Cómo impulsar el empleo entre las mujeres al frente de una familia monoparental - Diversidad e inclusión
21522
post-template-default,single,single-post,postid-21522,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Cómo impulsar el empleo entre las mujeres al frente de una familia monoparental

Cómo impulsar el empleo entre las mujeres al frente de una familia monoparental

Las familias monoparentales en España, la mayor parte encabezadas por una mujer (de ahí el término monomarentalidad, cada vez más extendido), son una realidad creciente en España. A pesar de ello, constituyen un sector de la población que presenta grandes dificultades a la hora de acceder al mercado laboral y encontrar un empleo sostenible en el tiempo.
Las dificultades para conciliar la vida personal con la profesional son el principal obstáculo que estas unidades familiares tienen que sortear.

Desde la Fundación Adecco, apoyamos a mujeres con responsabilidades familiares no compartidas en su búsqueda de empleo, con el objetivo de que encuentren una ocupación adecuada a sus necesidades, expectativas y, sobre todo, compatible con el cuidado de sus hijos. En el décimo informe Monomarentalidad y empleo presentamos algunas propuestas para impulsar su inclusión laboral, que replicamos a continuación:

Propuestas para la Administración Pública

  • Establecimiento de sistemas de ayudas económicas compensatorias que, en caso de reducción de jornada, equilibren la merma salarial y sufraguen los gastos derivados de la utilización de servicios privados de atención a la infancia.
  • Impulso de medidas para estimular la contratación de personas al frente de una familia monoparental: beneficios fiscales, bonificación de las cuotas a la Seguridad Social, así como ayudas económicas que les permitan compatibilizar un empleo a media jornada con una prestación que complemente sus ingresos, durante un tiempo determinado.
  • Refuerzo de las políticas activas de empleo, con foco en la formación, que garanticen la conexión de las personas que lideran familias monoparentales con los sectores de actividad que generan una mayor demanda de empleo.
  • Colaboración público-privada para poder realizar un acompañamiento experto, a través de un itinerario profesional individualizado y ajustado a las necesidades de las personas al frente de una familia monoparental.
  • Promoción de apoyos de carácter formal para hacer frente a las responsabilidades familiares. Junto a las redes de apoyo informal (familia, amigos, vecinos, etc.), habilitar servicios públicos de educación y de corresponsabilidadpara que las familias monoparentales puedan ofrecer a sus hijos un acompañamiento de calidad mientras los progenitores trabajan (ampliar horario y plazas en escuelas de titularidad pública, reforzar la alternativa de las “madres de día” en los entornos urbanos, establecer un paquete de ayudas a domicilio, etc).
  • Extensión de la duración del permiso por nacimiento o baja de maternidad, añadiendo el tiempo de permiso que hubiera correspondido al otro progenitor.

Propuestas para las empresas

“Las estrategias de Diversidad, equidad e inclusión (De&I) son el punto de partida para construir una cultura corporativa abierta, diversa y equitativa, donde todas las personas puedan desarrollarse profesionalmente. Esta cultura ha de ser transversal y holística, abarcando todas las fases de la experiencia del empleado: atracción del talento, desempeño, promoción, etc. El compromiso de la alta dirección es la llave para que estas políticas tengan un calado real en la organización y la única vía para que las personas con más dificultades, entre ellas las que están al frente de una familia monoparental, puedan encontrar una ocupación con garantías y de forma sostenible en el tiempo”- señala Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

Dentro de estas políticas y, para garantizar la inclusión laboral de las personas al frente de una familia monoparental de forma sostenible en el tiempo, es necesario impulsar una decidida apuesta por las medidas de conciliación que permitan, de forma realista, compatibilizar su carrera profesional con el cuidado de los menores, entre otras:

  • Prioridad en el traslado al centro más cercano al domicilio de las personas al frente de una familia monoparental.
  • Prioridad en la elección de turnos en función de las circunstancias personales y/o familiares del hogar monoparental.
  • Posibilidad de abandono del puesto de trabajo ante emergencias familiares.
  • Acomodación de las vacaciones laborales a las vacaciones escolares.
  • Establecimiento de bolsa de horas en periodos de adaptación escolar y ante episodios de enfermedad de los menores que no puedan asistir a su centro educativo.
  • Permisos para acompañamiento de los menores a consultas médicas, siempre que sea necesario.
  • Aumento del periodo de vacaciones y/o de los días de asuntos propios en las familias monoparentales, por encima de lo establecido en el convenio.
  • Posibilidad de excedencia voluntaria con conservación del mismo puesto de trabajo.
  • Posibilidad de teletrabajo (como medida que ahorra desplazamientos innecesarios y permite una mayor flexibilidad horaria)en aquellas posiciones en las que el desempeño pueda ser realizado telemáticamente.
  • Beneficios sociales con foco en las familias: cheques o tickets guardería, ayudas económicas para la adquisición de material escolar, etc.
  • Bonos y/o ayudas económicas para la formación en horario laboral, con orientación por parte de expertos, para que las personas trabajadoras puedan mantener su cualificación de forma permanente en el tiempo.

Si eres mujer con responsabilidades familiares y estás buscando trabajo, no dudes en visitar el portal de empleo de la Fundación Adecco y consultar las ofertas disponibles.

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de una década profundizando en la situación social y laboral de las personas en riesgo de exclusión.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.