fbpx

Cómo convertir la búsqueda de empleo en una rutina apetecible y atractiva

La búsqueda activa de empleo suele venir acompañada de algunos sentimientos o situaciones que pueden frustrar este proceso. Y es importante que uno mismo sea capaz de gestionarlo adecuadamente, evitando que la presión por la situación económica y/o la frustración nos invada. Para ello, os damos algunos consejos para reducir o minimizar esas emociones que nos bloquean y que perjudican nuestra actitud a la hora de buscar empleo:

En primer lugar, debes conocer la actualidad. Y no hace falta mucho, un ordenador o una tablet será suficiente para conocer qué nuevas empresas han aterrizado en nuestro país, qué empresas van a contratar en 2016, o posibilidades de formación, entre otros. Además, estar al día tiene otro componente beneficioso: nos permitirá adquirir conocimiento digital, a la vez que no nos obsesionamos con la búsqueda de empleo.

Es extremadamente importante que seamos constantes. La disciplina tiene que ser la misma, como aquellos que se la autoimponen cuando tienen que estudiar para presentarse a unas oposiciones. Debes desayunar con Linkedin y con todos los portales de empleo que se ajusten a tus objetivos laborales. Evita todas las distracciones posibles, y haz a tu entorno conocedor de esta situación. Tus amigos, tu familia: deben entender que tu futuro empleo es tu prioridad, no ver que por estar en el paro tienes todo el tiempo del mundo.

En tercer lugar, autoevalúate. Haz balance sobre las ofertas a las que te has apuntado, en cuantas has realizado una primera entrevista, en cuantas una segunda o has sido finalista. Analiza el perfil de las empresas, de ahí podrás deducir tu perfil profesional encaja o no con ciertos sectores o tipos de empresas con una determinadas estructuras. Lo mismo con las actividades de networking, cuanta gente has conocido, cuanta gente se ha puedo en contacto contigo o con cuánta gente has retomado el contacto. Revisa tu agenda, allí podrás explorar, seguro, nuevas posibilidades.

Aunque estemos hablando de rutinas, lo que hacemos en ese día a día es trazar un plan estratégico para tu búsqueda de empleo. Es por ello que, transcurridos 3 meses, analiza todas tus actuaciones y sus resultados. Si ves que no son los esperados, replantea todo ese plan estratégico, definiendo nuevas metas y objetivos.

Y finalmente, gestiona tus emociones. Perder un trabajo implica perder contactos personales, amigos y una inseguridad financiera. Debemos dejar de compararnos, tómate este momento como un reto y una oportunidad para dedicarte a aquello que te emociona hacer. Párate a pensar en aquello que realmente te motiva, ahora es el momento de poder dar un giro a tu carrera y poder dedicarte a lo que siempre habías tenido en mente y nunca te habías decidido a desarrollar.

Marc Ponce
marc.ponce@adecco.com

Miembro del Departamento de Comunicación de Fundación Adecco. Además, tengo experiencia en la Responsabilidad Social de las Empresas