fbpx

Diferencias entre actitud y aptitud profesional

Actitud y aptitud profesional, o para el empleo. Suenan muy parecido pero representan conceptos muy diferentes. Empecemos por lo que tienen en común, que no es sólo la fonética: ambos son imprescindibles para la búsqueda de empleo. Si sabemos complementarlos, el éxito está asegurado.

¿Qué es la aptitud profesional? Se define como la habilidad, generalmente innata, que tenemos para desempeñar alguna tarea.  Por ejemplo, podemos tener aptitudes para las manualidades, con lo que, a priori, encajaremos muy bien en posiciones que requieran trabajo manual y/o diseño creativo. Hablando en plata, la aptitud se identifica con la facilidad que tenemos para hacer algo.

¿Qué es la actitud profesional? Se refiere a cómo actuamos y/o reaccionamos ante ciertas situaciones. Es un aspecto que se valora cada vez más en la búsqueda de empleo. No sirve de nada que se nos dé bien hacer algo (aptitud) si a la hora de la verdad no nos esforzamos por aspectos como cumplir los plazos, agradar al cliente o reaccionar de forma positiva ante imprevistos poco deseados. Esto es, la actitud.

Recuerda: en el equilibrio entre aptitud y actitud radica el éxito y ambas variables pueden trabajarse.

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

Sin comentarios

Comenta