fbpx

Claves para salir del paro de larga duración

La crisis de la COVID-19 ha arrastrado al paro de larga duración a 133.900 profesionales, un 70% de los cuales son mujeres.

En este contexto, la Fundación Adecco ofrece algunas claves para salir del paro de larga duración, en su informe #EmpleoParaTodas: la mujer en riesgo de exclusión en el mercado laboral.

Claves para salir del paro de larga duración

1) Formación: certificados de profesionalidad. Las desempleadas de larga duración deben acreditar que el tiempo en desempleo no ha sido perdido, sino que ha generado cambios positivos en su persona, sirviéndoles para incrementar su formación en áreas que hoy están en auge: tecnología, redes sociales, idiomas, comunicación, etc. En este sentido, es importante apostar por el reciclaje profesional a través de la formación, siendo los certificados de profesionalidad una vía idónea: son titulaciones emitidas por el SEPE o la Comunidad Autónoma correspondientes, con validez en todo el territorio nacional y que acreditan a un trabajador para una cualificación profesional u oficio.

2) Conocimiento del mercado laboral. Estar al tanto de los sectores que están demandando más trabajadores puede ser de gran ayuda para encontrar una oportunidad profesional en el menor tiempo posible. Algunas áreas con alta demanda en estos momentos son la logística (requiere perfiles como preparadores de pedidos, repartidores, transportistas…), el sector sociosanitario (se ha disparado la demanda de gerocultores) o el área de servicios, en posiciones como teleoperador u operario de limpieza.

3) Digitalización de la búsqueda de empleo. Internet se ha convertido en la ventana al mundo laboral. Por ello es fundamental dotarse de competencias tecnológicas y estar presente en los canales digitales a través de la creación de perfiles profesionales en redes como LinkedIn, la utilización de  portales de empleo, la creación de una marca personal en buscadores o la capacitación para realizar videoentrevistas, entre otros.

4) Currículum funcional. Cuando se acumulan periodos muy extensos de inactividad o desempleo, en lugar de ordenar las experiencias profesionales por fecha, poniendo al descubierto que el último trabajo fue hace mucho tiempo, se recomienda agrupar los empleos por sectores, haciendo hincapié en la formación académica y motivaciones personales. Ejemplo:

    • EXPERIENCIA LABORAL
      • SECTOR 1. Puesto ocupado. Nombre de la empresa. Tareas o logros realizados.
      • SECTOR 2. Puesto ocupado. Nombre de la empresa. Tareas o logros realizados.

5) Flexibilidad. El mercado laboral cambia a gran velocidad y por ello es importante ser flexible. Las desempleadas deben ser conscientes de que, quizás, se vean abocadas a trabajar en puestos que no se adaptan completamente a su perfil profesional. Asimismo, es importante estar abiertos a opciones como la movilidad geográfica, al empleo por cuenta propia y otras fórmulas que, quizás, no estaban en el planteamiento inicial.

6) Actitud y habilidades blandas en la búsqueda de empleo. Aunque cierto que las empresas suelen decantarse en primer lugar por los profesionales con experiencias laborales más recientes, no es menos verdad que las habilidades blandas cotizan al alza. Es por ello que la actitud positiva en la búsqueda de empleo permite aflorar valores que hoy son estratégicos para conectar con el mercado laboral: interés, creatividad, esfuerzo, dedicación, orientación a resultados…

7) Voluntariado. La ausencia de experiencias laborales recientes puede compensarse con el voluntariado, una práctica en auge, muy valorada por los seleccionadores. Si bien es cierto que en la era COVID-19 el contacto presencial se ha restringido al máximo, existen opciones de voluntariado telemático u online mediante el que las desempleadas pueden entrenar habilidades como la comunicación, la empatía o la asertividad, a la vez que cooperan con la comunidad en la que habitan y mejoran su perfil profesional.

Encuentra más claves para salir del paro de larga duración en la guía Ponle Fin al paro, de la Fundación Adecco

Visualiza la pieza de sensibilización Vulnerables, de la Fundación Adecco, en la que se sensibiliza sobre la situación de la mujer.

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.