fbpx

Por qué la mentalidad de crecimiento te ayudará a encontrar empleo

¿Qué significa mentalidad de crecimento? Se trata de la creencia de que somos capaces de alcanzar cualquier meta si invertimos tiempo, esfuerzo y dedicación.  Lo opuesto sería la mentalidad fija o inmovilista, que opina que el éxito radica en la capacidad innata de la persona: “si algo no se me da bien, no merece la pena invertir mi tiempo en ello”.

En un mercado laboral en continuo cambio, y cada vez más segmentado, la mentalidad inmovilista tiene los días contados. Por el contrario, los profesionales capaces de reinventarse y apostar por la mejora continua, serán los que conecten con el empleo del futuro.

Viene muy al caso un reciente artículo que compartimos sobre las diferencias entre actitud y aptitud profesional. De nada sirve tener una habilidad especial si no va acompañada de una buena disposición para llevarla a cabo.

Según Pilar González, responsable de RRHH de la Fundación Adecco: “resulta muy lógico orientar nuestro esfuerzo a lo que se nos da bien, que suele ser lo que más nos gusta, pero es un error acotar nuestro perfil profesional y auto imponernos límites, pues a menudo valemos para muchas más tareas de las que creemos y no sólo para una sola”. En este sentido, González opina que “el futuro del empleo está en el learnability, es decir, nuestra capacidad para aprender, crecer y adaptarnos a nuevas circunstancias en el ámbito profesional”. Así, “la tenacidad, el esfuerzo y el interés van a tener el mismo peso que los conocimientos técnicos, que por sí solos no  permiten desempeñar un trabajo de forma eficiente”.

En la búsqueda de empleo, la mentalidad de crecimiento implica explotar al máximo el potencial personal, saber poner en valor las cualidades, actitudes y aptitudes necesarias en cada oferta, tener una mentalidad abierta en las entrevistas de trabajo, no achicarse ante ningún reto y explorar todas las vías y canales.

En conclusión, el futuro exige nuevas competencias técnicas como idiomas o Nuevas Tecnologías, pero es vital acompañarlas de habilidades transversales como la polivalencia o la adaptabilidad. En otras palabras, apostar por una mentalidad de crecimiento: esa que no se impone límites y que, con esfuerzo, se considera capaz de alcanzar cualquier objetivo. Ya lo dijo Henry Ford: “tanto si crees que puedes como si no, tienes razón”.

 

 

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

Sin comentarios

Comenta