fbpx

Las empresas toman conciencia del envejecimiento poblacional

En  2014, nuestro país ha alcanzado un máximo histórico de envejecimiento, con 112 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16, una proporción que choca mucho si la comparamos con la registrada hace 4 décadas, en 1975. Por aquel entonces había 35 mayores de 64 por cada 100 menores de 16, es decir, vivíamos en una sociedad joven.

Y así fue hasta 1999 cuando, por primera vez, la tercera edad adquirió un peso mayor, ocupando el espacio de las nuevas generaciones. Dos causas detrás de este fenómeno: el aumento de la esperanza de vida, acompañado de una reducción de la tasa de natalidad.

Tal circunstancia arroja importantes dudas sobre la sostenibilidad de nuestro sistema de  Seguridad Social. En una sociedad donde cada vez hay más gente mayor y menos jóvenes, ¿quién pagará las pensiones futuras? La situación es preocupante y como mínimo invita a la reflexión.  Es responsabilidad de las Administraciones Públicas impulsar iniciativas que fomenten la natalidad, pero también superar clichés sociales y culturales que siguen discriminando al mayor de 45 años a la hora de acceder al mercado laboral.

En un contexto en el que la esperanza de vida supera los 80 años y en el que la edad de jubilación se está revisando al alza, ¿cómo se puede discriminar a una persona mayor de 45 años, que en muchos casos está en el ecuador de su vida laboral? Indudablemente, el talento de más edad ocupará un papel crucial a la hora de garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema. Algo que, por fortuna, las empresas comienzan a entender.

Según el Tercer Informe Directivos y RSE elaborado por la Fundación Adecco, el fomento de la convivencia intergeneracional será prioritario para las empresas en 2015. Dicho de otro modo, buscarán el intercambio y el equilibrio entre la fuerza laboral mayor de 45 años y la de aquélla que no supera los 30.

Así, un 52% de los directivos destaca que ésta será una prioridad el año que viene, pronosticando un alto desarrollo (9 ó 10).

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 Mucho desarrollo
Política de calidad y medioambiente 2% 4% 4% 3% 2% 11% 13% 22% 19% 20%
Formación a los empleados 2% 1% 1% 2% 8% 12% 19% 24% 22% 10%
Beneficios sociales 2% 5% 7% 5% 12% 18% 12% 18% 14% 5%
Conciliación vida profesional y personal 2% 2% 4% 7% 16% 10% 23% 18% 14% 5%
Voluntariado corporativo 10% 13% 9% 7% 13% 12% 11% 5% 10% 9%
Contratación personas con discapacidad 5% 4% 5% 3% 19% 9% 19% 14% 12% 8%
Convivencia intergeneracional 5% 4% 3% 5% 5% 9% 5% 11% 25% 27%
I+D+I 4% 1% 7% 1% 17% 18% 19% 14% 5% 9%
Sistema de homologación de proveedores 7% 4% 3% 8% 16% 23% 16% 13% 4% 2%
Refuerzo de las relaciones con
la Administración Pública
5% 1% 5% 9% 16% 19% 17% 14% 7% 5%
Refuerzo de las relaciones con
el tercer sector
5% 3% 5% 8% 16% 15% 19% 15% 7% 5%

Fuente: Encuesta Fundación Adecco

 

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “muchas empresas están reaccionando ante el envejecimiento que está experimentando nuestra pirámide poblacional, comprendiendo que es necesario aprovechar el talento disponible de las personas mayores de 45 años. Pero los jóvenes sin experiencia tampoco pueden ser discriminados, ya que, de su incorporación laboral, depende la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones. Por todo ello, es imprescindible encontrar el equilibrio entre ambas fuerzas laborales si no queremos que nuestro sistema colapse”.

Otras de las “fortalezas” de la RSE serán la política de calidad y medioambiente (39%), seguida por la formación a empleados (32%), o la contratación de personas con discapacidad (aunque muy de lejos, con un 20%).

 

 

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.