fbpx

Cómo actuar en caso de emergencia en el puesto de trabajo

Enmarcado en la semana #YoQuieroYoPuedo, para empoderar a 30 personas con discapacidad intelectual, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de la Policía Muncipal y de Madrid 112. Además, hemos visitado la instalaciones del Parque de Bomberos. Los representantes de estos cuerpos de seguridad y emergencia nos han ofrecido algunas claves para evitar accidentes y cómo actuar en caso de que se produzcan.

En el traslado al puesto de trabajo

La Policía Municipal lo ha dejado claro: los peatones somos la parte más débil del tráfico. Por tanto, hemos de ir muy atentos en nuestro desplazamiento a la empresa, siguiendo unas pautas básicas que se conviertan en buenos hábitos:

  • Evitar llevar puestos los cascos de música y, si los llevamos, dejarnos sólo uno puesto. Así, en caso de que un coche nos pite, podremos oírle.
  • Cuando vayamos a cruzar una calle, hemos de mirar  primero el semáforo (si lo hay) y después a los coches. Es decir, aunque el semáforo esté en verde, no podemos “tirarnos” a la carretera sin asegurarnos de que no pasa ningún vehículo.
  • No seguir nunca a otros peatones. A veces, por inercia, seguimos a personas que cruzan aunque el semáforo está en rojo o pasen coches. Es peligroso. No debemos cruzar si no hemos comprobado personalmente que el semáforo está en verde o la calzada está libre de vehículos.
  • Poner especial atención cuando pasamos delante de garajes: a veces, los coches que salen no nos ven.
  • No utilizar el whatsapp mientras circulamos por la calle y, mucho menos, cuando esperamos en un paso de cebra o cruzamos una carretera. Puede distraernos  y quedaremos desprotegidos ante posibles peligros.
  • Si vamos al trabajo en autobús, saludaremos al conductor y podemos preguntarle alguna duda, pero no le entretendremos con demasiada conversación: podemos distraerle y poner en peligro a nosotros y a los demás pasajeros.
  • Tanto en el autobús, como en el metro o tren, nuestro tono de voz debe ser moderado: no debemos hablar alto ni cantar.
  • Una vez dentro del transporte (metro, autobús, tren) , si escuchamos música, siempre debemos llevar puestos los cascos, para no molestar a otros pasajeros.

En la empresa, en caso de incendio

Los Bomberos nos han trasladado algunas claves sobre cómo actuar en caso de incendio. Se deben poner en práctica tanto en nuestro puesto de trabajo como en nuestra propia casa:

Si en nuestro edificio se produce un incendio, lo primero que debemos averiguar es en qué planta se ha ocasionado:

  • Si se produce en nuestro mismo piso, saldremos a la calle de forma ordenada y, una vez allí, llamaremos al 112 (teléfono de emergencias gratuito). Nos olvidaremos de nuestras pertenencias y objetos materiales en general: si perdemos tiempo recopilándolos, podemos poner en peligro nuestra vida.
  • Si se produce en otra planta, no saldremos del edificio bajo ningún concepto: podríamos ahogarnos con las llamas por el camino (mucha gente muere en las escaleras, intentando escapar). La actuación correcta en este caso es, primero, protegerse: (cerrar bien las ventanas, cubrir la parte de abajo de las puertas con toallas) y después llamar al 112, esperando a que los cuerpos de seguridad acudan a nuestro rescate.
  • Nos agacharemos protegiendo nariz y boca, pero nunca nos esconderemos en armarios u otros lugares cerrados. Podríamos dificultar el rescate en caso de que los bomberos tengan que entrar a por nosotros.
  • Si tenemos algún tipo de discapacidad, se lo comunicaremos a los profesionales de emergencia (112, Bomberos) para que puedan darnos el apoyo que necesitemos.

En caso de cualquier emergencia, PAS y 112

Siempre que estemos ante una emergencia: incendio, desprendimiento de un edificio, desmayo de un compañero que no reacciona, etc, lo primero que debemos hacer es aplicar la conducta PAS (proteger, avisar y socorrer). Esto último sólo en caso de que seamos profesionales.

El modo de avisar es a través de  un teléfono universal que nos facilitará resolver la situación lo antes posible: el 112. No hay que perder el tiempo buscando el número de la Policía, del SAMUR y otros, ya que los profesionales del 112 se encargarán de redirigir nuestra emergencia a la unidad correspondiente.

  • El 112 es un número muy fácil de recordar y además hay trucos: tenemos 1 boca, 1 nariz y 2 ojos: 112
  • Es un teléfono completamente gratuito
  • Funciona desde cualquier teléfono, aunque esté bloqueado o no tengamos datos activados.
  • Se atiende a personas en 80 idiomas diferentes.
  • Dispone de un sistema para personas con discapacidad auditiva: si se dan de alta en la asociación correspondiente,  las indicaciones del operador se convertirán automáticamente en mensaje de texto.
  • Cuando llamemos, lo primero que nos preguntarán es DÓNDE estamos y después QUÉ emergencia tenemos. Aunque estemos nerviosos, hemos de dejarnos guiar por el operador  y escuchar sus indicaciones, pues él nos preguntará toda la información necesaria para ayudarnos en el menor tiempo posible.
  • En caso de que no sepamos donde estamos exactamente, hemos de buscar puntos de interés cercanos como colegios, plazas o iglesias. Como curiosidad, todas las paradas de autobús tienen, en su parte superior, una pegatina azul con un código, que sirve para localizar.
  • Es muy útil tener descargada en el móvil la aplicación My112 (gratuita). Funciona en 6 Comunidades Autónomas: Madrid, Castilla León, Castilla la Mancha, Cataluña, Baleares y Melilla. Esta aplicación  recibe, en tiempo real, avisos de emergencias cercanas a nuestra posición e información actualizada de las mismas en el momento de producirse. El sistema envía automáticamente nuestra ubicación, de modo que cuando el operador nos atiende, ya sabe donde estamos y ahorramos tiempo, lo que puede salvarnos la vida.

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

Sin comentarios

Comenta