La importancia de la autocandidatura cuando tienes discapacidad

Es un hecho que las personas con discapacidad no lo tenemos fácil a la hora de buscar un empleo. La falta de información junto a estigmas sociales reducen nuestras posibilidades de salir victoriosos de una entrevista de trabajo, siendo un gran reto para el siglo XXI,  ya que un empleo es la base para la inclusión.

Entre tanto buscamos maneras de hacer nuestro CV más atractivo o llevamos a cabo acciones para eliminar dichos tabúes referentes a la discapacidad. Un buen ejemplo es  la autocandidatura.

¿Qué es la autocandidatura?

La autocandidatura es la iniciativa propia de postular a una posible vacante en una empresa enviándoles tu CV, y no en respuesta a una oferta publicada.

¿Por qué es aconsejable realizar autocandidatura, cuando tienes discapacidad?

  • Porque las empresas tienen la obligación legal de incorporar a su plantilla al 2% de trabajadores con discapacidad. A menudo, encuentran grandes dificultades para cubrir estas cuotas. Si les escribes directamente y muestras interés en incorporarte, les estarás facilitando este trabajo e incrementarás tus posibilidades de éxito.
  • Porque denota iniciativa, responsabilidad y esfuerzo por parte de quien la realiza. La empresa percibirá que eres una persona proactiva, que tiene interés en formar parte de su equipo. Sólo esas 2 cualidades ya son muy valoradas en cualquier proceso de selección.
  • Porque te permite contactar con empresas que te interesan, aunque en ese momento no tengan ofertas para ti, acercándote a tu objetivo profesional.
  • Porque las estadísticas indican que sólo se publican el 20% de las ofertas: el resto se cubren con contactos que las empresas ya tienen. La autocandidatura es la mejor forma de despertar el interés de la empresa y pasar a formar parte del 80% de “conocidos”.

¿Cómo realizar una autocandidatura?

  • Buscando en la web de la empresa: si tienen una sección de “Trabaja con nosotros”, suelen facilitar un formulario que te permitirá que tu petición llegue a la persona indicada de Recursos Humanos. Incluso, en ocasiones, tienen espacios a los que las personas con discapacidad pueden acudir directamente.
  • Para personalizarlo más, siempre puedes buscar el nombre del responsable de selección/ RRHH en plataformas como Linkedin y enviarle un correo, pero corres el riesgo de no dar con la persona adecuada. Lo mejor es que, a través de Redes sociales, contactes con la propia empresa y les preguntes directamente a quién dirigirte.
  • Otra opción podría ser presentarte físicamente en la empresa, aunque por lo general tu contrato se lo quedará la persona de seguridad y no tendrás la certeza de que llega a manos deseadas. Si aún así decides acudir a la empresa y tienes una discapacidad física -por ejemplo, usuario de silla de ruedas- sé prudente y pregunta por la accesibilidad del lugar donde entregarás tu CV, no vaya a ser que por unos escalones tengas que darte media vuelta (aunque siempre puedes pedir que te echen un cable para subir las escaleras)

Te recordamos algunos consejos para redactar un mail de autocandidatura.

Hay que plantearse que una autocandidatura es un proceso a medio/largo plazo ya que seguramente no te llamarán inmediatamente, pues ni si quiera sabes si hay una vacante disponible. Así que es importante tener paciencia. Si de 30 autocandidaturas te responden 2, ya será todo un éxito.

elena
elenabpolanco@gmail.com
Sin comentarios

Comenta