proceso pues aunque vayamos al juzgado, no se culpabiliza ni castiga a nadie: sólo se evalúan nuestras capacidades para después proporcionarnos el mejor apoyo en diferentes áreas (toma de decisiones, administración de nuestro dinero, etc).
  • Lo primero que hará el juez será hacernos un examen muy sencillo en el que nos pedirá que leamos, escribamos (si sabemos) y, tal vez, nos pregunte por nuestro futuro. No estará delante nuestra familia, por si queremos contarle algo confidencial . Además, un médico nos hará un chequeo general para evaluar nuestra autonomía.  Es muy importante que durante el proceso nos expresemos, digamos lo que es importante para nosotros. Por ejemplo, votar. La tendencia es a darnos la mayor libertad posible y a que tengamos la máxima autonomía, por lo que tendrán muy en cuenta nuestras preferencias y lo que nos preocupa.
  • Después del proceso se nos asignará un tutor o curador, que puede ser nuestro padre, madre, otro familiar, algún amigo, etc
    • El tutor nos dará apoyo máximo y tomará las decisiones por nosotros, siempre pensando en nuestro beneficio.
    • El curador nos acompañará y asistirá, pero tendremos más autonomía en la toma de decisiones.
  • Tanto el tutor, como el curador nos darán un apoyo proporcional a nuestra capacidad, sin anular por completo nuestra libertad.
  • Si estamos tutelados y conseguimos un empleo, nuestro tutor deberá firmar el contrato con nosotros y tenemos que comunicárselo a la empresa.
  • Si no estamos tutelados y alguien intenta forzarnos a firmar algo con lo que no estamos de acuerdo o que nos genera dudas (ya sea un contrato de trabajo, una suscripción o cualquier tipo de documento), no debemos hacerlo o, si lo hacemos, debemos poner siempre, al lado de la firma, las palabras “No conforme”.

Proceso sobre la capacidad de las personas

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Decálogo Sexualidad y Discapacidad intelectual

Read more

Decálogo Sexualidad y Discapacidad intelectual

(más…)

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Por qué es tan importante buscar empleo en Redes Sociales

Read more

Por qué es tan importante buscar empleo en Redes Sociales

(más…)

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*