SOS: Ya se están quedando atrás - Diversidad e inclusión
19535
post-template-default,single,single-post,postid-19535,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

SOS: Ya se están quedando atrás

Tribuna de opinión Begoña Bravo

SOS: Ya se están quedando atrás

Por Begoña Bravo, responsable de Integración de la Fundación Adecco

«Por desgracia, no todos tenemos las mismas herramientas para despertar del coma inducido»

Llevo más de 15 años trabajando por la inclusión laboral de las personas con más dificultades. Tres lustros en los que he visto cómo se acentúa la vulnerabilidad de todos ellos ante coyunturas especialmente difíciles. En 2008, España afrontó la crisis económica más profunda, dolorosa y larga que hasta la fecha podíamos recordar. Y cuando aún estábamos reponiéndonos de sus efectos, llegó el coronavirus, desatando una emergencia sanitaria, económica y social sin precedentes. Como suele suceder, no lo vimos venir y no estábamos preparados.

Sin embargo y, a diferencia de la anterior, la presente no es “solamente” una crisis. Ha sido un parón, un colapso, un coma inducido del tejido empresarial que ha arrastrado a ese mismo estado a muchas personas. Y por desgracia, no todos tenemos las mismas herramientas para despertar de la hibernación.

Justo antes de la pandemia, recuerdo vivir con preocupación cómo muchas personas acudían a las oficinas de la Fundación Adecco en búsqueda de ayuda: su situación ya era crítica.  Desde el equipo de integración hacíamos lo imposible por acompañarles y potenciar al máximo su empleabilidad, conscientes de que el empleo es precisamente el medio por excelencia para superar las situaciones de vulnerabilidad.  De repente, la pandemia interrumpió este proceso y hoy muchos de ellos se empiezan a quedar atrás. Están ya a un solo paso de caer al precipicio y sumarse a los 8,5 millones de personas en exclusión social que se contabilizaban antes de la pandemia. La magnitud de la oleada de pobreza que se viene es aún desconocida, pero algunos informes cifran en 6 millones las personas que podrían dar el paso definitivo a la exclusión social ante una crisis como la actual. La alerta es clara: o actuamos ahora, o buena parte de ellos se verán abocados a la exclusión y a la pobreza de forma irrevocable.

«Hoy tenemos la oportunidad de ser consecuentes con los ODS y no dejar a nadie atrás»

Recuerdo también que antes de que estallara la COVID-19, el cumplimiento de la agenda 2030 y su máxima “no dejar a nadie atrás”, era una constante en todos los foros, jornadas y mesas redondas. Hoy, tenemos la oportunidad de ser consecuentes y llevar esta consigna a la práctica.

Para ello, desde la Fundación Adecco activamos la sexta marcha y nos comprometemos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para ayudar a los más vulnerables. Sin embargo, no podremos hacerlo solos. Para afrontar este abrupto camino necesitamos más que nunca el apoyo de las empresas y, por ello, ponemos en marcha #EmergenciaPorElEmpleo, un proyecto abierto a todas las organizaciones que quieran implicarse en esta prioridad nacional, y que nos permitirá diseñar itinerarios personalizados para 10.000 personas cuyas familias se encuentran en grave riesgo de exclusión social por tener a todos sus miembros en paro.

«Es la ocasión perfecta para redefinir un futuro en el que solo los valores definan el nuevo paradigma de empresas diversas e inclusivas»

En el año 2019 atendimos 22.750 personas con grandes dificultades, logrando 6.674 empleos. Tenemos capacidad para trabajar con el volumen de personas en exclusión de 2019, pero en el escenario actual no es suficiente. Nos sentimos en el deber de buscar soluciones al desempleo futuro que la pandemia está arrastrando, ampliando nuestro radio de acción para atender 10.000 personas más que padecen la nueva exclusión, a través de itinerarios laborales que escuchen, acompañen y preparen para lograr un empleo como única vía para superar la exclusión social.

Frente a otras personas que han perdido su trabajo con la pandemia, los beneficiarios de la Fundación Adecco tardan una media de un año en encontrar una oportunidad real de trabajo, debido a sus circunstancias especialmente adversas (desempleo de muy larga duración, agotamiento prestaciones, procesos de desahucio…). Mediante estos itinerarios podremos impactar en áreas previas y estratégicas para la consecución de un empleo sostenible, como son el apoyo psicosocial, la formación o la orientación laboral. Y para que el círculo se cierre, necesitaremos una voluntad certera de los responsables de Recursos Humanos a la hora de integrar la diversidad en sus equipos de trabajo.  Deshacerse de sesgos y prejuicios limitantes y -al menos- acordarse de los más vulnerables en cada nueva vacante, permitirán a todas las personas formar parte, desde el principio, de este proceso de reconstrucción.

Porque si hoy les dejamos fuera, mañana puede ser demasiado tarde. Tenemos en nuestra mano la ocasión perfecta para resetear y redefinir un futuro en el que los valores- resiliencia, adaptabilidad o innovación- sean los únicos que definan un nuevo paradigma de empresas diversas e inclusivas.

Si quieres más información y/o colaborar con el proyecto #EmergenciaPorElEmpleo, contacta con la Fundación Adecco

Irene Gil
irenegilromero@gmail.com

Periodista. 9 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

1Comment
  • Apoyar proyectos de RSC y empleo en la era COVID-19
    Posted at 17:29h, 02 julio

    […] a muchas familias españolas que ya atravesaban importantes dificultades antes de la pandemia. Las previsiones cifran en más de 6 millones las personas que podrían dar el paso definitivo a la exclu… ante una crisis como la […]

Post A Comment

*