fbpx

Formarse y mantenerse activo a lo largo de nuestra vida, claves para reengancharse al mercado laboral

La formación no tiene edades, no debe tener edad. Es importante que las personas estudiemos a lo largo de toda nuestra vida y es clave que la formación no se circunscriba únicamente a nuestra etapa escolar y universitaria.

El aprendizaje no tiene límites, sólo tiene que existir una buena predisposición por parte del individuo para seguir formándose. No tenemos que perder nunca la “curiosidad”. Los mayores de 45 años no son una excepción. A medida que cumplimos años ganamos en experiencia que siempre es positiva para afrontar situaciones que, probablemente, ya hayamos vivido.

La formación es, incluso, más importante cuando queremos continuar en la rueda del mercado laboral y dominar las tendencias y competencias necesarias de los nuevos tiempos. Facundo Manes, neurocientífico, señala en uno de los vídeos elaborados por BBVA en el contexto de su campaña “Aprendemos juntos”, en colaboración con el diario El País, que “los vínculos humanos protegen al cerebro. El optimismo y el ejercicio físico son también una forma de protección cerebral. También mantener una mente activa, tener un cerebro activo hasta el último día de la vida”. Manes, a través de este vídeo habla de lo importante que es “reciclarse”, ser personas activas independientemente de la edad. Esto podemos extrapolarlo a los mayores de 45 años pues, aunque se encuentren en búsqueda de empleo, eso no debe ser motivo de frustración.

Otros de los factores importantes, y que Facundo Manes hace referencia en el vídeo, son el de llevar una dieta equilibrada y saber manejar los momentos de estrés y de presión. En relación a lo primero comer frutas, verduras, pescado y seguir una dieta equilibrada en proteínas y nutrientes nos ayudarán a afrontar cada día con positividad y entusiasmo. Además, el ser humano a lo largo de su vida atraviesa momentos de presión y estrés donde, en determinadas situaciones, en caso de no saber afrontar dichas situaciones, nos pueden perjudicar. Por eso siempre hay que tener una mentalidad positiva y confianza de que el trabajo y el camino que recorremos es el correcto. No debemos caer en el error de desesperarnos porque los resultados que buscamos no sean inmediatos, a veces el tiempo es la mejor medicina.  Por otra parte, Facundo Manes alude a que no podemos cambiar la realidad de las cosas pero sí está en nuestra mano el poder cambiar la forma de afrontar esa realidad.

Las personas vivimos una vida en constante aprendizaje o, al menos, esto es lo que deberíamos hacer. Como hemos mencionado con anterioridad los tiempos cambian. Las cosas no son iguales que hace veinte, treinta o cuarenta años, y debemos evolucionar acorde a dicha evolución. En caso de no hacerlo corremos el serio riesgo de quedarnos “estancados”, de tener la sensación de no seguir el ritmo que lleva la sociedad. Obviamente para seguir ese “ritmo” es clave el conocimiento, la formación; ilusionarse por aprender cada día enseñanzas y cosas nuevas.

Los mayores de 45 tienen que pensar que la edad es sólo eso, un número. Lo importante es que, a pesar de los años, tenemos que mantenernos siempre activos, con la ilusión siempre de progresar y hacer cosas nuevas, adquirir nuevos conocimientos. Sin duda trabajar es importante, pero desconectar del mismo también. Atender a lo que señala Facundo Manes: llevar una dieta equilibrada, desconectar de la rutina, cuidar las amistades o practicar ejercicio físico de manera continuada nos servirán de gran ayuda a la hora de afrontar el estrés que causa el trabajo o la búsqueda del mismo.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com

Álvaro es periodista licenciado por la CEU San Pablo de Madrid. Es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.

Sin comentarios

Comenta