fbpx
Enrique Rovira-Beleta: “Falta mucho por hacer en España respecto a la accesibilidad de las personas con discapacidad” - Azimut
18435
post-template-default,single,single-post,postid-18435,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Enrique Rovira-Beleta: “Falta mucho por hacer en España respecto a la accesibilidad de las personas con discapacidad”

Enrique Rovira-Beleta: “Falta mucho por hacer en España respecto a la accesibilidad de las personas con discapacidad”

Foto de Enrique Rovira, arquitecto con discapacidad

El próximo sábado 1 de junio tendrá lugar en Madrid, en el estadio Wanda Metropolitano, la final de la Champions League 2018/2019 entre el Tottenham y el Liverpool. Con motivo de la celebración de este importante evento, planteamos este post con el objetivo de profundizar sobre si las grandes instalaciones deportivas en España están adaptadas a las personas con discapacidad.

Uno de los mayores expertos en España sobre accesibilidad en recintos deportivos es el arquitecto Enrique Rovira- Beleta. Fue el responsable de la accesibilidad en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos celebrados en Barcelona en 1992. Actualmente, dirige una consultoría de accesibilidad que lleva su nombre.   

Si tuviéramos que hacer una valoración general comparando las instalaciones deportivas con otro tipo de edificaciones públicas, ¿en qué punto consideras que se encuentran en nuestro país?

Las grandes instalaciones deportivas públicas o privadas se han convertido, en centros de reunión de muchísimas personas con capacidades diferentes. 

Sin embargo,  su nivel de accesibilidad es habitualmente primaria. Con esto quiero decir que las instalaciones permiten sólo su acceso y utilización con dificultad a personas con discapacidad física o movilidad reducida a algunos de sus espacios.

Falta un mayor control de la calidad de la accesibilidad y sus detalles, no solo en los proyectos sino también en las obras, realizado por técnicos de la Administración y/o Consultorías de Accesibilidad externas acreditadas por su experiencia. 

¿Cuáles son los aspectos fundamentales que se deben priorizar a la hora de hacer accesible las instalaciones deportivas?

En primer lugar, considero que es preciso realizar una buena señalización de si es conveniente o no acudir en transporte público o privado a las instalaciones. También, lógicamente, hay que tener en cuenta cómo es la accesibilidad al recinto. 

Por otro lado, la información que se suminstra al público respecto a la accesibilidad tiene que hacerse con mucha antelación y disponer de la mayor información posible. Aquí entrarían aspecto como conocer por dónde entran las personas de movilidad reducida, si existen en el recinto mostradores de recepción donde se informe a este colectivo

¿Qué avances se han hecho en los últimos años?

España publicó las primeras normativas sobre accesibilidad en la década de los 80. En 1992,  dio un paso adelante con la mejora de la accesibilidad en la Expo de Sevilla, y especialmente en los Juegos Olímpicos y Juegos Paralímpicos de Barcelona, donde se demostró que las instalaciones deportivas, Villa Olímpica/Paralímpica y pabellones expositivos y su arquitectura efímera, fueron accesibles para todos, tuvieran sus capacidades limitadas o no; y prueba de ello, es que hoy en día la mayoría de estas instalaciones deportivas continúan utilizándose por todas las personas de una manera normalizada.

«Es necesario informar al público con antelación sobre accesibilidad»

En las grandes ciudades, las instalaciones deportivas del futuro serán cada vez más grandes y, por tanto, se deberá vigilar con todo detalle su nivel de accesibilidad con la finalidad de conseguir que se apliquen las normativas de accesibilidad con el suficiente rigor. 

Según un estudio reciente, 8 de cada 10 instalaciones deportivas no tienen accesibilidad plena. Esta situación limita la plena inclusión y participación de las personas con discapacidad. ¿Qué aspectos son prioritarios para que se pueda avanzar en este sentido?

En España, todas las comunidades autónomas tienen normativas sobre accesibilidad de obligado cumplimiento. En función de cuándo se publicaron, solo se contemplan mayoritariamente actuaciones de supresión de barreras arquitectónicas.

Por otro lado, faltan por incluir los detalles de la accesibilidad física; y especialmente aumentar los requerimientos y criterios para incorporar la accesibilidad sensorial y cognitiva.

Tiene que haber una mayor formación sobre el contenido y los detalles que ofrecen las diferentes normativas de accesibilidad. 

También habría que implementar, por parte de la Administración Pública, una certificación homologada, mediante un sello o control de calidad de la accesibilidad- renovable cada pocos años- para así asegurar que en este caso las instalaciones deportivas y los edificios de uso público estén auditados y realicen un mantenimiento continuo de su accesibilidad. 

En términos de accesibilidad, el Wanda Metropolitano ¿está plenamente adaptado para que las personas con discapacidad puedan participar como espectadores y como trabajadores?

No. Faltan muchos detalles para que estén plenamente adaptados para todas las personas con discapacidades severas motóricas, sensoriales, y/o cognitivas. Por ejemplo, el pasado año asistí como espectador y usuario de silla de ruedas a la final de la Copa del Rey de fútbol, que se realizó en el recién inaugurado Estadio Wanda Metropolitano y comprobé que es una instalación muy moderna, espectacular, muy bonita y accesible para PMR, cumpliendo con la mayoría de los requerimientos que exigen las normativas de accesibilidad vigentes, a nivel estatal y autonómico.

«Tiene que haber una mayor formación sobre las diferentes normativas de accesibilidad»

Pero, como en la mayoría de las instalaciones deportivas de nuestro país, encontré que los detalles de su accesibilidad, especialmente necesarios para personas con discapacidades severas, eran mejorables o no existían. ¿Qué pasa cuando hay una jugada de mucho peligro o se hace gol en las zonas reservadas para personas de movilidad reducida?

¿Se tienen en cuenta estos aspectos cuando se diseña el estadio?

Normalmente, los espectadores de las filas delante de estas zonas reservadas para PMR, por la emoción, se levantan y lamentablemente las personas que están en silla de ruedas no ven nada.  El problema se debe a que el diseño de estos lugares tiene mucho margen de mejora. Una buena zona de movilidad reducida debería permitir que la isóptica o grado de visión de una persona en silla de ruedas no se vea afectada si los espectadores se levantan durante el juego.

Existen aseos accesibles, pero la mayoría de ellos, están ubicados y tienen  accesos independientes y alejados de los otros servicios higiénicos para hombres y mujeres. En una final con el campo lleno de espectadores, cuando éstos acuden al servicio rápidamente para no perderse ni un minuto del partido, la verdad es que estos aseos accesibles para PMR, habitualmente, estaban siempre ocupados mayoritariamente por personas sin discapacidad, y aunque había vigilantes para indicarles donde estaban los aseos para el público- en muchas ocasiones- por las prisas no les hacían mucho caso, debido a la gran distancia existente entre su asiento y estos servicios higiénicos

Entonces, ¿por qué los aseos accesibles están en emplazamientos diferentes a los estándar? ¿Por qué no existen más aseos que permitan su uso también a personas con discapacidad, aunque no tengan unas dimensiones tan confortables como los accesibles?

Sin duda, si hubiese más aseos cómodos que permitan a las personas con discapacidad su uso, evitaríamos diseños especiales o aseos diferentes. Por ejemplo, y para comparar los aseos con otras zonas de los estadios, existen escaleras y ascensores que permiten comunicar los diferentes niveles que tenga la instalación deportiva.

Hablemos de accesibilidad desapercibida, ¿la accesibilidad es beneficiosa sólo para los espectadores y trabajadores con discapacidad o en general es buena para todos?

Personalmente, como creador del concepto “Accesibilidad desapercibida”, considero que es la mejor filosofía. Es necesario incluirla en todos los diseños y proyectos originales, donde sólo se apreciarán sus medidas o características por aquellas personas que la necesiten; mientras el resto las utilizará con toda normalidad, confort y seguridad.

Además, la accesibilidad desapercibida presenta un coste económico bajo, al estar integrada en el diseño original mediante la incorporación de la accesibilidad en todos los sentidos del ser humano: vista, oído, tacto, olfato. 

¿Crees que los profesionales implicados en proyectos arquitectónicos están preparados para abordar con éxito la accesibilidad de éstos?

En la actualidad, debido a la falta de formación en términos de accesibilidad que existen en estudios de arquitectura y otras carreras universitarias relacionas con el diseño, es necesaria la contratación de Consultorías de Accesibilidad que estén acreditadas y que tengan una larga experiencia. 

Las Consultorías de Accesibilidad supervisarán los proyectos de las grandes instalaciones deportivas y/o edificios de uso público, así como sus entornos próximos. Por otro lado, también tienen que realizar un continuo seguimiento de las obras- en compañía de los técnicos responsables-, para así dar una respuesta a todas estas situaciones. 

Para que se cumplan al máximo todos los requerimientos obligatorios de accesibilidad, es fundamental que las personas que utilizan las instalaciones deportivas dispongan de todas las facilidades. 

Álvaro Quetglas Pérez
alvaroqp.fundacionadecco@gmail.com

Álvaro es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.

No Comments

Post A Comment

*