¿Tienes discapacidad? ¡No te cortes a la hora de pedir trabajo!

Elena Buitrago, con 29 años y una tetraplejia, se lanzó a pedir trabajo como Community Manager sin tener todas consigo. Éste es su relato.

El “No” ya lo tienes… 

“Después de corroborar que es viable ir a un festival open air siendo tetrapléjica, mi hermano mayor Kike y yo tenemos la tradición de ir juntos, como mínimo, a un festival de música electrónica en verano desde hace 6 años .

Era el año 2015. Monegros Desert Festival no daba señales de que se fuera a celebrar, y un festival en Tarragona llamado The End of the World llamó mi atención por su cartel de calidad.

Hay festivales, conciertos y espectáculos que reservan un número de entradas a precio reducido, o incluso gratis, para gente con un grado de discapacidad mayor o igual al 33%, y como no había comprado la entrada tampoco perdía nada por preguntar. Enseguida obtuve respuesta con un par de entradas de cortesía para mí y mi acompañante.

Fue maravilloso, música de calidad, espacios sin agobios, gente agradable con ganas de pasárselo genial… En resumidas cuentas, me enamoré del The End y tenía que formar parte de aquello de una manera u otra.

“¿Qué hago? ¿Cómo lo hago? Si me dicen que no… ¡qué vergüenza! ¿A quién escribo? Jope, me gusta tanto.. Me van a juzgar… Creerán que no puedo…”

Hay un lema que me gusta mucho recordar… “¡Pregunta! No tienes nada que perder porque el ‘no’ ya lo tienes… o te dicen ‘sí’ o, en el peor de los casos, te quedas igual que  estabas.”

“¿Y si les escribo por Facebook? ¿Y si piensan que ‘dónde voy’? Bueno igual se echan unas risas. En verdad no pierdo nada. ¡Venga va! ¡Quiero trabajar ahí!”

Respiré hondo, conté hasta tres y dejé que mi corazón se expresara a través del teclado, relatando la pasión que siento tanto por la música electrónica como por la experiencia de vivir un festival.
“Me he enamorado de vuestro festival. Soy estudiante de marketing. Por favor, dejadme que os eche un cable en lo que sea, os lo hago gratis!”

Su respuesta no tardó en llegar.. “Justo estamos buscando un Community Manager!” Y así fue el inicio de 2 años trabajando a distancia (yo en Madrid, el festival en Tarragona) todos los días de lunes a lunes. Llevaba las Redes Sociales del festival, el email corporativo, la contratación de servicio de autobuses…

Muchas veces me pregunto qué es lo que me gusta de este trabajo y he llegado a dos conclusiones: la primera es que en un futuro, espero no muy lejano, quiero organizar mi propio festival. Y la segunda es la satisfacción: ver todo el trabajo de un año comprimido en lo que dura el festival, es brutal”.

Pero también me llevo algunos convencimientos más genéricos:

1) Las personas con discapacidad no somos menos que nadie. Tenemos que tatuárnoslo como un mantra, empezar a creérnoslo de verdad, confiar en nosotros mismos. Si lo hacemos, los demás también lo harán y podemos sorprendernos mucho, tanto en la vida como en el empleo.

2) Las personas con discapacidad tenemos competencias que nos hacen únicas (y tenemos que ponerlas en valor). No quiero que suene a tópico, pues creo que todos somos únicos, tengamos discapacidad o no. Pero no es esto a lo que me refiero. Lo que quiero transmitir es que, de alguna forma, tener una discapacidad – física, como es mi caso- te hace ser más creativo, buscarte las castañas, desarrollar la imaginación. Además, qué duda cabe, estamos acostumbrados a convivir con el sacrificio y con una continua superación. Todo esto es oro para las empresas…

3) Nunca, jamás, debemos presuponer. Asumir que la sociedad y las empresas nos darán la espalda es conformarnos y reforzar el estereotipo. Rompamos de una vez por todas con las creencias estereotipadas y atrevámonos a dar el paso. Quizás nos cierren alguna puerta, pero también es posible que nos abran otra que nos apasione.

En resumen: si te gusta algo y quieres dedicarte a ello, ¡no te cortes y ve a por todas! Tengas éxito o no, a las empresas les gusta la iniciativa y seguro que te tendrán en cuenta. Además, te sentirás bien contigo mismo por haber dado el paso de intentarlo.

 

Fuente de la imagen:

http://ismorbo.com/frontera-festival-2016-7-tips-importantes-para-que-tengas-una-jornada-inolvidable/bbc-2/ 

Elena Buitrago Polanco, 29 años.
Forma parte del equipo de comunicación de Fundación Adecco, a Elena la reconocerías fácilmente por ir derrapando con su silla eléctrica mientras escucha música electrónica con una sonrisa de oreja a oreja. Un accidente deportivo la dejó sentada en una silla algo diferente a la de la mayoría pero eso no la impide hacer lo que más le gusta, seguir acumulando experiencias y que “le quiten lo bailao”