fbpx
Ana Gómez, directora de RRHH de Pfizer: “La salud de una sociedad se mide por su grado de diversidad e inclusión” - Azimut
18256
post-template-default,single,single-post,postid-18256,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Ana Gómez, directora de RRHH de Pfizer: “La salud de una sociedad se mide por su grado de diversidad e inclusión”

Ana Gómez, directora de RRHH de Pfizer: “La salud de una sociedad se mide por su grado de diversidad e inclusión”

Con más de 10.000 empleados, Pfizer no solo es reconocida por ser líder en investigación biomédica a nivel mundial sino también por ser una de las empresas más concienciadas con acciones de responsabilidad social corporativa de España. Hoy tenemos el placer de charlar con Ana Gómez Ortas, directora de RRHH de Pfizer España en la sede de Alcobendas, Madrid.

Son las 11:00 y Gonzalo llama al timbre. Viene a buscarme para ir juntos en mi coche, una furgo Peugeot adaptada para personas con movilidad reducida, usuarias de silla de ruedas. Ultimamos detalles, comprobamos el equipo y nos vamos!

Soy afortunada por tener a disposición un coche adaptado, recuerdo el artículo Sin transporte accesible no habrá inclusión laboral de las personas con discapacidad y la de sus familiares.

Abrimos el maletero, Gonzalo baja la rampa, entro, me ancla y arrancamos!
Salimos en dirección a Alcobendas y el GPS marca 35 minutos. Se hace corto, al llegar nos toman los datos en la garita y nos indican amablemente la plaza de parking reservada para personas con discapacidad. Aparcamos y nos acompañan a la entrada, nos entregan un carnet con nuestra identificación y esperamos a Ana Gómez y a su equipo de comunicación, que nos reciben con una amplia y cálida sonrisa.

Diplomada en Relaciones Laborales y licenciada en Derecho, Ana Gómez Ortas tiene más de 30 años de experiencia en el sector  farmacéutico, siendo  los últimos  6 años  al frente dela Unidad de RRHH de Pfizer España. Ha impulsado el desarrollo de políticas de diversidad e inclusión tanto para trabajadores de la compañía como para sus familiares con discapacidad, abriendo también bonitos caminos de RSC.

Buenos días Ana! Gracias por recibirnos.
Primero me gustaría preguntarte por la relación que tenéis Fundación Adecco y Pfizer, cuéntanos un poquito cómo colaboráis con la Fundación.

Llevamos ya siete años aproximadamente colaborando en conjunto y el año pasado firmamos un nuevo acuerdo. Durante este tiempo hemos desarrollado conjuntamente numerosas acciones.

Pfizer es una compañía biomédica absolutamente comprometida con el bienestar de las personas y concretamente con la discapacidad.

Este  acuerdo con la Fundación nos ayudó a arrancar proyectos para la inserción laboral de personas con discapacidad. Este fue el inicio de un montón de proyectos y cada vez colaboramos más, siempre con la intención de la inserción laboral. Gestionamos los proyectos, los elegimos en conjunto y la verdad es que somos  “partners” en nuestra relación.
Colaboramos con fundación Adecco porque decidimos que no queríamos cumplir con la ley sin más. Evidentemente Pfizer tiene más de 50 empleados y tiene que cumplir la ley, pero no queríamos hacer una donación en una cuenta bancaria:queríamos un proyecto con ojos y brazos y estamos encantados.

“Trabajando juntos por un mundo más sano” es vuestro lema.  ¿Por qué?

Creo que la salud de una sociedad también se mide por su grado de Diversidad & Inclusión. Por este motivo estamos comprometidos con la diversidad, con la inclusión, con la discapacidad, con el tema de la diversidad de género, de religión, de raza… Nos estamos dedicando en los últimos tiempos a comunicar todo lo que hacemos porque hacemos mucho y queremos que haya compañías que se animen a seguir también por este camino.
Recibimos un feedback absolutamente positivo y me atrevería a decir que la diversidad forma parte del ADN de los empleados de esta compañía. Creo que hemos avanzado mucho, aunque también queda mucho por hacer.

Como acabas de decir la diversidad e inclusión está en el ADN de Pfizer. Cuéntame un poco más qué acciones lleváis a cabo para reforzarlas.

Colaboramos en bastantes proyectos de igualdad para la mujer,  llevamos a cabo acciones de voluntariado con los empleados…

Tenemos y hemos tenido muchos programas  algunos como la contratación de profesores con discapacidad recién graduados para que impartan clases como profesores adjuntos en colegios de educación infantil. Estamos trabajando para tener un programa de becarios con discapacidad. Otros proyectos son potenciar el voluntariado de los empleados, el último ha sido tener la opción de adoptar provisionalmente durante un año perritos para que luego los puedan devolver a una entidad especializada y que ésta los pueda adiestrar para personas invidentes, como perros guía. Hemos dado todas las facilidades para que los perritos estén por aquí por la oficina, fomentando el voluntariado y creando marca dentro de la compañía.
Otro programa en el que colaboramos con la Fundación Adecco y la Fundación Condenados al Bordillo es crear empleo de personas con discapacidad física que a su vez ayudan a personas con discapacidad intelectual, trabajando como fisioterapeutas, acompañantes, monitores de ocio, etc.

Precisamente este año habéis lanzado “La cigüeña añil”, un cuento sobre el valor de la diferencia y la importancia de ponerse en la piel del otro. ¿Cómo y por qué surge esta publicación?

En Pfizer apostamos por el cuento como una de las mejores herramientas didácticas para explicar a los más pequeños valores como el respeto, la igualdad y la empatía, aspectos básicos para la convivencia en sociedad. De hecho, es el segundo cuento que realizamos. El primero es “El sueño mágico de Shamán que explica a los niños la ciencia que se encuentra detrás de los medicamentos.

La finalidad de ‘La Cigüeña Añil’ es ofrecer un momento de reflexión, aprendizaje y diversión a niños, padres y familiares. Y mientras tanto, seguir acercando nuestra filosofía y razón de ser de una forma diferente, pero siempre con el mismo objetivo en mente: conseguir, entre todos, un mundo cada vez más sano y más comprometido con la salud.

En este caso, se contó con un delegado de la unidad de enfermedades raras y, gracias a él tenemos un cuento absolutamente bonito.

Los trabajadores mayores de 45 años siguen encontrándose con obstáculos, a pesar de estar en el ecuador de su vida profesional. ¿Cómo crees que podrían combatirse estas dificultades?

Yo lo que creo es que tiene que haber medidas por parte de las Administraciones Públicas para hacer realidad la inclusión de estas personas. Las personas con 45 años están en lo mejor de su carrera profesional y atesoran una experiencia increíble. Si eso lo juntas con gente junior y becarios, logras la combinación perfecta: unos aportan alfabetización tecnológica y otros la parte de experiencia. Si me hubieras hecho esta entrevista hace dos o tres años hubiera estado un poquito más preocupada. Ahora, sin embargo, estoy receptiva, porque creo que las compañías están empezando a darse cuenta de todo esto: hemos avanzado también con el tema de protección de datos y ya no se mira tanto la edad, sino que la experiencia va a adquiriendo valor. Tenemos que seguir en esa línea.

¿Qué proyectos tenéis entre manos para combatir esta exclusión laboral, la de un empleado mayor de 45 años?

No estamos centrados en este reto concretamente, pero es un aspecto en el que estamos trabajando, pues es fundamental tener una plantilla equilibrada. Cuando estamos contratando o desarrollando personas, ponemos el foco en los valores, actitudes y experiencias de las personas, y no en la edad o discapacidad.

Os centráis en el talento
Exactamente.

Con la mejora de la salud y el avance tecnológico, cada vez hay más personas con discapacidad que pueden trabajar, yo soy un ejemplo de ello gracias a dispositivos táctiles y aplicaciones que me facilitan el acceso a poder usar programas con los que puedo realizar mi trabajo, pero todavía es necesario un cambio cultural para reducir las barreras mentales. ¿Cómo se está afrontando en Pfizer?

Cuando hemos tenido vacantes, ya sea en las oficinas centrales o en nuestra planta de fabricación, siempre cumplimos con la normativa referente a las personas con discapacidad, buscando ser inclusivos y con tecnologías adaptadas para que puedan ser usadas por todos nuestros empleados cualificados. Lo que sigue siendo un reto es la formación. Nosotros, al estar dentro de la industria farmacéutica, necesitamos gente bastante cualificada y echo de menos esa cualificación en personas con discapacidad, quizás porque sus posibilidades han sido menores desde la infancia. Hay que romper esa brecha formativa.
Además, también hemos empezado a implementar el teletrabajo y en cuestión de 4-5 años hemos avanzado mucho a nivel tecnológico e insisto también, a nivel cultural.
En el ámbito digital, la sociedad está haciendo unos avances increíbles.

Reivindicas entonces que una buena formación junto a dispositivos tecnológicos adaptados, son factores clave para que personas con discapacidad puedan postular a puestos de trabajo cualificados
Absolutamente

Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo.
A vosotros!

 

Elena Buitrago
elenabpolanco@gmail.com

A Elena la reconocerías fácilmente por ir derrapando con su silla eléctrica mientras escucha música electrónica con una sonrisa de oreja a oreja. Un accidente deportivo la dejó sentada en una silla algo diferente a la de la mayoría pero eso no la impide hacer lo que más le gusta, seguir acumulando experiencias y que "le quiten lo bailao". Actualmente forma parte del equipo de Comunicación de la Fundación Adecco.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.