Los ODS son rentables: de lo filantrópico a la rentabilidad - Azimut
19042
post-template-default,single,single-post,postid-19042,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Los ODS son rentables: de lo filantrópico a la rentabilidad

Los ODS son rentables: de lo filantrópico a la rentabilidad

¿Por qué los ODS son rentables?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han dejado de ser una “iniciativa” para convertirse en un movimiento internacional. Porque más allá de ideologías y posicionamientos, han hecho converger las voluntades de 193 líderes mundiales, comprometidos a trabajar en 17 retos sociales de primera magnitud. Bajo la premisa “no dejar a nadie atrás”, los países se alinean, por primera vez, para acercar el progreso a todas las personas, poniendo fin a la pobreza o a la desigualdad, entre otros.

La consecución de los ODS resultaría imposible sin una alianza global entre actores públicos y privados. Las empresas, como agentes innovadores y generadores de riqueza, tienen mucho que decir para que las transformaciones se produzcan a nivel global, sin que nadie se quede atrás, al tiempo que se protege nuestro planeta. No se trata, sin embargo, de una contribución filantrópica. Los ODS representan mucho más que un comportamiento ético o caritativo: son, en realidad, el único camino para que las compañías sean sostenibles en el siglo XXI. Lo que nos lleva a la conclusión de que, efectivamente, los ODS son rentables.

Porqué los ODS son rentables

1) Porque dan a la RSC una dimensión más global y ambiciosa… y la empresa mejora su reputación

Casi todas las organizaciones cuentan con una política de RSC, cuyas acciones plasman en su correspondiente Memoria de sostenibilidad. Sin embargo, desde la aprobación de la Agenda 2030, toda política de RSC que no contemple los ODS resulta deficitaria. La RSC, como elemento integrado en todas las áreas de negocio, ha de incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible como guía universal para su ejecución y desarrollo, alcanzando una dimensión más global y ambiciosa que permitirá a las compañías estar conectadas con el entorno y mejorar su reputación corporativa.

2)Porque el mundo avanza naturalmente hacia lo sostenible… y la empresa se abre a nuevas oportunidades de negocio

Los medios de comunicación, las redes sociales y la interconectividad de nuestra era hacen que el cambio climático, el crecimiento de la brecha social o la pobreza extrema, sean realidades cada vez más evidentes y conocidas, que calan en la conciencia ciudadana. Como consecuencia, las empresas que produzcan bienes y servicios de forma sostenible liderarán el mercado del futuro, atrayendo a los trabajadores más innovadores y abriéndose a nuevos horizontes y oportunidades de negocio. Mientras, aquéllas que perpetúen prácticas irresponsables, se enfrentarán a crisis reputacionales muy difíciles de sortear, quizás insuperables.

3)Porque el consumo responsable cotiza al alza… y alinearse con los ODS es fidelizar y atraer clientes

Más del 30% de los ciudadanos ha dejado de consumir marcas que no considera responsables con su entorno, porcentaje que va en aumento, según una reciente encuesta de la Fundación Adecco. Así pues, los ODS se convierten en un instrumento clave para convencer, atraer y fidelizar a los consumidores responsables, que están dispuestos a “pagar más” por productos y servicios que sean éticos y responsables, desechando los que van en detrimento de la Agenda 2030.

4)Porque los ODS fortalecen el compromiso con todos los stakeholders

De forma creciente, sobre todo las nuevas generaciones, manifiestan su deseo expreso de trabajar para empresas que lideren el desarrollo sostenible. Mirando al futuro, resulta obvio que hay que encontrar fórmulas para atraer y retener el talento joven, siendo la alineación con los ODS una de las más eficaces. Del mismo modo, la apuesta por los ODS fortalece el compromiso con los clientes, proveedores y en general, con todos los stakeholders.

5)Porque los ODS son fuente de motivación y aumentan el compromiso de los profesionales

Según una reciente encuesta de Gallup, el 85% de los trabajadores en todo el mundo admite, cuando son preguntados anónimamente, no encontrar satisfacción en su trabajo, con el que no se identifican ni se sienten comprometidos. Por todo ello, alinear el negocio con los ODS implica desarrollar iniciativas que impacten en la satisfacción de la plantilla e incentiven la vinculación con el objetivo empresarial -por ejemplo, el voluntariado corporativo-De modo que los trabajadores puedan unir su vocación profesional con la social realizando asociaciones tipo: “en mi entorno de trabajo puedo aportar y contribuir a la consecución de retos sociales de primer orden y ello me hace sentir bien”.

6)Porque apoyar los ODS es adelantarse a las normativas

Alinearse con los ODS incrementa las oportunidades con el sector público, así como la posibilidad de anticiparse a las normativas que van a surgir para el cumplimiento de la Agenda 2030, tanto a nivel europeo como nacional. Por ejemplo, la Ley de Transición Energética.

7)Porque la empresa es diversa y eso es bueno, pero también genera dudas y desigualdades. Las políticas de Diversidad & Inclusión y los ODS son grandes aliados

La globalización y el intercambio cultural traen a la sociedad y a las empresas, no solo diferencias biológicas y/o culturales, sino también psicológicas y sociales: intereses, hábitos, aficiones, opiniones, etc. Esta heterogeneidad se impone de forma natural en un mundo diverso e interconectado, de modo que solo las empresas que sepan integrar y aprovechar el potencial de esas diferencias, saldrán fortalecidas. Para ello, los ODS encuentran en las estrategias de Diversidad & Inclusión indiscutibles aliadas para materializarse y éstas, a su vez, son un básico para que las empresas sean creativas, innovadoras, conecten con nuevos mercados y eviten crisis reputacionales, entre otros.

Independientemente del sector de actividad, todas las organizaciones pueden impactar en los siguientes ODS, vinculados a sus políticas de Diversidad & Inclusión: fin de la pobreza y trabajo decente, igualdad de género, reducción de la desigualdad, promoción de la salud y alianzas para lograr los objetivos. (Ver Cómo alinear políticas D&I con los ODS)

Por todo ello, no cabe ninguna duda de que los ODS son rentables. ¿Te gustaría que te ayudemos a alinear tus estrategias de Diversidad & Inclusión con el cumplimiento de los ODS? Contacta con la Fundación Adecco

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. 9 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

7 Comments

Post A Comment

*