fbpx

Conoce tú propósito: ¿qué trabajo te hace feliz?

El encabezado con el que titulamos este post parece, tras una lectura rápida, muy sencillo pero es muy difícil de ejecutar. Es uno de los epígrafes de la guía #PonleFinAlParo de Fundación Adecco. Dicho propósito lo explicamos recurriendo al término japonés Ikigai, que en castellano se traduce como “la razón de vivir” o “la razón de ser”.

En definitiva, debemos dar respuesta a cuatro interrogantes que nos facilitarán y nos servirán de gran ayuda para encontrar cuál es el trabajo que queremos realizar: 

  • ¿Qué es lo que te apasiona hacer?
    Tenemos que sentarnos y pensar qué tareas o labores nos apasionan hacer. Muchas veces hemos escuchado decir “lo suyo es vocacional”. Y es cierto. Hay que personas que desde muy jóvenes, por unas u otras circunstancias, tuvieron muy claro cuál era la profesión a la que se querían dedicar de mayor.
    Otros, en cambio, pasan muchos años hasta que descubren su verdadera vocación. No es sencillo encontrar la pasión pero, si lo logramos, el resto de nuestra vida trabajaremos en algo que nos guste. 
  • ¿Qué sabes hacer bien?
    Esta pregunta podemos decir que viene en consonancia con la primera. Tenemos que saber qué es lo que sabemos hacer bien, qué es aquello con lo que nos sentimos a gusto y con lo que somos felices. En definitiva, saber qué es aquello que podemos hacer bien y en lo que podemos mostrar todo nuestro potencial.
  • ¿Qué crees que la sociedad necesita de ti?
    Es otra de las cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de saber cuál es el trabajo que desarrollaremos a lo largo de nuestra vida.
    Cualquier trabajo tiene una repercusión en la sociedad en la que vivimos. Por eso es importante saber qué es lo que podemos aportar con la labor que hacemos. Conocer qué necesita la sociedad de nosotros y también qué es lo que nosotros tenemos que hacer para ser útiles en la sociedad. 
  • ¿Por qué deberías recibir un salario?
    El salario es el resultado final del buen trabajo realizado. Seguramente una de las mayores gratificaciones que puede tener una persona es que obtenga una recompensación por aquello que hace. Eso sí, debemos demostrarlo con hechos para transmitir a la empresa en cuestión por qué deben contar con nosotros y por qué tienen que pagarnos por ello. 

Gracias a estas cuatro sencillas cuestiones podremos, además, identificar nuestras habilidades, conocimientos y actividades laborales en las que podemos aportar a la empresa. Encontrar lo que nos apasiona no es tarea sencilla. Nuestras aficiones y habilidades nos pueden resultar muy útiles a la hora de buscar empleo. De esta forma, conoceremos qué es en lo que podemos destacar y sentirnos útiles. Si esto aún no lo tienes claro, la Fundación Adecco te ayuda a través de su guía “Eres lo que te gusta”.

De esta manera definiremos nuestra misión y los objetivos que nos planteamos de cara a nuestra etapa profesional. Es muy importante tomarnos el tiempo necesario para conocer qué es aquello en lo que queremos trabajar, pues es a lo que vamos a dedicar la mayor parte de nuestra vida.

Descarga la guía completa #PonleFinAlParo pinchando aquí

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com

Álvaro es periodista licenciado por la CEU San Pablo de Madrid. Es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.

1Comentario
  • Ángel vegas molina
    Publicado en 03:24h, 22 septiembre Responder

    Hola. Mi nombre es Ángel. Actualmente estoy ocupado laboralmente.
    En cuanto a vocación, realmente se que me gustaría. No obstante dudo que este trabajo exista y o tenga fácil acceso.
    Igualdad en los territorios y libertad, son incompatibles en un estado en el que hay quien sobresale poderosa y abusivamente y quienes carecen de los derechos básicos fundamentales a causa de la falta de educación.
    Puedes ser persuasivo, con causa noble, infatigable y con buen corazón. Pero no se puede trabajar de manera justa en una sociedad que es ciega.
    Dudo sepa orientarme.

Comenta