Mara Gabrilli utiliza el headmouse en el Parlamento de Brasil

El headmouse llega a la Universidad de Brasil

Desarrollado por la Universidad de Lleida gracias a la Cátedra Indra-Fundación Adecco, el headmouse es un ratón virtual que permite a las personas con problemas de movilidad, controlar el ratón con movimientos faciales y de cabeza.

Una diputada federal de la Cámara de diputados de Brasil, tetrapléjica a raíz de un accidente de tráfico, participa en las votaciones secretas del Plenário Ulysses Guimarãse y otras comisiones gracias al ratón virtual HeadMouse, diseñado por el Grupo de Robótica de la Universitat de Lleida (UdL) en el marco de la Cátedra de Investigación en Tecnologías Accesibles Indra-Fundación Adecco. Mara Gabrilli puede seguir así la actividad parlamentaria como el resto de sus compañeros.

El sistema de votaciones electrónico de la cámara brasileña está pensado para que no se pueda ver la decisión de cada diputado, que pulsa botones ocultos a la vista. Un panel lateral informa de que se ha emitido el voto, sin indicar su signo. Además, el centro de informática del Parlamento y el Senado dispone de sistemas de seguridad biométrica para autentificar electrónicamente a la persona. En el caso de Gabrilli, el HeadMouse le permite participar en las sesiones plenarias y efectuar la acción de voto mediante un ordenador y una webcam realizando pequeños movimientos de la cabeza y sin que haga falta ningún contacto físico con otros dispositivos.

El centro de informática eligió el sistema desarrollado por el grupo que dirige el profesor de la UdL Jordi Palacín por su velocidad, fiabilidad y facilidad de uso. El HeadMouse tiene una ventaja respecto a otros mecanismos de control del ratón en la pantalla de un ordenador: además de mover el cursor, permite hacer un clic de forma muy sencilla mediante un gesto facial rápido, normalmente la apertura de la boca, “lo que en la práctica casi imposibilita que se pueda adivinar lo que ha votado la diputada aunque estemos observando su pantalla a corta distancia”, explica Palacín.

El centro de informática de la Cámara de diputados brasileña está interesado en ampliar su colaboración con la Cátedra de Tecnologías Accesibles Indra-Fundación Adecco de la UdL y con Indra, multinacional de consultoría y tecnología con más de 43.000 trabajadores en todo el mundo, que además de su conocimiento y compromiso con las Tecnologías Accesibles dispone de más de 15 años de experiencia en sistemas de voto electrónico.

Solución de éxito mundial

El HeadMouse junto con el VirtualKeyboard, el ratón virtual desarrollado también en la Cátedra Indra-Fundación Adecco de la UdL, ha superado la cifra de 400.000 descargas procedentes de 95 países de los cinco continentes. Ambas soluciones se pueden descargar de forma libre y gratuita desde la web de la de Universidad de Lleida http://robotica.udl.cat o de Indra www.tecnologiasaccesibles.com y su uso conjunto permite que personas con movilidad reducida puedan hacer uso de estos dispositivos para utilizar un ordenador.

La buena acogida internacional de estos desarrollos ha sido posible gracias a la vocación global de ambas soluciones. HeadMouse puede ser utilizado por cualquier usuario, ya que no tiene definida ninguna lengua de aplicación y consta de un manual de ayuda en castellano e inglés. En cuanto a VirtualKeyboard ofrece tres diccionarios que incorporan las palabras más usuales del castellano, inglés y portugués. Además, cuenta con un sistema de aprendizaje automático que le permite ampliar su base de palabras y crear nuevos diccionarios, al ser compatible con las simbologías y caracteres de más de 20 idiomas.

La Tecnología, factor de integración

Durante los últimos años, se ha producido un importante avance en la contratación de personas con discapacidad, registrándose en 2014 un máximo histórico, con 76.600 contratos.

Según el informe Tecnología y Discapacidad, elaborado por la Fundación Adecco y Agilent Technologies, en este incremento son muchos los factores que han influido: un cambio de mentalidad por parte de las empresas propiciado por una legislación cada vez más eficiente, pero también la irrupción de numerosas soluciones y adaptaciones tecnológicas que permiten que las personas con discapacidad desempeñen su puesto con normalidad y en igualdad de condiciones.

Nos referimos, por ejemplo, a los siguientes productos:

  • Para personas con discapacidad física: mesas regulables en altura, teclados con cobertores o teclas de gran tamaño, ratones virtuales o ergonómicos, etc.
  • Para personas con discapacidad visual: pantallas de gran formato, lectores de pantalla para invidentes, impresoras de braile, magnificadores de pantalla o lupas aumentativas, etc.
  • Para personas con discapacidad auditiva: intérpretes de lengua de signos, emisoras de frecuencia modulada, prótesis auditivas, etc.

Del total de encuestados con empleo, más de la mitad (52%) asegura que trabaja gracias a estas adaptaciones, que utiliza día a día en su puesto de trabajo, en la mayoría de los casos combinadas con tecnológicas informáticas convencionales. Por el contrario, existe un 48% que no utiliza este tipo de tecnologías en su entorno laboral, aunque en algunos casos sí tecnologías convencionales

Son las personas con discapacidad sensorial las que más emplean las tecnologías adaptadas en su puesto de trabajo (72%), seguidas de lejos de las personas con discapacidad física (50%) y las personas con discapacidad intelectual/psíquica (10%).

Pero además de permitir el acceso al empleo, las tecnologías adaptadas son aliadas imprescindibles en la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad. Así, 7 de cada 10 encuestados declara que, en términos generales, la tecnología ha mejorado su calidad de vida. A continuación reflejamos algunos ejemplos de respuestas que demuestran cómo las tecnologías han influido en un incremento de la calidad de vida de los encuestados:

  • Gracias a la invención del audífono, puedo escuchar.
  • Las Nuevas Tecnologías me permiten comunicarme mucho mejor.
  • Ahora puedo escribir en el ordenador sin emplear las manos: sólo necesito la voz.
  • Tengo movilidad e independencia para desplazarme, gracias a mi vehículo adaptado.
  • Puedo acceder al ocio gracias a subtítulos y audífonos digitales. Antes era imposible.
  • Gracias a las Nuevas Tecnologías puedo estar informada y comunicada con el mundo exterior sin necesidad de desplazarme.
  • Gracias a la prótesis que tengo en la columna, puedo moverme sin dolores.

 

 

 

 


Periodista. 7 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.






Volver arriba ↑