fbpx

4 consejos para sacar el máximo potencial de LinkedIn

Seguramente habrás escuchado en más de una ocasión la palabra LinkedIn, y probablemente tengas ya una cuenta activa en esta red social: la mayor red de profesionales de todo el mundo; pero seguro que no estás sacando todo el provecho de esta herramienta tan potente, no solo a la hora de buscar empleo sino también, para generar un valor y una marca personal de tu candidatura.

Recuerda: estar en LinkedIn no es lo mismo que estar BIEN en LinkedIn.

Hazte las siguientes preguntas: ¿Sé utilizar LinkedIn correctamente? ¿Cuido de mi red de contactos? ¿Comparto contenido de calidad? ¿Tengo activas alertas de empleo? Si la respuesta es NO, sigue leyendo porque en este post vamos a darte 4 consejos para sacarle el máximo potencial a tu perfil de LinkedIn.

#1 – CONSTRUYE UN PERFIL SÓLIDO

LinkedIn permite que desarrollemos nuestra marca personal, es decir, lo que nos define y aquello por lo que las empresas deberían fijarse en nosotros. Para ello, antes de ponernos a compartir contenido o a crear una comunidad grande y activa, debemos tener un perfil lo más completo posible.

¡Sé creativo, diferénciate!

  • Titular

Se trata de una descripción representativa de quién eres profesionalmente. Aparece justo debajo de tu nombre y es lo primero que se ve de tu perfil, por lo tanto, sirve para atraer interés y captar la atención de aquellas personas que encuentren tu perfil a través de un motor de búsqueda. En cuanto al posicionamiento SEO, todas las secciones son importantes y es necesario utilizar palabras claves (keywords) en todas las secciones de tu perfil, pero el campo “Titular” de LinkedIn tiene mayor peso para atraer tráfico que otras secciones.

Son muchas las posibilidades de un buen titular. Aquí os dejamos algunos:

  • Cargo + especialización: “Periodista independiente especializado en migraciones”, “HR Generalist. Experto en Conciliación”
  • Si eres un perfil polivalente, no pongas más de 3: “Consultor | Arquitecto SW | Analista”
  • Añade la formación si es un valor añadido: “Project Manager. MBA Executive”
  • Plantéate añadir la empresa donde trabajar si lo consideras estratégico en tu sector: “Fotógrafo independiente. Colaborador en National Geographic”
  • Extracto

Esta breve presentación es muy importante. No solo la pueden leer tus contactos de LinkedIn sino cualquiera que busque tu perfil en un motor de búsqueda. ¡Trabájala bien! Es importante incluir una breve descripción del puesto actual, si este va en línea con tu próximo objetivo profesional, o definir cuáles son tus aspiraciones a corto-medio plazo.

  • Currículum

El currículum es, por supuesto, imprescindible. Vuelca toda la información en esta plataforma: la formación académica, universitaria, formación profesional, cursos, idiomas o publicaciones. No olvides añadir una breve descripción de las tareas desempeñadas en cada puesto de trabajo que hayas tenido. Recuerda añadir los éxitos cosechados, lecciones aprendidas y valores adquiridos.

  • Imagen… ¡Ojo, no sirve cualquiera!

Otro aspecto clave, como ocurre también en otras redes sociales, es la imagen de perfil. La fotografía que publicamos en LinkedIn debe tener carácter profesional y transmitir formalidad, a diferencia de otras fotos de perfil que podemos publicar en redes como Facebook o Instagram.

Si todavía no tienes un perfil de LinkedIn, puedes consultar cómo crearlo paso a paso haciendo clic [aquí].

#2 – SÉ ESTRATÉGICO

La actividad que llevemos a cabo en LinkedIn es también un aspecto esencial. Debemos atender a tres factores: qué publicar, qué recomendar y a quién seguir. Detrás de cada red social debemos tener una estrategia para saber cómo utilizarla. Empieza por preguntas sencillas como: ¿a quién me interesa tener como contacto en esta red social?, ¿qué tipo de contenido puede interesarle a mi audiencia?, ¿cómo me posiciono en mi sector?

No te asustes, poco a poco irás afinando tu estrategia.

#3 – DESARROLLA CONEXIONES DENTRO DE TU SECTOR

Las conexiones puedes realizarlas de dos formas: online o presencial.

Toda charla, acto, congreso o reunión es una oportunidad para hacer networking y conectar con gente de tu mismo sector o relevante para tu desarrollo profesional. No dejes pasar estas oportunidades y conecta en LinkedIn tras este tipo de eventos.

De forma online, puedes buscar manualmente a personas o empresas de tu interés. La mayor parte de las empresas tienen un perfil en LinkedIn, así pues puedes seguir la actividad de aquellas donde te gustaría trabajar en un futuro o simplemente porque te interesa su actividad.

Para mantener y afianzar la comunidad que vayas creando es fundamental tener en cuenta estas dos funcionalidades: crear contenido y compartirlo. Es importante que, cuando compartamos contenido, seamos conscientes de qué es interesante para nuestros seguidores y qué les puede ser de utilidad. No hay que compartir por compartir.

Mucha gente piensa que hay que estar activo únicamente cuando estamos en proceso de búsqueda de empleo: error. Da igual que estemos trabajando o no, hay que tener una actitud proactiva en LinkedIn, tener continuidad y cuidar de nuestra comunidad.

Debemos recordar que todo lo que publiquemos debe ser exclusivamente de ámbito profesional. Si nos entrometemos a debatir temas políticos, por ejemplo, pueden repercutirnos negativamente en nuestra marca personal.

#4 – NO TE VINCULES CON “VENDEDORES” NI “MENDIGOS” DE EMPLEO

Utilizar LinkedIn simplemente para vender productos o estar constantemente pidiendo empleo causará seriamente daño a toda tu comunidad y, por supuesto, a tu marca personal.

Encontrar empleo puede ser una consecuencia de un perfil sólido y un uso estratégico de esta red social pero nunca debe verse como el único fin de esta plataforma. Cada red social que existe hoy en día tiene una finalidad y debemos utilizarlas con el fin concreto para el que están.

Sigue estos 4 consejos para tratar de sacarle el máximo partido a esta red social tan potente.

Los técnicos de empleo recurren cada vez más a LinkedIn para buscar e informarse sobre los candidatos. Por ello es fundamental que tu perfil esté completo, activo y suscite interés. Sin duda, las redes sociales y, en especial Linkedin, son una vía muy empleada en la actualidad para informarse sobre el candidato. En este sentido, Delia Salinero- consultora de la Fundación Adecco- señala que: “LinkedIn es una herramienta muy utilizada por las empresas para informarse sobre los candidatos. A parte del tradicional currículum en papel, el perfil en LinkedIn es consultado por muchos reclutadores para recopilar más información sobre el candidato. Además, la facilidad de interactuar e intercambiar mensajes entre el candidato y la compañía agiliza mucho los procesos de selección”.

¿Todavía no nos sigues en nuestro perfil de LinkedIn? Pincha [aquí] para conectar con nosotros y ser parte de nuestra comunidad.

Si estás buscando empleo, no dejes de seguirnos en nuestra cuenta de empleo de Twitter @adecco_fundac, donde encontrarás ofertas de empleo y consejos útiles para mejorar tu empleabilidad. Y, por supuesto, no olvides consultar nuestro portal de ofertas de empleo.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com