fbpx
Certificado de discapacida

Cuándo, cómo y por qué solicitar el certificado de discapacidad

La discapacidad es mucho más común de lo que pensamos (se estima que más de mil millones de personas viven con ella, alrededor del 15% de la población mundial).

Existe una gran diversidad de tipologías de discapacidad, pero de forma general, se clasifican en 5 grupos:

  • Física: engloba alteraciones en el sistema neuromuscular y/o esquelético que dificultan o limitan el movimiento.
  • Psíquica: referida a las alteraciones en las funciones relacionadas con la conducta adaptativa, con las facultades mentales y las estructuras neurológicas.
  • Sensorial: relacionada con alteraciones de las estructuras sensoriales: oído, vista, tacto, gusto y olfato o del sistema nervioso.
  • Intelectual: referida a las alteraciones en la función intelectual significativamente por debajo del promedio y de la conducta adaptativa.
  • Orgánica: relacionada con alteraciones crónicas en las funciones orgánicas (aparato locomotor (muscular y óseo), respiratorio, digestivo, excretor, circulatorio, endocrino, nervioso y reproductor) o en las estructuras del sistema orgánico.

Existen enfermedades, lesiones y dolencias que se pueden certificar como discapacidad, pero que a menudo no asociamos con la misma. A continuación, te presentamos algunos casos que son susceptibles de tramitar como discapacidad (*pincha en la imagen para ampliarla):

Listado de las discapacidades más frecuentes

En esta infografía presentamos diferentes tipos de enfermedades, lesiones y dolencias que son susceptibles de tramitar como discapacidad – Fundación Adecco

¿Por qué solicitar el certificado de discapacidad?

La discapacidad desde el punto de vista administrativo es un mecanismo de protección pública que tiene como objetivo apoyar, mediante beneficios y ventajas sociales, a aquellas personas que presentan limitaciones y restricciones en determinadas actividades como consecuencia de una condición de salud congénita, hereditaria o adquirida.

El certificado de discapacidad es un documento oficial que acredita la condición legal de persona con discapacidad, a la que se concede un grado de discapacidad concreto. Estas personas pueden acceder a beneficios, derechos económicos y servicios de organismos públicos.

Si estás buscando empleo, es importante que sepas que las empresas obtienen beneficios por la contratación de personas con certificado de discapacidad. Además, existe una normativa legal, Ley General de los Derechos de las Personas con discapacidad y su inclusión social (LGD), que exige a las empresas de más de 50 trabajadores la obligatoriedad de incorporar un porcentaje de empleados con discapacidad no inferior al 2%. El incumplimiento de esta ley es objeto de sanción por parte de los organismos públicos. 

Conoce más sobre la LGD pinchando aquí.

Pero además, existen otras muchas ventajas fuera del ámbito laboral (*pincha en la imagen para ampliarla):

Cuáles son las ventajas del certificado de discapacidad

¿Cómo solicitar el certificado de discapacidad?

Para obtener el certificado de discapacidad es necesario iniciar un procedimiento administrativo que conlleva una valoración médica, social y psicológica de aspectos como la edad, el entorno familiar, la situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.

Todos estos elementos determinarán el grado total (porcentaje) de discapacidad, que para el reconocimiento legal y la obtención de beneficios sociales y ventajas fiscales deberá ser igual o mayor al 33%.

Fases

El proceso suele tener una duración media de unos 6 a 8 meses, aunque puede variar en función de la comunidad autónoma en la que se realice. Puede iniciarse en cualquier momento del año, siendo español o extranjero residente legalmente en España, siempre en el lugar de empadronamiento de la persona y contempla las siguientes fases:

  1. Contacto con el organismo competente de la Comunidad Autónoma (Consejería de Asuntos Sociales del Ayuntamiento en cuestión o Centros Base de Atención a Personas con Discapacidad más cercanos al solicitante). Descarga el listado nacional de Centros Base
  2. Presentación de la solicitud
  3. Reconocimiento y valoración
  4. Dictamen Técnico-Facultativo
  5. Trámite de Audiencia
  6. Obtención de la resolución

Los documentos que nos pedirán son los siguientes (varían según la Comunidad Autónoma):

  • Fotocopia y original del DNI de la persona solicitante o representante legal. En su defecto, el Libro de Familia.
  • Informes médicos (también psicológicos y sociales si se dispone de ellos). Se pueden solicitar a nuestro médico de la Seguridad Social, quien revisará los informes y establecerá si cumplimos los requisitos para obtener el certificado.
  • Si el solicitante ya tiene invalidez reconocida, deberá adjuntar fotocopia de la Resolución de la Comisión de Evaluación de Incapacidades.

Además de presencialmente, la obtención del certificado de discapacidad puede realizarse también vía telemática. Busca el enlace de tu Comunidad Autónoma para informarte al respecto.

Una vez realizada la valoración del certificado de discapacidad, te llegará una carta a casa con el certificado de discapacidad y la valoración recibida como el ejemplo adjunto a continuación:

Una vez hayas obtenido el certificado de discapacidad puedes tramitar la tarjeta acreditativa que será más cómodo de transportar. Te contamos más sobre la tarjeta acreditativa de discapacidad pinchando aquí.

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.