fbpx
Voluntariado corporativo personas con discapacidad

El voluntariado corporativo: la SOLUCIÓN para combatir la discriminación laboral

Actualmente, existen en España más de un millón de personas con problemas de salud mental, según la  Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES).  Siendo ésta una cifra muy significativa, la Fundación Adecco y Grupo 5 han realizado un estudio para identificar su grado de integración social y laboral, así como iniciativas para favorecer su presencia normalizada en todos los ámbitos: Empleo y Salud Mental.

La primera cifra que nos llama la atención es el impacto que tiene el desempleo  sobre estas personas: un 75% se encuentra en paro, mientras que sólo el 25% trabaja.  Con esta cifra a la vista, advertimos que nuestra sociedad está aún muy lejos de normalizar los momentos por los que pasan las personas con enfermedad mental. Siendo el empleo una de las principales herramientas de inclusión social (si no la más importante), urge impulsar mecanismos de sensibilización para “cambiar miradas” hacia estas personas, que tienen un alto potencial de talento si se les da la oportunidad.

Además, este informe revela una realidad muy llamativa:  las personas que nunca han tenido contacto con la enfermedad mental, presentan un grado de rechazo social muy superior que aquéllas que lo han vivido de cerca.  Por dar alguna cifra, un 91% de los que tienen relación con la enfermedad mental, contrataría sin ningún problema a la persona que la padece, siempre que encaje en el puesto,  cifra que desciende hasta el 52% en el caso de las personas ajenas a esta realidad.

Ante esta situación, el informe propone fomentar la interacción como mejor receta para combatir el rechazo social y propiciar la integración laboral.  Según Alejandro Arribas, de Grupo 5: “Hay que promover el contacto directo a través de roles igualitarios en entornos naturales,  en donde haya una responsabilidad compartida”.

En este sentido, las empresas tienen mucho que aportar a través del voluntariado corporativo, es decir, a través de la puesta en marcha de acciones que permitan a sus empleados participar en actividades deportivas, medioambientales, formativas o de ocio, con personas con problemas de salud mental.

Según palabras de Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “mediante la participación conjunta en diferentes experiencias, conseguimos que los empleados de las empresas abran su mente, empaticen con  las personas que tienen un problema de salud mental y sustituyan poco a poco sus prejuicios y temores por una percepción cada vez más favorable”.

Durante el último año, Fundación Adecco y Grupo 5 han celebrado un total de 5 acciones de voluntariado de 8 empresas  que han reunido a  169 voluntarios y a 111 personas con problemas de salud mental. Estas actividades han sido de muy diversa índole: talleres medioambientales, de hostelería, deporte inclusivo, etc. Pero independientemente del tipo de acción, lo importante es el intercambio que se produce entre personas con y sin discapacidad, consiguiendo, por un lado, la eliminación de barreras y estereotipos y, por otro, que las personas con problemas de salud mental participen en una actividad formativa que les permita mejorar sus habilidades de cara a su futura integración laboral.

Ver informe

*En la foto, voluntariado del Comité de Dirección de Makro junto a usuarios de Grupo 5.

 

 

 

 

 

 

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.