fbpx

Si te gusta la fotografía, tienes habilidades para el empleo

El gusto por la fotografía es cada vez mayor en tiempos en los que triunfa Instagram, en los que nuestro móvil atesora cientos, si no miles, de instantáneas de nuestro día a día y en los que ya no concebimos una reunión social o evento sin inmortalizar momentos que consideramos únicos. Si eres de los que lleva esta afición un poco más allá y de los que no se conforma con el móvil y tiene o quisiera tener una cámara profesional, quizás te identifiques con estas cualidades:

  • Curiosidad. El gusto por la fotografía te permite “ver lo que otros nos ven” y estar en continua búsqueda de nuevas perspectivas. En la empresa, esta cualidad te servirá para buscar siempre nuevos puntos de vista y optimizar la forma de hacer las cosas.
  • Creatividad. Los fotógrafos son, por definición, personas creativas, que siempre están en busca de nuevos ángulos, expresiones y formas de retratar la realidad. En la empresa, esta cualidad te impulsará a crear constantemente y a no quedarte nunca de brazos cruzados.
  • Imaginación. Es una cualidad muy presente en todo fotógrafo, que en la empresa te permitirá dotar de un valor añadido y original a tu trabajo.
  • Los fotógrafos acostumbran a ser inquietos: siempre buscan pretextos para captar realidades nuevas. Aplicado a la empresa, serás capaz de afrontar nuevos retos y disfrutarás de la experiencia.
  • Pasión: La fotografía no es sólo apretar un disparador, también es pasión: una pasión que marca la diferencia. Aplicada a la empresa, pondrás entusiasmo e ilusión en todo lo que haces, enfocándote en los detalles. El resultado de tu trabajo será siempre un mayor valor añadido.
  • Perseverancia. Muy ligado con lo anterior, la fotografía es insistir: es colocar a un bebé de mil maneras hasta que logramos hacerle reír o le pillamos dormido. En la empresa, esta perseverancia te llevará a no rendirte y a esforzarte por alcanzar tus objetivos.
  • Templanza La fotografía exige altas dosis de paciencia. Un buen fotógrafo sabe esperar despierto hasta las 5 de la mañana para capturar el momento cúspide de un amanecer y volver a hacerlo al día siguiente si no ha quedado satisfecho con la instantánea del día anterior. En la empresa también sabrás esperar al momento idóneo, no te precipitarás y serás consciente de que todo se consigue con esfuerzo.

Este es sólo un fragmento de la Guía Eres lo que te gusta. Accede a su versión completa aquí:

DESCARGAR GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA FUNDACIÓN ADECCO

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.