fbpx

Currículum ¿en mano o por e mail?

Muchas personas acuden a las oficinas de la Fundación Adecco y  dejan una copia de su currículum, para que contactemos con ellas en caso de ofertas adecuadas a su perfil. También muchas nos piden consejo: ¿entrego mi currículum en mano o lo envío por e mail a la empresa en la que quiero trabajar? La respuesta es: depende. Las siguientes pautas nos ayudarán a tomar la mejor decisión, según cuál sea nuestro caso:

SI RESPONDEMOS A UNA OFERTA EN CUESTIÓN…

-Lo haremos por el mismo canal de su publicación. Es decir, si la hemos visto publicada en un portal de empleo, lo mejor es que nos inscribamos desde el mismo y, si acaso, reforcemos nuestra candidatura a través de un correo electrónico. ¿A quién enviarlo? Muchas empresas tienen una sección de Trabaja con nosotros en su web (en la que proporcionan una dirección de e mail o un formulario) y, si no, podemos investigar en Linkedin sobre la persona de Recursos Humanos que podría llevar el proceso de selección. En estos casos, recomendamos:

  • En el asunto del correo, pondremos el nombre exacto de la oferta.
  • Que el cuerpo del correo no sea muy largo: saludo (buenos días/buenas tardes), presentación en una línea (nombre y profesión), explicación breve sobre qué podríamos aportar al puesto en cuestión y despedida con  nuestros datos de contacto (teléfono, mail y redes profesionales, si las tenemos).  Podemos  aprovechar para introducir alguna  keyword, es  decir  alguna palabra relacionada con nuestro sector, para que la empresa vea que “controlamos”.
  • Adjuntaremos nuestro correo en pdf, un formato universal que casi todo el  mundo puede abrir.

-Si por el contrario, hemos visto la oferta en el periódico o en un cartel de un negocio a pie de calle (el mítico Se necesita personal), es una buena idea dejar el currículum en mano.  En este caso, tengamos en cuenta que ya ha pasado a la historia la época en la que imprimíamos 100 currículums y los repartíamos por las empresas: hay que tener uno adaptado a cada oferta o, al menos, varias versiones y entregar la que más nos convenga en cada caso. Si por ejemplo, optamos a un puesto de venta cara al público, destacaremos las experiencias y formación relacionadas: (dependiente, cajero, etc). Si estamos optando a un puesto de administrativo, incidiremos en nuestras habilidades y experiencias más acordes (empleos que desempeñamos en oficinas, domino de Office, etc).

*En las entregas en mano del CV, recuerda presentarlo siempre de forma “protegida” en un sobre o carpetilla, que evite que el documento se arrugue o se dañe.

SI ENVIAMOS NUESTRA CANDIDATURA DE FORMA ESPONTÁNEA…

Si queremos ofrecer nuestros servicios a una empresa, sin que exista una oferta concreta de por medio, recomendamos utilizar siempre el e mail, salvo que se trate de negocios o tiendas a pie de calle. En estos casos, lo mejor es preguntar por el responsable de la tienda/comercio en cuestión, presentarnos y entregarle nuestro currículum, destacando que nos encantaría formar parte de próximos procesos de selección. *¡Recuerda! Cuida mucho tu imagen y tu vestimenta: si causas una buena impresión de primeras, tendrás muchas más posibilidades de que se acuerden de ti.

Otra excepción para entregar el currículum en mano son las agencias de colocación. Se dedican a intermediar ofertas y puede ser una buena idea que acudas a las más cercanas a solicitar información y a entregar tu currículum. En la mayoría de los casos, tendrás que inscribirte también en su portal de empleo.

En el resto de casos, y como hemos referido, lo mejor es optar por el envío del CV a través de internet, por ser la vía más cómoda, rápida y segura.

Recuerda que si se trata de una gran empresa (salvo que nos interese uno de sus centros de trabajo a pie de calle), no tiene demasiado sentido que acudamos presencialmente. Casi nunca nos recibirá el responsable de Recursos Humanos: en el mejor de los casos recogerá nuestra petición el vigilante de seguridad y perderemos la certeza de que llegue a la persona indicada. Te recordamos cómo redactar un mail de autocandidatura o candidatura espontánea.

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

2 Comentarios

Comenta