¿Cómo crear tu propia marca personal?

-

¿Que es una marca personal?

Una marca personal es la reputación que tiene una persona en el mercado laboral, es decir, la imagen y los valores que transmite a las empresas o a sus potenciales clientes, en caso de que sea emprendedor. Para entender este concepto, piensa primero en cualquier marca comercial que te guste, ya sea de alimentación, ropa, ocio… ¿Por qué la consumes? ¿Qué te inspira? ¿por qué te identificas con ella y por qué la recomendarías? El término marca personal no habla de productos y/o servicios sino de profesionales que compiten con otros, normalmente en la búsqueda de empleo. Las empresas escogerán a la persona que les inspire los valores más afines (profesionalidad, compromiso, iniciativa…) y a la que crea que va a encajar mejor en la compañía. La marca personal es un concepto transversal, es decir, tiene que ver con todo lo que haces y dices, con lo que cuelgas en redes sociales, con el el tono que empleas al coger el teléfono o con cómo respondes a las peticiones de los demás.

¿Por qué necesitas una marca personal?

Vivimos en un entorno muy competitivo, en el que hay muchas personas buscando trabajo o tratando de vender sus productos y/o servicios. Por eso es muy importante que trates de diferenciarte de los demás y de poner en valor todo aquello en lo que sobresales. Una marca personal bien trabajada te permitirá proyectar la mejor versión de ti mismo y destacar con respecto a los demás. Por ejemplo, puede haber dos candidatos igual de profesionales, pero si uno tiene un buen perfil de LinkedIn y el otro ni siquiera aparece en internet cuando «googleas» su nombre, seguramente la empresa se quedará con el primer candidato.

Pasos para crear tu marca personal

La marca personal se construye online (digitalmente) y offline (en persona). Para ello, ten en cuenta las siguientes claves:

  1. Haz una lista de los valores y competencias que te gustaría transmitir. Iniciativa, perseverancia, habilidades sociales, empatía, etc. Intenta ser coherente con estos valores y reflejarlos en todo lo que hagas en la búsqueda de empleo: redacción del currículum, entrevista de trabajo, autocandidaturas, etc. La guía 20 competencias contra la exclusión laboral te ayudará a identificar estos valores.
  2. Encuentra aquello que te hace especial. En este entorno tan competitivo es importante diferenciarte de los demás. Trata de pensar en tus atributos más genuinos y de ponerlos en valor. Por ejemplo, si te gusta el deporte es posible que seas una persona con tendencia a esforzarse, a superarse o a trabajar en equipo. También pueden ser aficiones o inclinaciones personales como la participación en voluntariados o la formación en una lengua minoritaria. Estas aficiones dicen mucho de ti.
  3. Define objetivos y planifica estrategia. ¿A qué público quieres llegar? ¿qué canales vas a utilizar? ¿cómo quieres que te perciban? Puedes querer posicionarte como profesional de un sector, como emprendedor, como experto, como embajador de marca… En cada caso tendrás que pensar en qué ámbitos está presente tu público objetivo para no perder la oportunidad de estar tú también en ellos: foros, conferencias (virtuales o presenciales), redes sociales, ferias de empleo, etc. Por ejemplo, si buscas trabajo en el sector industrial, es importante que tengas una cuenta en LinkedIn y contactes con las empresas de esta área. Y si tienes un blog en el que comentes las últimas tendencias del sector, entonces estarás dando pasos hacia adelante en tu marca personal, posicionándote como un experto con inquietudes e intereses.
  4. Construye tu marca personal online. Hoy en día las empresas pueden encontrar mucha información sobre las personas a las que van a entrevistar con solo «googlear» su nombre. Haz un ejercicio: si metes tu nombre en google, ¿qué aparece? ¿nada? ¿un facebook con fotos personales? En este caso, te recomendamos que trabajes tu marca personal en el canal digital. Si por el contrario, cuando metes tu nombre en google aparece tu perfil de LinkedIn y un blog en el que tratas temas relacionados con tu sector, entonces estás haciendo un buen trabajo con tu marca personal online. Dicho de otro modo, busca tu nombre en google y piensa si te gusta lo que encuentras y si encaja con tus objetivos profesionales. ¿Crees que habla bien de ti y que gustará a las empresas en las que quieres trabajar? Si la respuesta es positiva, entonces vas por el buen camino. En la construcción de tu marca personal online no te olvides de las keywords: palabras clave para posicionarte en tu sector y que tu público te encuentre con más facilidad.
  5. Cuida lo presencial, Aspectos fuera del ámbito digital como la apariencia (ir correctamente aseado y/o vestido a las entrevistas de trabajo), el lenguaje corporal (mirar a los ojos del entrevistador, sonreír, etc) son muy importantes para proyectar una buena imagen. Es decir, de poco sirve tener una imagen digital impecable si en persona descuidamos estos aspectos que son los que van a determinar la decisión de contratación.
Irene Gil
Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.

Compartir

Últimos posts