fbpx
Crear una dirección de correo electrónico

4 pasos para crear una cuenta de correo electrónico

En el siglo XXI resulta indispensable tener una cuenta de correo electrónico no solo para mantener contacto con familiares o amigos, sino como herramienta de carácter profesional. Nos sirve para mantener el contacto con familiares y amigos; pero también para buscar empleo y darnos de alta como usuarios en páginas que imparten cursos online o cualquier tipo de plataforma web. 

Seguro que los jóvenes saben crear una cuenta de email en apenas minutos, pero las personas con más edad pueden tener algunas dificultades. Por ello, desde Fundación Adecco proponemos en este post una serie de pasos muy sencillos para utilizar esta forma de contacto, que además de ser útil, es gratuita. 

¿Qué plataforma utilizo?
Existen muchas páginas que ofrecen la posibilidad de crear un correo electrónico. Por lo tanto, las personas que se encuentren en este proceso puedan escoger y adecuarse a la web que les resulte más sencilla. Gmail, Outlook- antes conocido como Hotmail-, Yahooo y AOL son las webs más populares que ofrecen este servicio. Todas ellas tienen un funcionamiento muy similar. 

¿Qué pasos debo seguir?
1. Escoger el servidor en el que queremos crear el correo electrónico. El primer paso que tenemos que hacer para crear la cuenta de correo es seleccionar el servidor en el que queremos hacer la cuenta. Una vez sepas en qué plataforma quieres abrirte una cuenta, realiza una sencilla búsqueda en Google “Crear cuenta Gmail”; por ejemplo, y accede a su página web. 

2.“Crear cuenta/registrarse ahora”. Dependiendo del servidor, recurrirán al empleo de una terminología u otra. En esta opción, se nos pedirá introducir nuestros datos personales básicos- nombre y apellidos, fecha de nacimiento, país/región, teléfono de contacto y dirección de email que queremos emplear. Respecto a esta última, es recomendable utilizar una dirección sencilla y seria en la que aparezca nuestro nombre y apellidos- o iniciales de los mismos- para que así se nos identifique de manera rápida. Es recomendable no introducir la fecha de nacimiento en la dirección de email para evitar crear situaciones de discriminación, especialmente a la hora de buscar empleo. 

3. Nombre de usuario. En este caso, es importante elegirlo bien. La razón es porque será la dirección de correo que tendremos al crear la cuenta. Es el que podremos dar a familiares, amigos, clientes, etcétera. Es posible que, dado que hay tantos millones de personas,  no encontremos un correo para un nombre sencillo, por ejemplo nuestro nombre de pila. Tendremos que introducir variantes hasta encontrar alguno que nos guste. 

4. Contraseña y confirmación de la misma. Es necesario elegir una contraseña y repetirla para su posterior verificación. Es importante que esta sea segura. Para ello, hay que incluir mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Al menos debe tener ocho caracteres e incluir más si queremos incrementar la seguridad. 

  • Fecha de nacimiento. Para crear una cuenta de Gmail es necesario, al menos, tener 18 años. 
  • Sexo. Mujer, hombre u otro. 
  • Número de teléfono móvil. Podremos recuperar la contraseña si tenemos el número de teléfono asociado al correo electrónico. Además, da un plus de seguridad.
  • Dirección de correo actual. Aquí es oportuno poner una direccIón de correo alternativa, la cual servirá como método de comunicación alternativo a la cuenta de gmail. De esta forma, si el móvil no está operativo, se puede utilizar este correo para recuperar la clave. 
  • Campo anti-robot (Captcha). Hay que transcribir lo que se ve en la fotografía o marcar las fotos que se nos pidan. Esto se hace con la finalidad de evitar la creación de cuentas de gmail automáticas. 
  • Ubicación. 

La contraseña es uno de los pasos más importantes cuando afrontamos la creación de una cuenta de correo-e. Desde Fundación Adecco recomendamos una contraseña que recordemos con facilidad pero que, a la vez, no sea sencilla de hackear. Normalmente, se recurre mucho a la utilización de la fecha y el mes de nacimiento, un mes y año importantes en tu vida, el nombre de tu mascota o algo fácil de memorizar. Por otra parte, es muy adecuado alternar el uso de letras mayúsculas con minúsculas- por ejemplo, podemos poner la primera letra en mayúscula y el resto en minúsculas-.

Por otro lado, como dato informativo hay que añadir que ya las cuentas de correo electrónico ofrecen la posibilidad de señalar la opción “recuérdame” o similar, en la cual si la activamos podemos guardar nuestra cuenta y contraseña. De este modo, cada vez que visitemos nuestro perfil de email, no tendremos que introducir ni el correo electrónico ni la contraseña. 

A través de estas breves indicaciones cualquier personas puede crearse una cuenta de correo electrónico con relativa facilidad y en un periodo de tiempo muy corto. A partir de ahí, se puede empezar a trabajar y contemplar las múltiples posibilidades que ofrece el email.

El correo electrónico se ha convertido en una forma diaria de comunicarse tanto en el entorno laboral como en el académico, por ejemplo. Además, la posibilidad que existe en la actualidad de poder configurarlo en los móviles permite estar conectado incluso cuando no se tiene acceso a un ordenador. 

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com

Álvaro es periodista licenciado por la CEU San Pablo de Madrid. Es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.