Indicadores de realidad social para crear estrategias | Fundación Adecco
21638
post-template-default,single,single-post,postid-21638,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Estos dos informes, que dan a conocer la realidad social, pueden ayudar a tu empresa a diseñar estrategias de diversidad e inclusión

Estos dos informes, que dan a conocer la realidad social, pueden ayudar a tu empresa a diseñar estrategias de diversidad e inclusión

Los estándares en materia de diversidad e inclusión son cada vez más altos y para poder generar estrategias que permitan estar a la vanguardia, es importante que las empresas conozcan los indicadores sociales de la población y los principales retos existentes.

En ese sentido, existen dos informes que desvelan año a año la situación de las familias en España. Por un lado, el informe AROPE, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), revela la realidad a nivel sociodemográfico. Mientras que el informe FOESSA, desarrollado por Cáritas, nos presenta un mapa más a pie de calle, que nos permite conocer el entramado social del país.

Ambos estudios pueden servir de ayuda a las empresas para elaborar sus programas de inclusión, logrando estrategias más eficaces.

Informe AROPE

AROPE (At Risk Of Poverty or social Exclusion por sus siglas en inglés) identifica la población en riesgo de pobreza o exclusión social de España, a partir de quienes están en -al menos- alguna de estas tres situaciones:

  • Riesgo de pobreza
  • Carencia material y social severa
  • Baja intensidad en el empleo (nueva definición 2021)

Según estos parámetros, en España en 2021 habían 13,1 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, es decir, el 27,8 % de la población española. Esta cifra supone un aumento de casi un punto porcentual con respecto al año anterior, lo que sugiere una tendencia ascendente durante los últimos dos años.

Informe FOESSA

Por su parte, Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) lanzó la primera semana de noviembre el informe ‘El coste de la vida y estrategia familiares para abordarlo’, el cual realiza un análisis de la situación social de España, a partir del Presupuesto de Referencia para unas Condiciones de Vida Dignas (PRCVD), que permite contextualizar las diferentes situaciones familiares y sus contextos.

La modalidad establece el nivel de gasto a partir del cual un hogar determinado puede vivir con dignidad en un contexto concreto, como el caso de las familias con o sin ingresos, con o sin hijos, o el caso de las viviendas con personas con discapacidad, entre otros.

En ese sentido, se definen tres tramos de hogares:

  1. Con graves dificultades para satisfacer sus necesidades básicas: aquellos cuyos ingresos son inferiores al 85% de su PRCVD.
  2. Vulnerables para satisfacer sus necesidades básicas: aquellos cuyos ingresos oscilan entre el 85% y el 115% de su PRCVD.
  3. Que pueden vivir dignamente y satisfacer con holgura sus necesidades básicas: aquellos cuyos ingresos son superiores al 115% de su PRCVD.

Garantizar accesibilidad, adaptabilidad y protección

El informe FOESSA indica que el derecho humano a un nivel de vida adecuado implica «garantizar la accesibilidad, adaptabilidad, aceptabilidad, disponibilidad, idoneidad y calidad en cada uno de los ámbitos» cotidianos estudiados.

Además, se destaca la importancia que requiere proteger a las personas y familias que «por su origen migrante, su situación de dependencia o discapacidad, su composición familiar, su género, o cualquier otra cuestión, están en una situación de desventaja».

Como mencionamos anteriormente, estos informes tienen alta relevancia para las empresas al momento de diseñar estrategias de diversidad, equidad e inclusión.

Además, tal como lo establece la Agenda 2030, las organizaciones deben «promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las personas”.

Las empresas tienen la oportunidad y el deber de construir un modelo laboral, donde todas las personas puedan participar en igualdad de condiciones y oportunidades, para avanzar en el objetivo de una sociedad más igualitaria y equitativa.

Paloma Jara
pdaniela.jara@adecco.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.