fbpx

Consejos clave para mejorar tu empleabilidad en verano

El verano es un período del año para descansar y retomar fuerzas, pero también en el que hay tiempo para planificar tus próximos objetivos de cara al mes de septiembre. Entre ellos, están el empleo y la formación.

En este post te proponemos una serie de recomendaciones que te ayudarán a mejorar tu empleabilidad y a lograr cuanto antes una nueva oportunidad laboral en la que puedas demostrar todas tus competencias y habilidades. Siguiendo estos consejos, podrás seguro volver a incorporarte al mundo laboral en plenas condiciones y preparado para afrontar los nuevos desafíos que se te presentan por delante. 

  1. Ten claro qué formación quieres hacer en otoño
    Todos queremos vivir en un verano eterno, aprovechar las horas de sol y divertirnos con la familia y los amigos. Pero, como todo, el verano termina y da paso al inicio de un nuevo curso académico y el regreso al trabajo. Por este motivo es muy importante saber qué formación queremos hacer. Aprovechar el verano para informarnos de cursos, temarios y asignaturas que incrementarán nuestra formación y nos aportarán más a nuestro CV. Una buena planificación es siempre positiva de cara a lo que está por venir.

  2. Lee la guía “Eres lo que te gusta” para ver competencias a través de tus aficiones
    La Guía “Eres lo que te gusta” publicada por Fundación Adecco es un buen recurso que te servirá para comprobar cuáles son tus competencias y habilidades, recurriendo a las aficiones que te ayudan a desconectar y salir de la rutina durante tu tiempo vacacional. Esta guía podrá ser una referencia para descartar los trabajos en los que no consideras que aportarás el 100% de tus capacidades y, por el contrario, te servirá como apoyo para saber en qué trabajos te puedes desempeñar mejor y demostrar todo tu potencial. 

  3. Aprovecha para mejorar tu presentación
    Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta para lograr un empleo es transmitir una primera imagen positiva. Por ello, es importante redactar un buen CV que contenga toda la información necesaria sobre nosotros y, a la vez, que no resulte monótono. Por otro lado, la presentación, nuestra presencia física, también es fundamental. Debemos siempre transmitir ganas e ilusión por el puesto concreto de trabajo así como demostrar que tenemos los conocimientos necesarios para el mismo. 

  4. Networking
    La red principal que ayuda a facilitar el networking es LinkedIn. Gracias a esta red profesional, podemos contactar directamente con profesionales de nuestro gremio e inscribirnos directamente a ofertas de trabajo que estén relacionadas con nuestra actividad profesional. En LinkedIn es recomendable publicar nuestros mejores trabajos y la experiencia que tenemos. De esta forma, personas que trabajen en nuestro ámbito pueden conocernos y podemos tener la oportunidad de que nos citen para futuras entrevistas de trabajo. En la actualidad, los reclutadores de las empresas buscan — incluso antes de leer nuestro CV en papel — si tenemos perfil en redes sociales y comprueban qué tipo de publicaciones subimos. Por otra parte, LinkedIn es importante que lo utilicemos para crear y desarrollar diferentes oportunidades de negocio. 

  5. Desarrolla tus competencias tecnológicas
    La tecnología debe ser siempre un aliado y no un obstáculo o “enemigo” que nos pueda complicar la búsqueda de empleo. En el siglo XXI las redes sociales se han convertido en una de las principales vías para buscar trabajo y demostrar todo nuestro potencial. Desde la playa o la piscina, únicamente con un móvil con conexión WiFi, podemos consultar e inscribirnos en ofertas que nos interesan. Además, las personas encargadas en las empresas de llevar a cabo la selección de candidatos, pueden directamente escribirnos y entablar una conversación que, a posteriori, podría ser clave en nuestro futuro profesional.

  6. Conoce cómo es el mercado laboral en esta época del año
    Durante el verano, la mayoría de los sectores lo que ofrecen son contratos temporales pues es una época en la que hay mucha rotación de personal, bien por sustituciones, vacaciones de la plantilla o por el incremento de la actividades en esta fase del año. Es importante aprovechar este tipo de contratos pues, por un lado, suponen adquirir experiencia en caso de no tenerla todavía e incorporarla, posteriormente, a nuestro CV para hacerlo más competitivo respecto a futuros procesos de selección. Por otra parte, aunque sea por un tiempo determinado, es una buena forma de hacer nuevos contactos, dejar que la empresa nos conozca y, si la experiencia es positiva, es una puerta que se deja abierta para posibles vacantes en un futuro. 
Álvaro Quetglas Pérez
alvaroqp.fundacionadecco@gmail.com
Sin comentarios

Comenta