fbpx
Hombre usando ordenador y móvil

La importancia de construir una carta de presentación en RRSS

Las cartas de presentación se ha convertido en el complemento perfecto al CV. Cuando solicitamos un puesto en una empresa determinada lo prioritario es enviar nuestro CV siempre actualizado pero, además, en los últimos tiempo la carta de presentación se ha convertido en un elemento complementario imprescindible, y diferenciador del resto de candidatos.

¿Qué es una carta de presentación?

La carta de presentación significa “convencer”, es decir, resaltar nuestras cualidades, argumentar desde diferentes perspectivas porque nuestro perfil es el idóneo, desarrollar nuestra experiencia profesional más allá del CV y poder hablar de aspectos que no suelen incluirse en el CV pero que pueden ofrecer un valor añadido a nuestra candidatura. Además tiene que ser concisa, clara y no muy extensa, ya que los consultores de recursos humanos no tendrán mucho tiempo para leerla: entre mil 1700 y 2000 caracteres con espacios incluidos. Lo ideal es que cada carta de presentación esté personalizada para cada oferta, o almenos sector al que nos dirigimos.

En las Redes Sociales también existen “cartas de presentación”. Lo indico entrecomillado porque en Twitter, por ejemplo, únicamente nos permite escribir 280 caracteres y esto implica que nuestra “presentación”, tiene que ser muy precisa y concreta, y sobre todo, ir alineada con aquello que publicamos. En contraposición, LinkedIn sí permite realizar una carta de presentación, dentro de nuestro perfil, con más contenido y con mayor extensión. Nuestro perfil en LinkedIn es muy importante que lo vayamos actualizando pues, como sabemos, cuando una empresa está en predisposición de contratarnos, una de las primeras tareas que realizan desde RRHH es contrastar nuestra candidatura con el perfil en dicha red social y, por tanto, introducir una carta de presentación siempre es positivo. En este caso será genérica, pero es una buena oportunidad para trasladar nuestro talento y potencial de forma transversal, al mercado laboral.

Por último, una característica a tener en cuenta con las carta de presentación es que siempre tienen que ir dirigidas a una persona en particular y no a la empresa en general, ni como hemos comentado ser siempre la misma. No obstante, en el caso de no tener los datos de ninguna persona de referencia, es preferible destinarla a un departamento en concreto, ya sea RRHH u otro departamento relevante.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaroqp.fundacionadecco@gmail.com
Sin comentarios

Comenta