fbpx

Consejo 4: la paciencia en la búsqueda de empleo

Hoy os dejo el consejo de Marina Armijo, consultora de la Fundación Adecco.


Me gustaría compartir contigo un valor que no sólo te ayudará enormemente a afrontar la búsqueda de empleo, sino que también mejorará tu calidad de vida. Se trata de la paciencia. Durante mi etapa como psicóloga y consultora de la Fundación Adecco, me he dado cuenta de que su ausencia es fuertemente perjudicial para la salud mental de las personas,  pues genera una inmensa frustración y nos hace caer en una espiral de pesimismo.

La impaciencia surge cuando queremos que algo suceda “ya” y no lo conseguimos, la espera nos genera angustia y somos incapaces de aceptarla.

Por ejemplo, cuando estamos “a espensas” de que nos llamen para hacer una entrevista de trabajo. No nos separamos del teléfono y no dejamos de consultar el e mail. Pero nadie nos da señales de vida. Con los días, nos empezamos a sentir mal y a perder la esperanza: el contacto no se ha producido en el plazo que esperábamos.

Si te sientes identificado con esta situación, me gustaría hacerte una pregunta: ¿está bajo tu control que la empresa se ponga en contacto contigo? ¿depende de ti? La respuesta es un NO rotundo. Tú puedes hacer todo lo posible para que te llamen: preparar un currículum original, contactar con ellos a través de diferentes canales y dar lo mejor de ti mismo en la preparación de la candidatura. Pero su llamada está fuera de tu control, con lo cual no merece la pena impacientarse, pues por mucho que lo hagas, las circunstancias externas no cambiarán.

Entrenar la paciencia tiene múltiples beneficios, pues si conseguimos incorporarla a nuestra personalidad, aprenderemos a respetar el curso de los acontecimientos de la vida, seremos más tolerantes y abiertos y adquiriremos una actitud de permanente conciliación, que nos permitirá asumir las situaciones y circunstancias que no están bajo nuestro control.

Cómo entrenar la paciencia

  • Una vez al día, procura disfrutar de un momento para ti, olvidándote de las preocupaciones: un café en silencio, un paseo por el parque o la melodía de tu canción favorita mientras te tumbas a respirar hondo.
  • Haz una lista de situaciones que te causen impaciencia. A continuación, identifica cuáles dependen de ti. Actúa sólo en esos casos, pues no tendrás dominio sobre las que están en manos de terceros.
  • Procura saborear la espera y comprobar que no sucede nada por no obtener lo que buscas en un preciso momento. Por ejemplo, si quedas con alguien llega 5 minutos antes o date unos segundos antes de descubrir el resultado de algo.

En la búsqueda de empleo, la paciencia es fundamental. Esto no quiere decir que tengamos que tomárnoslo con excesiva tranquilidad, hay que estar permanentemente activos. Pero no debemos caer en pensamientos como: “¿por qué no me han llamado ya si he hecho todo lo protocolariamente establecido?”, “¿por qué me han ofrecido un trabajo de inferiores condiciones a las que yo tenía antes?”. Si estás haciendo todo lo que tienes que hacer, puedes permitirte el lujo de mantener la calma, de ser paciente. Pues todo llega en la vida y esa oportunidad que buscas vendrá cuando menos te lo esperas.

Y aquí me veo en la necesidad de hablar del concepto resiliencia, es decir la  capacidad de las personas para superar o sobreponerse a situaciones adversas o etapas de dolor emocional. En otras palabras, tú no puedes decidir cómo va a actuar la persona que tienes delante, pero sí puedes controlar la reacción que tú vas a tener. Y pronto descubrirás que dominar las emociones propias es una gran ventaja.

Por último, me gustaría aclarar que el camino hacia la paciencia no es fácil, nadie dijo que lo fuera, pero sí es muy satisfactorio cuando llegamos al destino final. Como dice el proverbio: “la paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces”.

> Descárgate este consejo en pdf

 

 

A partir del día 25 podrás descargarte la guía completa. Déjanos tu correo y tu nombre y te enviaremos la guía completa para descargarla ese mismo día.




Etiqeutas:
Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.