fbpx
Dibujo de una mujer "superheroína" junto a la palabra "resiliencia"

Resiliencia, competencia clave para el empleo. ¿Cómo desarrollarla?

¿Sabías que la resiliencia es una competencia clave para el empleo del siglo XXI? La Fundación Adecco ha elaborado la Guía década 2020: 20 competencias contra la exclusión laboral, en la que se recoge la resiliencia como uno de los atributos más demandados por las empresas. Te contamos porqué y cómo desarrollarla.

La resiliencia es la capacidad que tenemos para afrontar situaciones adversas y sobreponernos a ellas. ¿Por qué es importante para el empleo? El mercado laboral actual busca no solo profesionales con las competencias que se demanden para cada puesto en concreto, sino también personas que no se “arruguen” ante los problemas, ante la adversidad. Todo lo contrario, el mercado laboral actual busca profesionales sepan desenvolverse cuando haya que afrontar momentos más delicados.

Existen una serie de hábitos que nos permiten trabajar esta competencia:

  • Ser fiel a uno mismo. No dejarse influir por la opinión de los demás. Confiar siempre en nuestras capacidades y saber que el trabajo que hacemos siempre dará sus resultados.
  • Ser consciente de las limitaciones. Sin renunciar a nuestras metas, es importante conocer cuáles son las limitaciones que tenemos. Así podremos cumplir seguro los objetivos que nos proponemos de cara al futuro.
  • No perder de vista las metas. Ponerse metas siempre es clave para tomar las riendas de nuestros actos. Los obstáculos que aparecen en el camino tienen que ser siempre una motivación de cara a conseguir los objetivos que nos planteamos.
  • Practicar la atención selectiva. Ante situaciones difíciles, es importante tener en cuenta que nuestra vida no gira solo en torno a esos momentos. Mantenerse ocupado en otras tareas, como hacer deporte, estar con la familia o amigos, nos ayudará a “olvidar” los malos momentos.
  • Recurrir al humor como recurso. El sentido del humor nos ayuda a restar importancia a los problemas. No se trata de “enmascararlos” pero sí nos sirve para darnos cuenta de lo que realmente es importante.
  • Confiar en la que gente que nos quiere y valora. Compartir los problemas con la gente que nos rodea y que nos aprecia nos ayudará a estar más tranquilos.

En una entrevista de trabajo, la resiliencia la podemos demostrar argumentando cómo solucionamos problemas que surgieron en el pasado o, por ejemplo, cómo superamos hacer un trabajo de universidad en tiempo récord cuando creías que no lo conseguirías.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaro.quetglas@adecco.com