Claves para superar una entrevista grupal

¿Qué es una entrevista grupal? Se trata de una modalidad, cada vez más empleada por..

Read more

Claves para superar una entrevista grupal

¿Qué es una entrevista grupal?

Se trata de una modalidad, cada vez más empleada por las empresas, que deciden reunir a sus candidatos potenciales para realizar una primera criba antes de la entrevista con los finalistas. Suelen optar por esta alternativa ante el gran número de candidaturas que reciben para cubrir una oferta.

Estas entrevistas, no sólo se realizan para escoger a puestos de responsabilidad, sino que son cada vez más frecuentes para cualquier tipo de perfil, sobre todo si requiere trato con público. Dentro de estas entrevistas son frecuentes las dinámicas grupales y los role playing.

  • Las dinámicas grupales son técnicas de discusión verbal en las que se pretende evaluar el comportamiento de cada aspirante al puesto: cómo se expresa, cómo se relaciona con los demás, si mantiene coherencia en su discurso… De este modo, el entrevistador puede detectar las competencias que encajan con el perfil que está buscando.
  • Los role playing, por su parte, son técnicas en las que un grupo de personas tienen que interpretar un papel, poniéndose en un caso concreto, de modo que el entrevistador puede valorar cómo actuarían ante una determinada situación.

Sea como fuere el formato de la entrevista grupal, te dejamos algunas pautas que te ayudarán a superarla con éxito:

  1. Expresa tu opinión, analiza,  argumenta, razona y/o convence pero nunca pelees, te acalores o faltes al respeto.
  2. En todas las pruebas, busca siempre que el grupo avance, más que el “lucimiento” personal.  No veas a los demás como enemigos, sino como potenciales compañeros.
  3. Toma la iniciativa y muéstrate participativo. Los reclutadores valorarán que seas el primero en “romper el hielo”, ya que denotará que eres resolutivo y  te implicas en los problemas.
  4. Escucha a los demás y no te obstines con ideas propias. Defiende las tuyas y expón tus argumentos pero recuerda que no hay opiniones mejores ni peores y que todos tenemos derecho a expresarnos.
  5.  No interrumpas: respeta siempre los turnos de palabra y no monopolices la conversación.
  6. No te quedes callado. Hay que encontrar el equilibrio entre hablar mucho y no mediar palabra. Si nos vamos al extremo de no abrir la boca no podremos demostrar nuestras habilidades y daremos impresión de poco implicados.
  7. No te vayas “por los cerros de Úbeda”.  Argumenta con orden y claridad y recuerda que lo bueno si breve, 2 veces bueno. Se valora mucho la capacidad de síntesis (resumir) y el ser capaz de expresarse sin divagar.

Además, no pierdas de vista que:

  •  La presencia es importante. Viste de forma coherente para el puesto. Nunca lleves gorra o chanclas (aunque sea verano) o excesivas sortijas.
  • La comunicación tanto verbal como no verbal dirá también mucho de ti, ¡cuidado con los gestos! Hay “tics” que tenemos que controlar: hurgarnos la nariz, bostezar o movernos mucho.
  • Ensaya frente a un espejo. ¡Los que lo hacen van con ventaja! Así podrás detectar fallos y corregirlos. Recuerda que tienes poco tiempo “venderte”, por lo que es mejor que vayas con la lección aprendida y no dejes lugar a la improvisación.

 

Leave a reply

Your email adress will not be published. Required fields are marked*