mejora tu empleabilidad

¡Mejora tu empleabilidad este verano! 6 claves

Llega el verano, el calor y las vacaciones… (bueno, esto último sólo a veces). Las personas en desempleo saben de lo que hablamos: a nuestro alrededor, familiares y amigos inician el “parón” estival, pero  nosotros nos quedamos igual, “parados”. Con la diferencia de que podemos sentir que no tenemos derecho a disfrutar de un merecido descanso. Un sentimiento que se refuerza si somos parados de larga duración…¡otro verano más y todavía no he encontrado trabajo!- pensamos.

Siempre habrá quien nos diga: “¡aprovecha estos meses de verano para buscar empleo más tranquilamente”! Quizás no es una opción del todo descartable, pero es posible que crezca nuestra frustración: por lo general, a estas alturas las empresas ya han finiquitado las contrataciones de verano y los procesos de selección han cerrado por vacaciones, hasta su próxima apertura en septiembre- octubre.

Entonces, ¿qué hacer? Desde la Fundación Adecco lo tenemos claro: tomar aire,  invertir en la salud emocional y coger impulso. ¿No crees que es el momento de recargar las pilas para retomar la búsqueda de empleo con más fuerza que nunca? Te dejamos algunas claves:

1 PLANTÉATE NUEVAS METAS. Quizás estos meses de verano te den la tranquilidad y la perspectiva suficiente para reflexionar y diseñar un nuevo camino hacia el empleo, con una estrategia diferente. Después de meses o años buscando trabajo, pueden invadirnos sentimientos de culpa, vergÜenza, desánimo… pero convéncete: lo hecho hasta ahora no ha sido en balde. ¿Quizás enviaste muchos currículos y no te llamaron de ninguna entrevista? ¿hiciste entrevistas pero ya no volviste a saber nunca más de la empresa? ¿crees que no fuiste lo suficientemente constante en la búsqueda de trabajo? Si la respuesta es afirmativa, ¡no pasa nada! Es el momento de reflexionar sobre ello y replantear la estrategia de cara al “nuevo curso”. Si lo que hiciste no está funcionando, cámbialo. Busca nuevas metas y nuevos propósitos. Por ejemplo, si sólo echabas currículos en portales de empleo, es el momento de diversificar y hacer networking, acudir a foros, eventos o realizar autocandidaturas.

  1. 2. DESCANSA Y DESCONECTA. Estar desempleado no quiere decir que no tengas derecho a disfrutar. Julio y agosto son meses propicios para desconectar con actividades que  relajan y que normalmente no puedes realizar a lo largo del año: excursiones al aire libre, escapadas, reuniones con amigos, cocina, lectura, etc. Tener hobbies y disfrutar de ellos es fundamental para tener éxito en el plano laboral. No renuncies a ellos por estar en paro, pues  te alejarás, sin darte cuenta, de tu objetivo profesional.

3. FÓRMATE O IDENTIFICA ALGO NUEVO EN LO QUE FORMARTE. Si tu candidatura no ha encajado en ninguna oferta durante los últimos meses/años, tal vez  no estés ofreciendo a las empresas lo que buscan.  Es importante incorporar al currículo una formación que te enriquezca como profesional. Todo depende del tipo de puesto al que quieras optar, pero  existen algunas áreas en auge: técnicas de marketing y ventas, idiomas, informática (básica o avanzada), Redes sociales, etc. Estos meses de verano pueden ser una buena oportunidad para asistir a clases en academias, realizar cursos online, o, al menos,  identificar las formaciones que más te interesan. Recuerda que  el SEPE pone a tu disposición cursos gratuitos que te abrirán las puertas del empleo.  Acceder a cursos para desempleados SEPE.  Como dice Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “Las formaciones en los meses de verano pueden ser muy motivantes para el demandante de empleo, que sentirá que está anticipándose y sacando partido a su candidatura en una etapa en la que las empresas paralizan sus procesos de selección”.

4 HAZ VOLUNTARIADO. Es una opción económica, solidaria, enriquecedora y productiva. Económica porque es gratis, solidaria porque contribuyes a mejorar el mundo; enriquecedora porque te sientes bien contigo mismo y productiva porque, sin quererlo, estás entrenando competencias para el empleo: habilidades sociales, de comunicación, trabajo en equipo, orientación a resultados… Además, los periodos de inactividad prolongada no gustan a las empresas y el voluntariado “cubre” esos tiempos muertos en el currículum.  Recuerda que, en esta época del año, las entidades sociales  incrementan su oferta de voluntariados, especialmente a destinos internacionales que necesitan ayuda.  Es más, si el voluntariado es fuera de España, aportarás al currículo una experiencia en el extranjero, cuestión que cada vez valoran más los Dptos de Recursos Humanos. Y no olvides que incrementarás tu autoestima y conocerás gente nueva que se incorporará a tu red de contactos. ¿Quién sabe si alguno de ellos podrá abrirte las puertas del empleo? De cara a escoger la actividad de voluntariado, siempre es mejor orientarse a algo que te guste y en lo que te sientas cómodo. “¿Qué me atrae más?” Puede ser la naturaleza, el contacto con las personas (con discapacidad, ancianos, etc)

5. UTILIZA LAS REDES SOCIALES Y SI YA TIENES PERFIL, OPTIMÍZALO. Si aún no tienes una cuenta en Linkedin… ¡no hay que esperar más! Esta red social está en pleno auge  y muchas empresas la utilizan para reclutar a sus futuros trabajadores: no utilizarla es quedarse fuera. Si no estás familiarizado con ella, puede ser un buen momento para hacerlo. Merece la pena, pues en Linkedin encontrarás, con nombre y apellidos, a responsables de empresas en las que podrías encajar.  Si ya tienes perfil en Linkedin, aprovecha esta etapa para optimizarlo. Y si ya está “impoluto”, entonces es el momento de incrementar la interacción con los demás. También puedes utilizar Twitter: cada vez más organizaciones publican sus ofertas en este canal por la comodidad que plantea el uso de hashtags: #empleo, #OportunidadLaboral, etc. Ante todo, no olvides las 3 reglas básicas para optimizar tus Redes Sociales en la búsqueda de empleo: preséntate bien, construye una red e interactúa. No sirve de nada abrir un perfil si después no lo usas. ¡Importante! Hay que recordar que estamos ante Redes profesionales y que no hemos de colgar en ellas información personal/confidencial que no aporta valor a nuestra candidatura: al contrario, podría perjudicarnos para acceder a algunas ofertas. Dejemos la información personal para Facebook y restringiendo al máximo la privacidad.

6. LECTURAS DE VERANO. Las guías  gratuitas de la Fundación Adecco pueden ser un gran recurso si estás buscando empleo. En ellas podrás, desde identificar tus competencias en base a tus aficiones, hasta diseñar y evaluar desde el principio tu estrategia de búsqueda de empleo. Todo ello en un tono muy coloquial, que las convierte en ideales para compartir tus tardes de parque, piscina, playa… 😉