fbpx
Definición de Diversidad Corporativa. ¿Qué entendemos por estrategia de Diversidad aplicado a la empresa?
16746
post-template-default,single,single-post,postid-16746,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Gestión de la Diversidad Corporativa: definición

La Diversidad Corporativa para la Fundación Adecco

Gestión de la Diversidad Corporativa: definición

Hay dos conceptos empresariales que en los últimos tiempos han adquirido especial relevancia en la estrategia de empresas de toda índole, tamaño y sector: la diversidad corporativa y la inclusión.

Bajo el modelo tradicional las empresas plantean la diversidad corporativa como una respuesta a la exclusión laboral que presentan grupos de personas que se catalogan como colectivos o minorías infrarrepresentadas en la empresa. Mediante dichas estrategias de diversidad corporativa, las empresas implementan exclusivamente acciones que corrijan esta situación mediante un sistema de cuotas que cumplir.

Si analizamos la formulación de políticas corporativas de las empresas pequeñas, medianas o grandes, la mayoría responden a este modelo. Sin embargo, de esta forma, la diversidad se queda reducida a estrategias de inclusión normativizadas, muy segmentadas y orientadas a determinados colectivos y minorías. No se dirige a todos, sino a aquellos que la empresa considera que son prioritarios o más estratégicos en respuesta a normativas o líneas de actuación en materia de Responsabilidad Corporativa.

El concepto de diversidad corporativa tiene mucho más potencial para la empresa pero está aún por explorar, por explotar y muy condicionado por la presencia de situaciones de discriminación, segregación y exclusión social en nuestra historia reciente y, en la actualidad, como una herencia cultural en algunos casos o como una realidad en otros. Como consecuencia, la diversidad corporativa en el momento en el que nos encontramos necesita complementarse con estrategias de inclusión y fomento de la equidad en las empresas y también en la sociedad.

Existen barreras sociales (prejuicios/estereotipos, indiferencia, desconocimiento y discriminación) que dificultan un desarrollo pleno e integral de todas las personas en la empresa. Eso es evidente, pero, ¿y si no nos quedamos sólo con esa visión negativa? Si decidimos no quedarnos exclusivamente en la inclusión y decidimos aprovechar la diversidad de talento y de potencial que todas las personas que forman parte de la empresa pueden aportar, entonces estaremos dando una dimensión mucho mayor a la diversidad.

Por lo tanto, ¿Qué entendemos por Diversidad Corporativa?

La diversidad corporativa es un valor empresarial estratégico que:

(1) Responde al pool de talentos diferentes necesarios para el funcionamiento óptimo de la empresa,
(2) aceptando, respetando y aprovechando las perspectivas diversas mediante modelos colaborativos,
(3) que reconoce y defiende la identidad, singularidad y dignidad de todas las personas que componen los Grupos de Interés de la empresa y
(4) que adquiere un valor social cuando apoya el empoderamiento y la inclusión de personas en riesgo de exclusión.

¿Qué beneficios tiene para la empresa?

Este modelo de diversidad corporativa e inclusión proporciona a las empresas:

Modelos empresariales más competitivos al dar respuestas optimizadas y personalizadas a sus Grupos de Interés.
Equipos y sistemas preparados para hacer frente al cambio en el corto (crisis), medio (investigación y desarrollo) y largo plazo (innovación).
Mayor identificación de los grupos de interés con la marca (reputación interna, externa y employer branding).
Incremento del compromiso de la empresa con los retos de la sociedad.

La Diversidad Corporativa para la Fundación Adecco

 

marc
marc.ponce@adecco.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.