Pablo Pineda: "Comienza la década de la inclusión"
Entrevista a Pablo Pineda, embajador de la Fundación Adecco y uno de los referentes más notables cuando nos referimos al mundo de la discapacidad.
sensibilización, síndrome de Down, Pablo Pineda, empresas
19029
post-template-default,single,single-post,postid-19029,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Pablo Pineda: “Comienza la década de la inclusión, una nueva era en la que las personas con discapacidad os vamos a sorprender”

Pablo Pineda sonriente

Pablo Pineda: “Comienza la década de la inclusión, una nueva era en la que las personas con discapacidad os vamos a sorprender”

Pablo Pineda (Málaga, 1974) es el primer diplomado europeo con síndrome de Down y embajador de la Fundación Adecco, con la que trabaja desde 2010 dando charlas de sensibilización a empresas para hacerlas más inclusivas.

Tras un año repleto de hitos, Pablo comparte con nosotros sus inquietudes de cara a la nueva década que acaba de comenzar. 2019 fue un año muy especial para Pablo y para todas las personas con discapacidad: 100.000 personas con discapacidad pudieron votar por primera vez en España. A nivel personal, participó junto a El Langui el programa “Donde comen dos”, emitido en prime time en Televisión Española donde, entre otros hitos, visitaron al Papa Francisco en Roma. También fue entrevistado por David Broncano en “La Resistencia«.

Además, Pablo protagonizó el pasado 31 de diciembre en Canal Sur las campanadas más inclusivas de la historia. Estuvo acompañado por Rocío León, maestra granadina con discapacidad.

“Lo mejor está por llegar. Cada vez nos sentimos más empoderados»

¿Con qué te quedas del 2019 y qué esperas del 2020?
2019 ha sido un año en el que se han producido grandes logros. Si tengo que quedarme con uno solo me quedaría con que hemos tenido las primeras elecciones inclusivas de la historia, 100.000 personas con discapacidad intelectual pudieron votar por primera vez.  Por otra parte, participé con El Langui en el programa “Donde comen 2”, emitido en prime time en TVE y fue un gran éxito, ¿quién hubiera pensado hace unos años que iba a gustar un programa protagonizado por dos personas con discapacidad? Las campanadas inclusivas en Canal Sur, en las que tuve el honor de participar, también han sido otro gran hito.

Para 2020 espero más y mejor. Tengo mucha ilusión con respecto a esta década que acabamos de inaugurar. El año pasado la discapacidad tuvo un notable protagonismo, pero lo mejor está por llegar. Creo que cada vez nos sentimos más empoderados, con más ganas de demostrar lo que valemos y con más herramientas para erradicar prejuicios y barreras -nuestra presencia en la pequeña pantalla es una muestra de ello-. Estoy seguro de que esta es la década de la inclusión y que las personas con discapacidad os vamos a sorprender, y mucho.

¿Cómo viviste la experiencia de las campanadas?
Aún permanezco en un estado de ensoñación, como desconectado de la realidad. ¿Quién me iba a decir a mí que algún día se producirían unas campanadas inclusivas en la televisión pública? La vida no deja de sorprenderme. Pensar en ello me produce una sensación tan dulce como las uvas que nos tomamos.

¿Cuándo comenzaste a trabajar en Fundación Adecco? ¿Cuál es tu labor como embajador?
Empecé a trabajar como colaborador de Fundación en enero de 2010, hace ya una década. Les llamó la atención mi papel en la película “Yo, También” y contactaron conmigo. Vimos que teníamos la misma sintonía y compartíamos idéntica misión: la plena inclusión de las personas con discapacidad.  Ahí empezó nuestra andadura juntos y ya llevamos una década luchando por conseguirlo.

“Está demostrado que los equipos diversos son los más sostenibles”

¿Crees que las empresas han cambiado en los últimos diez años en materia de Diversidad e Inclusión? ¿Cómo ves el futuro laboral de las personas con discapacidad?
España y las empresas españolas han cambiado bastante en la última década. Yo miro mi agenda desde 2010 y afortunadamente, cada vez ha estado más repleta:  hay un número creciente de empresas interesadas en escuchar estas charlas y esto demuestra un mayor compromiso hacia la discapacidad.

Creo que el cambio fue debido, en parte, a la crisis económica que se produjo al final de la pasada década. La crisis también cambió muchas ópticas empresariales, se empezó a mirar menos el corto plazo y a poner la vista en horizontes más amplios, a ser consciente de que la diversidad no es filantropía sino sinónimo de competitividad. Está demostrado que los equipos más diversos son también los más sostenibles.

¿Seguimos utilizando un lenguaje discriminatorio? ¿Qué podemos hacer?
El lenguaje sigue siendo discriminatorio. Sin ir más lejos la palabra “discapacitado”, que aún hoy tiene un gran uso, nos reduce a la discapacidad, anulándonos consecuentemente como personas. El término correcto sería “persona con discapacidad”. Ya no hablo de otros términos como “retrasado”, “disminuido” o “minusválido”,  que aunque afortunadamente están cayendo en desuso, aún se escuchan en algunos foros.

Antes al hablar de la palabra discapacidad utilizábamos términos como lástima, pena, incapacidad, inutilidad. Ahora recurrimos a esfuerzo, tenacidad, superación. ¿Crees que han cambiado los valores asociados a la palabra discapacidad?
Por supuesto que han cambiado. El cambio se ha producido cuando pasamos de lo caritativo a personas con derechos. Cuando dejamos de ser beneficiarios para convertirnos en sujetos activos. El cambio en el lenguaje está siendo fundamental. Cuando hablamos de esfuerzo, superación, tenacidad ponemos en valor a las personas con discapacidad.

¿Sientes presión al saber que tú inspiras a muchas personas con y sin discapacidad?
Esa mochila la tengo desde hace muchos años y es, sin duda, una gran responsabilidad. Pero yo no me considero ningún referente, sino una persona con discapacidad que lucha por una misión social y que se ha convertido en una cara conocida. A partir de ahí, estoy encantado de inspirar a otras personas y ayudarles a dar lo mejor de sí mismos.

En el programa “Donde comen dos” utilizas mucho el humor. ¿El humor sensibiliza?
El sentido del humor, especialmente el humor con uno mismo, es muy positivo y no se puede criminalizar como últimamente se ha hecho.  Reírse de uno mismo, desde el respeto y el sentido común, ayuda a quitar hierro y a normalizar situaciones. Con el humor se llega a otras personas y se genera empatía.

«No me considero ningún referente, sino una persona con discapacidad que lucha por una misión social»

Durante el programa “Donde comen dos” de TVE tuviste la oportunidad de conocer al Papa. ¿Cómo fue ese encuentro?
Al principio, tenía un poco de miedo aunque no lo reflejé. Pero, al final, vi que el Papa es una persona muy cercana y agradable. Además, salió muy airoso a preguntas que le hicimos complicadas de responder como, ¿cuándo habrá un Papa con Síndrome de Down?

También el carácter de este Papa influye. Por ejemplo, esa misma pregunta no se la habría hecho a Juan Pablo II o Benedicto XVI. El carácter latino del Papa, el ser argentino ayuda mucho.

El pasado año fuiste junto a El Langui, uno de los invitados del popular programa “La Resistencia” de Movistar, donde fuiste entrevistado por David Broncano. ¿Qué tal lo pasaste? ¿Cómo fue la experiencia?
Disfruté muchísimo. Es un programa de humor muy sarcástico. Lo pasé muy bien, me reí muchísimo junto a El Langui y Broncano, que es un tipo increíble. El sentido del humor vale para eso, para pasar un buen rato, reírse y ser feliz, que es el objetivo de todos.

Has colaborado con El Langui en diferentes proyectos. ¿Cómo es trabajar con un amigo?
Magnífico. A El Langui le considero un auténtico amigo y, por lo tanto, trabajar con él es fantástico. “Donde comen dos” nos ha permitido conocernos bien y forjar una amistad que, creo, durará para siempre.

Para cerrar esta entrevista, dime tres titulares que algún día te gustaría ver en portada de un gran periódico. 
Soy ambicioso. “(…), con Síndrome de Down, es designado director general de la fundación…”, “(…) es diputado en el Congreso de los Diputados”. Siendo más ambicioso aún, me encantaría leer “(…) es designado Presidente de España”. Serían los tres grandes titulares que ojalá lea algún día.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com
2 Comments

Post A Comment

*