Claves para superar una entrevista grupal

¿Qué es una entrevista grupal? Se trata de una modalidad, cada vez más empleada por..

Read more

Claves para superar una entrevista grupal

¿Qué es una entrevista grupal?

Se trata de una modalidad, cada vez más empleada por las empresas, que deciden reunir a sus candidatos potenciales para realizar una primera criba antes de la entrevista con los finalistas. Suelen optar por esta alternativa ante el gran número de candidaturas que reciben para cubrir una oferta.

Estas entrevistas, no sólo se realizan para escoger a puestos de responsabilidad, sino que son cada vez más frecuentes para cualquier tipo de perfil, sobre todo si requiere trato con público. Dentro de estas entrevistas son frecuentes las dinámicas grupales y los role playing.

  • Las dinámicas grupales son técnicas de discusión verbal en las que se pretende evaluar el comportamiento de cada aspirante al puesto: cómo se expresa, cómo se relaciona con los demás, si mantiene coherencia en su discurso… De este modo, el entrevistador puede detectar las competencias que encajan con el perfil que está buscando.
  • Los role playing, por su parte, son técnicas en las que un grupo de personas tienen que interpretar un papel, poniéndose en un caso concreto, de modo que el entrevistador puede valorar cómo actuarían ante una determinada situación.

Sea como fuere el formato de la entrevista grupal, te dejamos algunas pautas que te ayudarán a superarla con éxito:

  1. Expresa tu opinión, analiza,  argumenta, razona y/o convence pero nunca pelees, te acalores o faltes al respeto.
  2. En todas las pruebas, busca siempre que el grupo avance, más que el “lucimiento” personal.  No veas a los demás como enemigos, sino como potenciales compañeros.
  3. Toma la iniciativa y muéstrate participativo. Los reclutadores valorarán que seas el primero en “romper el hielo”, ya que denotará que eres resolutivo y  te implicas en los problemas.
  4. Escucha a los demás y no te obstines con ideas propias. Defiende las tuyas y expón tus argumentos pero recuerda que no hay opiniones mejores ni peores y que todos tenemos derecho a expresarnos.
  5.  No interrumpas: respeta siempre los turnos de palabra y no monopolices la conversación.
  6. No te quedes callado. Hay que encontrar el equilibrio entre hablar mucho y no mediar palabra. Si nos vamos al extremo de no abrir la boca no podremos demostrar nuestras habilidades y daremos impresión de poco implicados.
  7. No te vayas “por los cerros de Úbeda”.  Argumenta con orden y claridad y recuerda que lo bueno si breve, 2 veces bueno. Se valora mucho la capacidad de síntesis (resumir) y el ser capaz de expresarse sin divagar.

Además, no pierdas de vista que:

  •  La presencia es importante. Viste de forma coherente para el puesto. Nunca lleves gorra o chanclas (aunque sea verano) o excesivas sortijas.
  • La comunicación tanto verbal como no verbal dirá también mucho de ti, ¡cuidado con los gestos! Hay “tics” que tenemos que controlar: hurgarnos la nariz, bostezar o movernos mucho.
  • Ensaya frente a un espejo. ¡Los que lo hacen van con ventaja! Así podrás detectar fallos y corregirlos. Recuerda que tienes poco tiempo “venderte”, por lo que es mejor que vayas con la lección aprendida y no dejes lugar a la improvisación.

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

5 recomendaciones para mejorar la empleabilidad en verano

Desde la Fundación Adecco, atendemos  diariamente a cientos de personas que llevan más de un..

Read more

5 recomendaciones para mejorar la empleabilidad en verano

Desde la Fundación Adecco, atendemos  diariamente a cientos de personas que llevan más de un año buscando empleo sin éxito, habiendo detectado que muchas de ellas se sienten en una situación de estancamiento al llevar mucho tiempo sin encontrarlo. Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “los meses de verano pueden constituir un buen punto de inflexión para que los parados de larga duración hagan balance de lo conseguido hasta el momento, de cara a identificar puntos de mejora y redefinir su estrategia de búsqueda de empleo”.

En este sentido, proponemos 5 recomendaciones clave para que los desempleados de larga duración aprovechen el periodo estival para mejorar su empleabilidad:

5 recomendaciones para mejorar la empleabilidad en verano

 

Descansa y desconecta. Estar desempleado no significa no tener derecho a disfrutar del verano. Según Mesonero: “debemos convencernos de que lo hecho hasta ahora no ha sido en balde, sino que nos ha enseñado qué funciona y qué no, permitiéndonos aprender y situándonos más cerca de nuestro objetivo. Por eso, hemos de desterrar la culpabilidad y convertirla en motivación para replantear nuestro método. En este sentido, es importante tener en cuenta que, salvo los contratos propiamente estivales, las empresas posponen sus procesos de selección al mes de septiembre, por lo que julio y agosto son meses propicios para desconectar con actividades que nos relajen y que normalmente no podemos realizar a lo largo del año: excursiones al aire libre, escapadas, reuniones con amigos, cocina, lectura, etc”. No obstante, en todo aquello que hagas, ya sea ocio o a nivel formativo, es importante que lo planifiques. Planificar tus actividades te permitirá poder combinar y compatibilizar ambos aspectos (ocio y búsqueda de empleo) a la perfección. Y si los integras en tu rutina, aprenderás y te formará de forma casi automatizada.

Fórmate en algo nuevo o, al menos, identifica algo nuevo en lo que formarte Si nuestra candidatura no ha encajado en ninguna oferta durante los últimos meses/años, tal vez  no estemos ofreciendo a las empresas lo que buscan.  Por tanto, es importante incorporar al currículo una formación que nos enriquezca como profesionales y haga nuestra candidatura más atractiva. Pero, ¿en qué formarse? Todo depende del tipo de puesto al que estemos optando, aunque existen algunas áreas en auge: técnicas de marketing y ventas, idiomas, informática (básica o avanzada), Redes sociales, etc. Estos meses de verano pueden ser una buena oportunidad para asistir a clases en academias, realizar cursos online, etc.  Además, el SEPE pone a nuestra disposición cursos gratuitos de cara a abrirnos las puertas del empleo. Es un buen momento para informarnos. Acceder a cursos para desempleados SEPE. “Las formaciones en los meses de verano pueden ser muy motivantes para el demandante de empleo, que sentirá que está anticipándose y sacando partido a su candidatura en una etapa en la que las empresas paralizan sus procesos de selección”- destaca Mesonero

Haz voluntariado. Los periodos de inactividad prolongada no gustan a las empresas. Por este motivo, el verano es una actividad idónea para completar estos gaps con actividades que aporten valor a nuestro currículo, siendo el voluntariado una opción ideal. En esta época del año, las entidades sociales incrementan su oferta de voluntariados, especialmente en destinos internacionales que necesitan ayuda. Con el voluntariado, llenaremos espacios vacíos en el currículo realizando una actividad productiva para la sociedad. Además, las empresas percibirán que somos personas solidarias, comprometidas y que sabemos trabajar en equipo, atributos muy valorados y que cada vez se tienen más en cuenta en los procesos de selección. Si además el voluntariado es fuera de España, aportaremos al currículo una experiencia en el extranjero, cuestión que cada vez valoran más los Dptos de Recursos Humanos. Por último, haciendo voluntariado incrementaremos nuestra autoestima y conoceremos gente nueva que se incorporará a nuestra red de contactos. ¿Quién sabe si alguno de ellos podrá abrirnos las puertas del empleo? De cara a escoger la actividad de voluntariado, recomendamos orientarnos a algo que nos guste y en lo que nos sintamos cómodos. “¿Qué me atrae más?” Puede ser la naturaleza, el contacto con las personas (con discapacidad, ancianos, etc)

Utiliza las Redes Sociales y si ya tienes perfil, optimízalo. Si aún no tenemos una cuenta enLinkedin… ¡no hay que esperar más! Esta red social está en pleno auge  y muchas empresas la utilizan para reclutar a sus futuros trabajadores (no utilizarla es quedarse fuera). Según el portal de empleo Infojobs, el 60% de las empresas consulta redes sociales en sus procesos de selección. Si no estamos familiarizados con ella, no hay que preocuparse: al principio puede resultar complicado pero su manejo resulta muy intuitivo con la práctica. Y siempre podemos pedir ayuda a las personas que tenemos cerca o informarnos a través de internet de cómo abrirnos un perfil. Merece la pena, pues en Linkedin encontraremos, con nombre y apellidos, a responsables de empresas en las que podríamos encajar. ¡Estos meses más tranquilos pueden ser el mejor momento! Si ya tenemos perfil en Linkedin, aprovechemos esta etapa para optimizarlo. Siempre hay mejoras que podemos incorporar: nuevas formaciones, redacción de un buen extracto o “fichar” nuevos contactos a incorporar a nuestra red. También podemos utilizar Twitter para buscar empleo: cada vez más organizaciones publican sus ofertas en este canal por la comodidad que plantea el uso de hashtags: #empleo, #OportunidadLaboral, etc. Ante todo, no olvidemos las 3 reglas básicas para optimizar nuestras Redes Sociales en la búsqueda de empleo: presentarnos bien, construir una red e interactuar. No sirve de nada abrir un perfil si después no lo usamos. ¡Importante! Hay que recordar que estamos ante Redes profesionales y que no hemos de colgar en ellas información personal/confidencial que no aporta valor a nuestra candidatura: al contrario, podría perjudicarnos para acceder a algunas ofertas. Dejemos la información personal para Facebook y restringiendo al máximo la privacidad

Documéntate con manuales sencillos y expertos. La Fundación Adecco pone a nuestra disposición Guías gratuitas para ayudarnos en la búsqueda de empleo, elaboradas por consultores expertos en intermediación laboral. ¡Qué mejor momento para descargarlas! Estas “lecturas de verano” están redactadas en tono fresco y sencillo y nos resultarán fáciles y rápidas de leer, en cualquier lugar: en casa, en la piscina, en el parque, etc. A través de ellas podremos:

  1. Evaluar nuestra estrategia de búsqueda de empleo. ¿Hemos seguido un método correcto? ¿En qué hemos fallado? ¿Qué podríamos mejorar?
  2. Incorporar nuevos procedimientos a nuestra estrategia. Encontraremos nuevas ideas y visiones que aportarán valor a lo que ya hemos hecho y nos ayudarán a identificar nuevas fórmulas para que nuestra candidatura llegue a buen puerto. Desde cómo empezar a buscar trabajo hasta cómo elaborar un buen currículo o preparar una entrevista de trabajo. Cada paso influye en el resultado y es importante tenerlos claros todos.

Descargar Guía 15 consejos clave para encontrar empleo:

bit.ly/guia15consejos 

Descargar #TuEdadEsUnTesoro. Guía para encontrar empleo a partir de los 45 años:

bit.ly/tu-edad-es-un-tesoro

Descargar Preparados Para no quedarnos Parados Adecco-Fundación. Guía para la búsqueda de un primer empleo (especialmente orientada a universitarios)

bit.ly/PreparadosParaNoQuedarnosParados

Sin embargo, más allá de estos tips, hay una recomendación esencial: mantener la actitud positiva.  Es la piedra angular de todo el proceso de búsqueda y sin ella no conseguiremos resultados. Así, si estamos desanimados, el primer paso es tomar medidas para mejorar nuestra salud emocional.  Por ejemplo: pasear todos los días en un entorno natural, buscar nuevas aficiones (leer, hacer deporte, aprender a cocinar…), no descuidar las relaciones sociales, apoyarnos en nuestros allegados y saber alternar la búsqueda de empleo con la desconexión. Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, pero no debemos descuidar nuestras horas de sueño: el descanso es vital para recargar las pilas…¡y el verano es un buen momento para practicarlo!

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gusta estar con tus amigos, tienes habilidades para el empleo

Quizás eres de los que no concibe un fin de semana o unas vacaciones sin..

Read more

Si te gusta estar con tus amigos, tienes habilidades para el empleo

Quizás eres de los que no concibe un fin de semana o unas vacaciones sin compartir momentos con tus amigos. Entonces, de manera natural, estarás entrenando habilidades y competencias que pueden resultarte útiles para el empleo. ¿Te suenan?

  • Adaptabilidad/flexibilidad: al contrario que las personas solitarias, las sociables están acostumbradas a convivir con diferentes puntos de vista, lo que, en la empresa, hará que seas más flexible y te adaptes mejor al cambio.
  • Compañerismo. Convivir con amigos entrena el compañerismo, una cualidad muy valorada por las empresas, donde te resultará fácil integrarte y relacionarte con los demás.
  • Empatía. Pasar tiempo con amigos entrena de forma natural la empatía, es decir, la capacidad de ponernos en el lugar del otro. En la empresa, esta habilidad nos permitirá entender mejor a nuestros compañeros y superiores.
  • Entrega. Las personas sociables suelen poner mucho interés en el apoyo a sus amigos. Aplicado a la empresa, una vez te identifiques con el proyecto, lo concebirás como tu hijo y te entregarás a él para que salga adelante.
  • Fidelidad. La amistad nos enseña el valor de la fidelidad: firmeza, constancia y compromiso. Aplicado a la empresa, asumirás el proyecto como tuyo y no defraudarás.
  • Habilidades de comunicación: cuando nos reunimos con amigos debatimos e intercambiamos opiniones. Ser comunicativo nos permitirá saber expresar nuestros intereses en la empresa y entender los de los demás, siempre entendiendo que es un entorno diferente.
  • Tolerancia. Los grupos de amigos son diversos y formar parte de ellos fomenta la humildad y el respeto hacia los demás. Aplicado a la empresa, serás tolerante y abierto de mente con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajes.
  • Trabajo en equipo: pasar tiempo e incluso convivir con amigos exige diálogo y cooperación. Aplicado al trabajo, tendrás facilidad para entenderte con tus compañeros y colaborar con ellos en la ejecución de funciones y proyectos.

Este es sólo un fragmento de la Guía #EresLoQueTeGusta, que puedes descargar aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA FUNDACIÓN ADECCO

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gustan las Nuevas Tecnologías, tienes habilidades para el empleo

Móviles de última generación, tablets, videojuegos…las nuevas tecnologías abarcan un amplísimo espectro imposible de cubrir..

Read more

Si te gustan las Nuevas Tecnologías, tienes habilidades para el empleo

Móviles de última generación, tablets, videojuegos…las nuevas tecnologías abarcan un amplísimo espectro imposible de cubrir en su totalidad. Sin embargo, de las personas aficionadas a las Nuevas Tecnologías podemos presuponer algunas  habilidades:

  • “Cazador” de tendencias. Las personas aficionadas a las Nuevas Tecnologías denotan un interés especial por estar al día de las nuevas corrientes. Aplicado a la empresa, podemos aprovechar esta capacidad para captar nuevas tendencias e innovar en todos los procedimientos.
  • Curiosidad: igual que te gusta indagar en los aparatos tecnológicos y en su potencial, trasladarás este espíritu a tu puesto, buscando siempre realizar el trabajo de forma excelente, pero empleando los menores recursos.
  • Dominio de las Nuevas Tecnologías. Parece muy obvia pero es necesario destacarla. Hoy en día, casi todos los puestos de trabajo exigen cierta intuición tecnológica, aunque las funciones nada tengan que ver con ordenadores.
  • Orientación a resultados: como si de un videojuego se tratase, realizarás tus funciones pensando siempre en el objetivo final.
  • Polivalencia. Los aficionados a las Nuevas Tecnologías están acostumbrados a investigar todo gadget tecnológico y a desempeñar varias tareas al mismo tiempo. En la empresa, esta cualidad te permitirá ser “multitasking”, contando con los recursos y siendo capaz de realizar diferentes funciones.

 

Este es sólo un fragmento de la Guía #EresLoQueTeGusta, que puedes descargar aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA FUNDACIÓN ADECCO

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

5 claves para estrenarte en el empleo si tienes discapacidad

Durante el último año, la Fundación Adecco ha generado 725 empleos para jóvenes con discapacidad…

Read more

5 claves para estrenarte en el empleo si tienes discapacidad

Durante el último año, la Fundación Adecco ha generado 725 empleos para jóvenes con discapacidad. A todos los que deseen estrenarse en el mundo laboral, la Fundación ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. No indiques en tu currículum que tienes discapacidad. Piensa que es un dato que no determina en absoluto tu profesionalidad: lo que debes poner en valor es tu formación, experiencia y actitudes. Además, piensa que la mayoría de los responsables de RRHH no son expertos en el tema: podríamos generarles dudas y que se cuestionen si la discapacidad será un obstáculo para desempeñar el puesto.
  2. Centra tu currículum en las competencias. Si no tienes experiencia laboral previa, lo mejor es hacer hincapié en habilidades y competencias en las que destaques (iniciativa, adaptabilidad a los cambios, polivalencia), así como en actividades extracurriculares (voluntariados, estancias en el extranjero, etc). Estos detalles suman mucho cuando se trata de convencer a la empresa de que nos dé una oportunidad por primera vez.
  3. En la entrevista de trabajo, no tengas miedo de hablar de tu discapacidad. Si es visible y te preguntan por ella, explícala con naturalidad y sin tapujos. Lo importante es que el entrevistador no se quede con dudas de si puedes o no desempeñar el puesto: explícale con ejemplos reales que no tendrás ningún problema y que las funciones son compatibles con tu discapacidad. Por ejemplo, una persona con deficiencia visual puede utilizar el ordenador en igualdad de condiciones con sencillas lupas aumentativas que vienen por defecto en los ordenadores. Lo importante es despejar todas las posibles dudas al entrevistador y que no se quede con la sensación de que le falta información.
  4. Refuerza tu marca personal en Redes Sociales. Te diferenciará de otros candidatos. En igualdad de condiciones, si tienes un perfil activo en Twitter o Linkedin, el reclutador se decantará automáticamente por ti, pues se asocia con personas activas, a la vanguardia en Nuevas Tecnologías y que se esfuerzan por dar lo mejor de sí mismas. Además, si en las Redes hablas con naturalidad de tu discapacidad, demostrarás que eres una persona segura de ti misma y que no se amilana ante ningún reto.
  5. Agota todas las fuentes de búsqueda de empleo ¡sin límites! Tener una discapacidad no implica que debamos buscar sólo en fuentes específicas para desempleados con discapacidad. Piensa que existen muchas otras y que cuántas más utilices, más posibilidades tendrás: servicios públicos de empleo, portales, agencias especializadas, webs corporativas de empresas, centros de orientación en Universidades, etc. ¡No dejes ninguna!

 INFORME MILLENIALS CON DISCAPACIDAD, MOTOR DE FUTURO 2017+

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gusta la naturaleza, tienes habilidades para el empleo

Senderismo, acampadas, paseos por la naturaleza… estas actividades dicen mucho de ti, por lo que..

Read more

Si te gusta la naturaleza, tienes habilidades para el empleo

Senderismo, acampadas, paseos por la naturaleza… estas actividades dicen mucho de ti, por lo que quizás te identifiques con alguna de estas cualidades:

  • Capacidad de análisis. Estás acostumbrado a explorar tu entorno y también te esforzarás por conocer bien la empresa, adaptándote a sus necesidades y/o demandas.
  • Espíritu reflexivo. Pasar tiempo en la naturaleza permite reflexionar y encontrarse a uno mismo. Aplicado al trabajo, no te precipitarás en tus decisiones, sino que analizarás y valorarás todos los asuntos con detenimiento para después tomar la mejor decisión.
  • Flexibilidad/Adaptabilidad. La naturaleza es caprichosa y cambiante: a veces nos sorprende con lluvia inesperada, viento, sol, arcoíris…Como amante de la naturaleza sabes adaptarsea sus vaivenes y también serás capaces de hacerlo en la empresa, acomodándote a sus procedimientos y a las distintas situaciones y/o necesidades.
  • Gestión de conflictos. Es la otra cara de la moneda. Como amante de las actividades al aire libre eres de naturaleza intrépida y, por ello, tendrás habilidades para afrontar situaciones de conflicto con iniciativa.
  • Inquietud. Los fans de la naturaleza son por definición inquietos: siempre buscan lugares nuevos a los que escaparse y en los que evadirse. Aplicado a la empresa, serás capaz de afrontar nuevos retos y disfrutarás de la experiencia.
  • Prudencia. Como en la naturaleza, en todo empleo existen conflictos y riesgos que hemos de saber resolver. Es posible que tu afición por el medioambiente haga que estés entrenado y que actúes con cautela para evitar perjuicios innecesarios.
  • Tolerancia. Pasar tiempo al aire libre y disfrutar de la naturaleza fomenta la humildad y el respeto hacia lo que tenemos alrededor. Aplicado a la empresa, serás tolerante y abierto de mente con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajes.

Este es sólo un fragmento de la Guía #EresLoQueTeGusta, que puedes descargar aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA FUNDACIÓN ADECCO

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gustan los juegos de mesa, tienes habilidades para el empleo

Si eres de esas personas a las que le gusta pasar un domingo con familia..

Read more

Si te gustan los juegos de mesa, tienes habilidades para el empleo

Si eres de esas personas a las que le gusta pasar un domingo con familia y amigos jugando al Trivial, Scrabble, Pictionary… o si incluso lo llevas un poco más allá y te fascinan los juegos de estrategia como el ajedrez, el Colonos de Catán… entonces tienes muchas habilidades intrínsecas para el empleo. Aquí te exponemos algunas:

  • Concentración. El buen jugador de mesa se concentra en el juego y no piensa en nada más a lo largo de la partida. En la empresa, esta habilidad te permitirá focalizarte en tu trabajo, poniendo atención en los detalles.
  • Empatía. En los juegos de mesa, especialmente si son de estrategia, tenemos que ponernos continuamente en el lugar del contrincante. En la empresa, esta cualidad te permitirá entender mejor a tus compañeros y superiores.
  • Habilidades de comunicación. La mayoría de los juegos de mesa exigen que interactuemos con otras personas, con lo que aprendemos a expresarnos mejor y a escuchar también a los demás. En la empresa, esta habilidad se traducirá en capacidad para dialogar, entender a los demás y transmitirles también nuestros intereses y opiniones.
  • Orientación a resultados. El jugador de mesa trabaja un pensamiento muy lógico para alncazar sus objetivos: en la empresa realizarás tus funciones pensando siempre en el objetivo final.
  • Pensamiento estratégico. Los juegos de mesa sacan nuestro lado más estratega, en el mejor sentido de la palabra. Sabemos que cada movimiento que realicemos y que cada decisión que tomemos influirá en el resultado final.,. Aplicado a la empresa, este pensamiento nos llevará siempre a tomar las decisiones más adecuadas para lograr nuestros objetivos.
  • Tolerancia a la frustración. Si te gustan los juegos de mesa estás acostumbrado a seguir unas normas, a ganar a veces y a perder otras. Es por ello que jugar entrena nuestra tolerancia a la frustración, cualidad que en la empresa nos permitirá sobrellevar mejor momentos de estrés.

 

Este es sólo un apartado de la Guía Eres lo que te gusta. Puedes acceder a la versión completa aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gusta viajar, tienes habilidades para el empleo

Si tienes alma de viajero, cuentas con multitud de cualidades que son transformables en habilidades..

Read more

Si te gusta viajar, tienes habilidades para el empleo

Si tienes alma de viajero, cuentas con multitud de cualidades que son transformables en habilidades para el empleo. Te descubrimos algunas de ellas:

  • Capacidad de análisis: Viajar implica observar, admirar y sacar conclusiones. En la empresa, esta cualidad te permitirá hacer tu trabajo con mayor juicio. Te esforzarás por conocerla bien, adaptándote a sus necesidades y demandas en cada momento.
  • Curiosidad. El viajero es curioso por la naturaleza y siente un irrefrenable impulso de descubrir, ver con sus propios ojos y experimentar. Esta curiosidad puede transformarse en una habilidad para el empleo, pues te permitirá indagar en tu trabajo para hacerlo de la mejor forma posible.
  • Empatía. Al viajar nos ponemos en la piel de otras culturas de forma natural, lo que abre nuestra mente y nos permite entender mejor a los demás. En la empresa, esta cualidad hará que tengamos una relación más fluida con compañeros y superiores, al haber un mejor entendimiento.
  • Pasión: Viajar no es sólo hacer turismo, sino disfrutar de él con entusiasmo y vivir al máximo cada detalle. Aplicado a la empresa, una vez te identifiques con el proyecto, pondrás mucho corazón a tus tareas, siendo el resultado un mayor valor añadido.
  • Planificación: como buen viajero, en tu puesto de trabajo te organizarás para lograr tus objetivos de la forma más eficiente.
  • Tolerancia: si tienes alma de viajero, eres abierto de mente por definición. Aplicado a la empresa, serás tolerante y abierto con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajes.

Este es sólo un apartado de la Guía Eres lo que te gusta. Puedes acceder a la versión completa aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gusta el deporte, tienes habilidades para el empleo

Deportes La práctica deportiva dice mucho de la persona que la practica. Hemos querido diferenciar..

Read more

Si te gusta el deporte, tienes habilidades para el empleo

Deportes

La práctica deportiva dice mucho de la persona que la practica. Hemos querido diferenciar entre deportes colectivos, deportes de riesgo y deportes individuales.

He aquí las competencias comunes a todos los deportes:

  • Afán de superación: los deportistas nunca se quedan estancos, sino que buscan superarse diariamente. Aplicado al trabajo, no te conformarás con lo mismo: siempre te esforzarás por mejorar.
  • Capacidad para trabajar bajo presión. Los deportistas están acostumbrados a dar lo mejor de sí mismos en momentos de máximo estrés y tensión competitiva. Esta presión es la que, precisamente, les ayuda a no descentrarse y a perseguir su objetivo con más atino. En la empresa, esta cualidad te ayudará a gestionar situaciones de estrés y ansiedad, siendo capaz de trabajar rápido y eficazmente cuando la situación lo requiera.
  • Constancia: el deporte requiere perseverancia y no tirar la toalla a la primera de cambio, cualidad muy valorada en las empresas.
  • Disciplina. El deporte exige disciplina: cumplir con unos entrenamientos exigentes en horarios determinados. En la empresa, sabrás adaptarte a las normas, cumpliendo siempre los plazos establecidos.
  • Esfuerzo: todo deportista conoce bien este valor. En la empresa, tendrás siempre espíritu para conseguir tus objetivos, sin rendirte fácilmente, sabiendo emplear los recursos de los que dispones para conseguir tu fin.
  • Orientación a resultados: todo deporte tiene un fin: llegar a la meta en atletismo, encestar en baloncesto… y cada acción que realizamos va encaminada a tal fin. En la empresa sabrás aplicar este valor, realizando tus funciones sin perder de vista el objetivo final.
  • Pensamiento estratégico. Los deportes sacan nuestro lado más estratega, en el mejor sentido de la palabra. Sabemos que cada movimiento que realicemos y que cada decisión que tomemos influirá en el resultado final,. Aplicado a la empresa, este pensamiento nos llevará a tomar las decisiones más adecuadas para lograr nuestros objetivos.
  • Resiliencia. Este concepto mide nuestra capacidad para afrontar positivamente situaciones adversas. Los deportistas necesitan ser resilientes para tener un óptimo rendimiento: perder una competición puede minarles, pero siempre sacan fuerzas para hacerlo mejor la próxima vez. En la empresa, tendrás una mayor capacidad de afrontar las situaciones de conflicto y estrés.

Deportes individuales

  • Concentración. Los deportistas individuales tienen clara su prioridad en el momento en el que compiten, focalizando toda su energía en la actividad en cuestión. Aplicado a la empresa, sabrás centrarte en tus funciones y optimizarás tu rendimiento.
  • Motivación. Los deportistas que practican deportes individuales desarrollan la capacidad de automotivarse, sin ayuda externa. Su propia condición les exige generar pensamientos positivos durante la competición, desarrollando una fortaleza mental que les permite dar lo mejor de sí mismos incluso en los peores momentos. En el puesto de trabajo, esta cualidad es oro: no te rendirás y sabrás sacar siempre la parte positiva.
  • Sentido de la responsabilidad. Los deportistas individuales saben que todo depende de sí mismos y desarrollan un gran compromiso con ellos y con los que les rodean. Aplicado a la empresa, tendrás un espíritu siempre cumplidor, tomándote muy en serio tu trabajo. Te responsabilizarás de tus tareas y tus superiores delegarán en ti con tranquilidad.

Deportes colectivos

  • Capacidad para trabajar en equipo: los deportes de equipo exigen coordinación y cooperación con todos los integrantes. Aplicado al trabajo, tendrás facilidad para entenderte con tus compañeros y colaborar con ellos en la ejecución de funciones y proyectos.
  • Compañerismo. En todo deporte de equipo, esta cualidad es necesaria para el éxito. Se traduce en una relación de solidaridad y colaboración entre los demás miembros. Si el deporte te ha permitido conocer esta cualidad, en la empresa sabrás ponerla en práctica, siendo un compañero accesible y colaborador.
  • Empatía. El deporte de equipo exige ponerse en la piel del otro continuamente. En la empresa, esta cualidad nos permitirá entender mejor a nuestros compañeros y superiores.
  • Habilidades de comunicación. En los deportes de equipo, es muy necesario comunicarse continuamente, animarse mutuamente y compartir feedback. En la empresa, utilizarás el diálogo como el mejor medio para resolver conflictos y sabrás expresar tus opiniones, pero siempre respetando las de los demás.
  • Tolerancia. Los equipos son diversos y formar parte de ellos fomenta la humildad y el respeto hacia los demás. Aplicado a la empresa, serás tolerante y abierto de mente con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajes.

Deportes de riesgo

  • Autoestima. Los deportistas de riesgo tienen una gran confianza en sí mismos, que demuestran dando lo mejor de sí en las situaciones más difíciles y comprometidas. En la empresa, serás una persona segura y proyectarás esta confianza a los demás.
  • Dinamismo. El deportista de riesgo detesta el aburrimiento: siempre busca la forma de estar activo. En la empresa, este dinamismo te permitirá aspirar a la mejora continua y cuestionar continuamente los procedimientos, en aras de perfeccionarlos.
  • Liderazgo. Una de las cualidades psicológicas más comunes de los deportistas de riesgo es su capacidad para influir en los demás. Se atreven con acciones complicadas y son pioneros en su ejecución, lo que transmite a los demás admiración y respeto. En la empresa, este liderazgo hará que puedas tomar las riendas de proyectos y trabajos, incluso liderar equipos.
  • Optimismo. Sin una mente positiva, no se puede practicar un deporte de riesgo. La filosofía: “todo va a salir bien” está muy presente en su mente. Aplicado a la empresa, siempre pensarás en positivo y sabrás transmitir esta energía a los demás.
  • Polivalencia. El deportista de riesgo tiene que ser polivalente para sortear las diferentes dificultades que se le plantean. En la empresa, esta cualidad te permitirá ser “multitasking”, siendo capaz de desempeñar con eficacia diferentes funciones.

 

Este es sólo un apartado de la Guía Eres lo que te gusta. Puedes acceder a la versión completa aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*

Si te gusta la cocina, tienes habilidades para el empleo

La  cocina ha dejado de ser una rutina para convertirse en un arte. Cada vez..

Read more

Si te gusta la cocina, tienes habilidades para el empleo

La  cocina ha dejado de ser una rutina para convertirse en un arte. Cada vez más personas comparten este interés, que denota unas competencias intrínsecas:

  • Creatividad: En la empresa, como en la cocina, buscarás continuamente fórmulas nuevas y originales para hacer tu trabajo.
  • Emprendimiento. Relacionado con lo anterior, los cocineros experimentan nuevas recetas, dando rienda suelta a sus ideas. En la empresa, esta cualidad te permitirá “intraemprender” nuevos proyectos y actividades.
  • Sentido de la responsabilidad: Como buen cocinero, sabes que tu prestigio dependerá de tu buen hacer, por lo que sabrás tomarte en serio tu trabajo.
  • Pasión. La cocina no es sólo procedimiento también es pasión: una pasión que marca la diferencia. Aplicada a la empresa, pondrás entusiasmo e ilusión en todo lo que haces, enfocándote en los detalles. El resultado de tu trabajo será siempre un mayor valor añadido.
  • Perfeccionismo: aspirarás siempre a la mejora continua y no te quedarás en lo mediocre: buscarás un reconocimiento mayor.
  • Polivalencia. La cocina exige que realicemos muchas y diferentes tareas, a veces al mismo tiempo. Podemos aprovechar esta habilidad en las empresas, donde seremos “multitasking”: tendremos habilidades y recursos para desempeñar diferentes funciones con eficiencia.
  • Templanza . Cocinar exige altas dosis de paciencia. Si estás acostumbrado a ello, en el trabajo también sabrás esperar al momento idóneo para acometer cada tarea, sin precipitarte y siendo consciente de que todo resultado exige esfuerzo. Por tanto, reducirás el margen de error.
  • Vocación de servicio: Los aficionados a la cocina destacan por una gran vocación de servicio, porque a menudo no cocinan para sí mismos, sino para los demás, buscando satisfacerles. En el trabajo, tendrás tendencia a estar siempre dispuesto para otros, lo que te agradecerán todos los públicos: clientes, proveedores, compañeros, superiores, etc.

 

Este es sólo un fragmento de la Guía Eres lo que te gusta. Accede a su versión completa aquí:

DESCARGAR GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA FUNDACIÓN ADECCO

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*