fbpx

Lo que el cabello dice de ti a tu futuro jefe

Enmarcado en la semana “Yo Quiero Yo Puedo”, en la Fundación Adecco hemos recibido la visita de Peluqueros Unidos de Madrid, quienes nos han ofrecido claves muy interesante sobre la psicología del cabello: ¿qué imagen transmitimos en función de nuestro peinado, corte y color de pelo? En realidad, el cabello dice mucho más de lo que imaginamos y puede marcar la diferencia en una entrevista de trabajo. Por ello, es muy importante que prestemos atención a nuestro look capilar en un proceso de selección.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta unos básicos:

  • Independientemente del look que escojamos, lo más importante es transmitir higiene : el cabello tiene que estar limpio y parecerlo.
  • Hay cortes, peinados y colores admisibles para un tipo de puestos e inadmisibles para otros, por lo que recomendamos apostar siempre por un “look comodín” que sirva tanto para optar a un puesto de reponedor como de director financiero.  ¿Cómo es este look comodín? Para responder, apliquemos el sentido común: nada de colores estridentes en el cabello ni peinados demasiado atrevidos. Mejor apostar por peinados standard (chicos con el pelo corto y chicas con el pelo de diferente longitud, pero siempre peinado). Nada de crestas, cortes desiguales (rapado por un lado y por el otro no) y otras modas del momento.  Con el look comodín, siempre acertaremos, ¿para qué arriesgarnos con una imagen que puede intimidar a la empresa?
  • Los chicos deben llevar la barba afeitada o, si la tienen, debe estar siempre cuidada.  La barba de 3 días puede ser muy apropiada para irse de cañas con los amigos, pero no para una entrevista de trabajo.
  • El pelo rapado no es adecuado para una entrevista de trabajo. Podemos llevarlo moderadamente rapado sólo en el caso de que no tengamos mucho pelo.
  • Cuidado con los adornos capilares (horquillas, diademas, etc) Si los llevamos de forma discreta y elegante podemos resultar detallistas y creativos. Pero si resultan excesivos, proyectaremos una imagen estridente e invasiva.

Teniendo en cuenta estas premisas, podemos llevar el look que queramos a una entrevista de trabajo. Sin embargo, expertos en psicología del cabello, asocian los distintos estilos a diferentes personalidades. No hay ninguno mejor ni peor, simplemente debemos encontrar el nuestro, el que nos haga sentir más cómodos y más nosotros mismos. Las pautas que planteamos a continuación se centran en lo que transmitimos en una entrevista de trabajo, en función de nuestro cabello, pero no tienen por qué coincidir con nuestra personalidad. Es decir, de nada sirve apostar por uno de estos looks, si luego no demostramos las competencias a él asociadas.

PSICOLOGÍA DEL CORTE (aplicado a mujeres. Hombres siempre “look comodín” para las entrevistas)

  • La melena larga sugiere seguridad en una misma y sentido de la responsabilidad. Según nos cuentan los esteticistas profesionales, es ideal para puestos que exijan autonomía y toma de decisiones.
  • La media melena se asocia con mujeres estrictas, que luchan por alcanzar sus metas y que tienen una gran fuerza interior. Puede ser una buena opción para puestos que exijan responsabilidad y liderazgo.
  • El pelo corto transmite una imagen de mente abierta y se asocia con la honestidad.  Suele asociarse con puestos cara al público que impliquen trato humano.

PSICOLOGÍA DEL PEINADO

  • El pelo liso transmite seguridad, cercanía y preocupación por los detalles.  Se asocia con puestos cara al público y con funciones que implican trato humano.
  • El pelo ondulado transmite energía, fortaleza y espíritu libre. Ideal para puestos que exijan creatividad  e imaginación.
  • El pelo rizado se asocia con personalidades fuertes, con liderazgo e intuición.  Es un look que encajaría con empleos que exijan liderazgo, innovación y persuasión. Por ejemplo, comerciales.
  • Una coleta (si es alta y está bien peinada) se asocia con mujeres con las ideas claras y que tienen objetivos. Aplicado a la empresa, estas competencias pueden encajar en casi todos los empleos.
  • La raya peinada a la derecha transmite honestidad, seriedad y compromiso y puede influir positivamente para acceder a puestos rutinarios y que exijan metodicidad.
  • La raya peinada a la izquierda, por el contrario, se asocia a personalidades fuertes, eficiencia y rapidez. Es un look muy típico en el ámbito de las finanzas.
  • La raya en medio se asocia a personas equilibradas, responsables y de confianza.

PSICOLOGÍA DEL COLOR

  • El color oscuro se identifica con seriedad, energía y cierto misterio. Para puestos creativos como diseño o publicidad, podría favorecernos.
  • El castaño se asocia con inteligencia, buen juicio y sentido común (pero recuerda, luego hay que demostrarlo).
  • El rubio se asocia a personas inquietas, dinámicas y decididas. Podría favorecernos para puestos que impliquen actividad y polivalencia.
  • Las mechas se asocian a personas intuitivas, que aceptan el riesgo y saben salir de su zona de confort, con lo que también podría beneficiarnos en multitud de puestos de trabajo.

Estas pautas son muy genéricas y se basan en las conclusiones que han extraído psicólogos expertos en imagen. Sin embargo, nosotros nos quedamos con una idea: no importa tanto cuál sea tu corte o tu peinado, lo importante es que confíes en tus competencias y las pongas en valor en las entrevistas de trabajo.

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

Sin comentarios

Comenta