fbpx

Fawad Malik: “España es un país perfectamente adaptado a las personas con discapacidad visual”

Fawad Malik es un joven pakistaní que lleva viviendo en Madrid desde hace veinte años. Fawad tiene una discapacidad visual severa debido a la retinosis pigmentaria, que consiste en la pérdida progresiva de vista en la retina. Pero, a pesar de las dificultades, nunca ha perdido el buen humor para afrontar la vida. Gracias a su testimonio, conoceremos cómo se desenvuelve en el día a día, cómo influyó su discapacidad en su época de estudiante y qué retos ha supuesto para él entrar en el mundo laboral. 

¿Cómo recuerdas el momento en el que te diagnosticaron la ceguera? ¿Qué supuso para ti?
Ha sido un proceso largo. Desde siempre he visto poco debido a mi retinosis pigmentaria pero, con el paso de los años, he ido perdiendo vista progresivamente. Fue a los 15 años cuando empecé a perder visión. Ahora mismo sólo veo la claridad. Fue un golpe muy duro ya que no es fácil quedarte ciego con 17 años, cuando estás en la adolescencia.
Los médicos me dijeron que no iba a ver nunca más y que la retinosis pigmentaria no tenía solución. En ese momento tienes dos formas de afrontarlo: deprimirte o llevarlo con filosofía, aceptando que es un realidad que estará siempre presente y que tienes que aprender a convivir con ella. 

Tú familia y amigos. ¿Fueron un pilar importante para salir adelante?
Cuando me diagnosticaron la ceguera mis padres, hermanos y mis amigos fueron el mejor apoyo. Aunque para ellos también fue muy duro. Lo llevamos con resignación, no hay otra solución que llevarlo de la mejor manera posible. Lo mejor para mi es que, en todo momento, he tenido el apoyo de mis padres. 

Llevas muchos años viviendo en Madrid. Por tu experiencia personal. ¿Consideras que España es un país adaptado a las necesidades que requieren las personas con discapacidad visual?
Sí. España es un país perfectamente adaptado a las personas con discapacidad visual. Por ejemplo, el transporte público es impresionante: los autobuses tienen sistemas de audio que nos van indicando las paradas; cuando estás esperando al bus en la parada existen botones que te indican a través de audio el tiempo que queda para que lleguen. Y, el metro es muy accesible porque, una vez aprendido el camino, es muy sencillo. Me gusta viajar, he estado en otros países y puedo decir que Madrid es un sitio único en relación al transporte público. 

“Cuando me diagnosticaron la ceguera mi familia y mis amigos fueron muy importantes”

¿Crees que en España las personas con discapacidad visual tiene fácil acceso al mundo del empleo?
Sí, una vez que terminas los estudios, en España existen organizaciones como la ONCE, que es un modelo único. La ONCE nos hace la vida más cómoda a las personas con discapacidad visual.

¿Qué adaptaciones tuviste durante tu etapa como estudiante? ¿La tecnología ha sido un aliado?
Cuando era más joven, en la etapa de Educación Primaria y la ESO, los profesores me facilitaban los textos en grande y todos los documentos necesarios con un tamaño de letra superior. Durante los exámenes me dejaban más tiempo para hacerlos y, si lo necesitaba, podía hacerlos oralmente. Con el paso de los años, a medida que la ceguera iba aumentando, me facilitaron ordenadores adaptados con sistema de audio. Y además, tenía un reproductor de música con el que estudiaba memorizando los textos.

Las personas con discapacidad visual disponen de diferentes recursos para ser autónomos. Tú escogiste el bastón blanco. ¿Por qué? ¿Cuáles son sus beneficios?
Tenemos el bastón blanco y el perro guía. Elegí el bastón blanco cuando tenía 16 años, ya que a esa edad ya me costaba moverme por la calle sólo. Antes de utilizarlo de forma independiente me enseñaron a utilizarlo adecuadamente. Con el paso de los años, cuando sienta que ya me cueste mucho moverme con el bastón, llegará el momento de pedir el perro guía. 

En la calle. ¿Cuál es la manera correcta de ayudar a una persona ciega?
Lo primero de todo hay que preguntar a la persona ciega si necesita ayuda, y luego- en caso de necesitar ayuda-, hay que colocarse al lado para que el ciego se apoye en el hombro de la otra persona. Hay que intentar guiar de la forma más precisa posible, es decir, evitar expresiones como “ vete por allí”, “vete por allá”. Es mejor guiar con expresiones como “sigue recto”, “apóyate en la pared”. También, como es lógico, no hay que utilizar los signos. Por otro lado, los semáforos con audio también nos son muy útiles pero, por la noche, están apagados y, en ocasiones, tenemos que cruzar arriesgándonos la vida. 

Para finalizar. ¿Qué retos tienes a medio-largo plazo?
No soy una persona a la que le guste pensar en el futuro. Quiero pensar más en el día a día y me gustaría seguir igual que hasta ahora: tener los mismos amigos, estar con mi familia y seguir trabajando porque no sé lo que me deparará la vida. Quiero seguir igual, porque soy feliz. 

Álvaro Quetglas Pérez
alvaroqp.fundacionadecco@gmail.com
Sin comentarios

Comenta