fbpx
Facebook y Twitter, RRSS por excelencia

¡Comienza el verano! No descuides tus redes sociales para la búsqueda de empleo

Las redes sociales (RRSS) constituyen una parte muy importante en el proceso de búsqueda de empleo. Cualquier reclutador de recursos humanos, antes de citar a un posible candidato a una entrevista, suele echar un vistazo al perfil que éste tenga en las RRSS.

Por ello, es muy importante tenerlos actualizados. LinkedIn es la red para profesionales por excelencia, pero Twitter, Facebook o Instagram también pueden ser decisivas a la hora de valorar si apostar por un candidato u otro. Ya no solo vale tener un buen currículum sino que ser una persona con actividad en las redes es, en muchos casos, la llave para conseguir el empleo deseado. 

No hay que descuidar las redes sociales, ¡ni siquiera en verano! Aunque estemos en período vacacional, hay que procurar mantenerlas actualizadas pues son muchos los trabajadores de recursos humanos que consultan nuevas candidaturas de cara a septiembre que es cuando suelen abrirse nuevos puestos de trabajo. De este modo, transmitimos a las empresas el mensaje de que estamos al día y que tenemos mucho interés en conseguir la oportunidad laboral que ofertan. Por ello, en esta entrada te damos unos breves consejos que te ayudarán a tener presencia en las redes y así incrementar tus posibilidades de conseguir el empleo que buscas. 

1. Mantén actualizado tu perfil. No sirve de nada crear un perfil en redes sociales y no mantenerlo al día. Es muy importante que en el mismo se vea que existe una actividad constante y que ésta, además de consistente, es coherente. Nuestro perfil es la “carta de presentación” del siglo XXI. Se trata de la imagen que proyectamos de nosotros mismos a las empresas que en futuro puedan estar interesadas en contratarnos. Por ello, hay que informar en él de nuestros objetivos, aficiones, estudios y experiencia. En este sentido, LinkedIn es la red profesional utilizada en estos casos. Pero, también Facebook, Twitter e Instagram son importantes. Hay que cuidar todos los detalles y transmitir a los reclutadores que somos personas activas, que somos del ¡siglo XXI!

Dentro del perfil, la foto tiene que ser de carácter profesional. No podemos tener una imagen en la que no se nos vea bien o en la que aparezcamos vestidos de manera informal. Esta fotografía de perfil es la primera, junto a la del CV, que ven de nosotros y, por tanto, es muy importante que  transmita formalidad y seriedad. ¡La primera imagen es muy importante!

2. Publicar contenidos de interés. La información que publicamos también transmite a nuestros seguidores cuáles son nuestras ideas y qué trabajo es el que estamos buscando. Por ello, es recomendable publicar siempre contenido de interés, información relacionada con nuestros estudios y con los campos en los que queremos desarrollarnos profesionalmente. Hay que procurar evitar recurrir a contenidos que sean intrascendentes y que tengan contenido irrelevante. Es recomendable dedicar, al menos, 30 minutos diarios a las redes sociales. 

3. Saber qué contenido publicar dependiendo de la red social que utilicemos. Es evidente que no podemos publicar el mismo contenido en LinkedIn que, por ejemplo, en Facebook o Twitter. En LinkedIn tendremos que incorporar contenidos que sean de interés profesional, que estén relacionados con lo que nos interesa. También es interesante seguir a otros profesionales e interactuar con ellos, ya sea compartiendo artículos que publiquen y nos interesen, o comentando en sus posts.

4. No descuidar las redes aunque sean vacaciones. Podemos pensar que en período vacacional las empresas no están pendientes de las redes sociales y nos equivocamos. No debemos dejar de buscar en redes sociales ofertas de empleo y no podemos dejar de estar activos. Las redes sociales son las 24 horas del día los 365 días del año y no sabemos cuándo va a salir la oferta de nuestros sueños.

5. Contacta directamente con la persona que ha publicado la oferta. Si ves publicada una oferta laboral que es de tu interés, puedes intentar contactar con la persona que la ha publicado o incluso, con la propia empresa. Escríbele, pero recuerda que no hay que agobiar. Si resultamos muy insistentes puede ser determinante para que, al final, la empresa en cuestión no nos seleccione. Siempre —no cabría ni siquiera decirlo— hay que dirigirse de forma educada y tener paciencia porque la respuesta que esperamos no siempre es instantánea. La autocandidatura también es una buena opción. Si queremos trabajar en determinada empresa pero ésta no dispone de ofertas, ¡atrévete a escribirle! Si no probamos, no lo sabremos nunca.

6. Aprovechar la gratuidad de las redes. Crearse un perfil en redes sociales es totalmente gratuito —existe la opción “Premium” pero, en principio, no es necesario recurrir a ella—. Por ello, hay que procurar tenerlo lo más completo posible y actualizado. En definitiva, ¡no hay excusas para no estar en las redes!

7. Las redes ayudan a tu imagen en Google. De este modo, cuando las empresas introduzcan tu nombre en Internet una de las primeras entradas que encontrarán de ti en el buscador será la de tu perfil en las redes. Así, lo primero que sabrán sobre ti es tu información profesional. 

8. Las redes ayudan a estar al día en avances tecnológicos. Aunque el puesto al que optes no esté directamente relacionado con las nuevas tecnologías, es importante mostrar que no estás de lado en cuanto al desarrollo y la innovación. Todo suma y es un punto más a tu favor el tener conocimiento acerca de las redes sociales. 

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com

Álvaro es periodista licenciado por la CEU San Pablo de Madrid. Es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.