fbpx

Maria Petit: “Este libro parte de una reflexión personal y de la misión por la que trabajo cada día: dar a conocer la diversidad”

Cuando era pequeña, Maria Petit devoraba cada libro que caía en sus manos. Le encantaba leer. Pero tras perder la vista en un accidente de moto a los 18 años, esa pasión por la lectura quedó relegada. La ‘sustituyó’ por otras aficiones como el deporte o los viajes. El verano pasado, cuando se cumplían 10 años del accidente, la embajadora de la Fundación Adecco quiso conmemorarlo subiendo la Pica d’Estats y recopilando cada recuerdo de esta última década. Con la ayuda de la periodista Maria Xinxo, esos recuerdos tomaron forma de libro: ‘Si no lo veo no lo creo’, toda una declaración de intenciones con un toque de humor negro, que ha vuelto a acercar a Maria a la literatura.

El 6 de mayo se publicaba tu libro ‘Si no lo veo no lo creo’. ¿Qué tal el ‘feedback’ de los primeros lectores?
Todos los comentarios han sido súper positivos: dicen que escuchan mi voz cuando lo están leyendo y eso es todo un éxito porque Maria Xinxo fue cogiendo todas las ideas que le iba mandando y consiguió hacerse con mis expresiones (está escrito en primera persona) y con mi forma de ver la vida. ‘Si no lo veo no lo creo’ es un libro para todas las edades, fácil de leer y que engancha muchísimo.

¿Cómo surgió la idea de escribirlo?
Me lo habían propuesto varias veces, pero siempre pensaba “¿qué voy a contar?”. Fue a partir del confinamiento cuando empecé a reflexionar sobre ello, y como se iba acercando el décimo aniversario del accidente, pensé que era buen momento para ordenar todas mis ideas y reflexiones. Para mí misma y también la misión por la que trabajo cada día: dar a conocer la diversidad. En este caso, mostrar cómo se vive con una ceguera.

A veces no es fácil saber transmitir ese mensaje.
Creía que era muy importante huir de los clichés que dicen que puedes hacerlo todo bien, que todo es fácil o que mi discapacidad no existe porque lo hago absolutamente todo y no, es totalmente falso. En el lado opuesto también hay quien siente una indiferencia total… Yo he querido huir de ambos extremos para que el libro refleje qué hay detrás de todos esos viajes y de lo que hago. Da a entender que no todo es arte de magia, que detrás de cada reto ha habido esfuerzo, pero también buenos momentos y anécdotas. Creo que es una forma de reivindicar el sentido del humor que, en personas como yo, queda en un segundo plano. Siempre pienso que si fuera monologuista, a la gente le impactaría más mi falta de visión que el sentido del humor que pueda tener. Es una manera de reivindicar: “No tengo ojos, pero sí sentido del humor”.

“Quería reivindicar el sentido del humor que, en personas como yo, queda en segundo plano”

Redes sociales, radio, charlas con la Fundación Adecco, y ahora el libro. La comunicación es lo tuyo.
¡Sí! Tenía ganas de seguir contando y compartiendo, y creo que este libro puede servir de referencia a personas con este problema y a sus familias. Siempre desde una perspectiva muy realista, desde la que seguro se verán identificados. Yo, siendo un desastre, sigo haciendo las cosas que me llenan, no paro de moverme… Al contrario de lo que pide la sociedad: “no salgas a la calle, no es accesible para ti”. Es una manera de reivindicar tu lugar en un mundo que no está hecho para ti.

¿Cómo te ha acompañado Maria Xinxo en este proceso?
Nos conocimos en 2016, cuando me entrevistaron en su programa de radio (Islandia, en RAC1). Después empecé a colaborar y siempre tuve muy buen ‘feeling’ con ella. Me llamó en el confinamiento y le comenté la idea del libro. Había escrito un capítulo, pero me di cuenta de que ya no se me daba tan bien escribir como de pequeña. Así que le conté el plan y quiso participar. Hemos trabajado a la vez que hemos disfrutado de la vida, que es lo que nos gusta a las dos. He disfrutado mucho del proceso al lado de una persona con tanta energía. Para mí es un referente en la comunicación, una gran periodista y como persona, excelente. Ha sido un regalo.

Maria Petit y Maria Xinxo, autoras de ‘Si no lo veo, no lo creo’. ©Pau Venteo

Creo que el título del libro en catalán, ‘Marieta de l’ull viu’, hace referencia a una canción popular.
Sí, la cantamos desde pequeños. Cuando estaba en el hospital, un enfermero me llamó “Marieta de l’ull viu” (Marieta del ojo vivo), y yo contesté: “No, en todo caso, Marieta del ojo muerto”. Por eso cogí el título, para que se vea el tono del libro; pero a la vez era complicado traducirlo al castellano porque no se iba a entender. Escogimos ‘Si no lo veo no lo creo’ para dar entender que el libro tiene este toque de humor negro. Los dos títulos son una declaración de intenciones: no es un libro de autoayuda; así me lo han catalogado en algunas librerías, y es todo lo contrario.

¿Es la lectura una de tus pasiones?
De pequeña me encantaba leer, devoraba libros; pero me duermo con los audiolibros. Como echo muchísimo de menos los libros en papel, he optado por pensar que mi vida ahora mismo es un libro: ya que tengo que imaginar lo que me rodea a partir de lo que percibo. Voy componiendo esas imágenes (un paisaje, un rostro o hasta mi propio ordenador) con mi imaginación.

¿Qué recursos harían falta para hacer más accesible la lectura a personas con alguna discapacidad visual?
Para mí ha resultado difícil por ser una persona que ha crecido ya en el mundo tecnológico. Reconozco que en esto me pongo límites, pero afrontar que no puedo leer como lo he hecho siempre se me hace una montaña tan grande que evito el tema. Es cierto existe la lectura en braile, y las personas con mucho nivel pueden llegar a leer súper rápido. También hay bibliotecas de audiolibros estupendas y hay voces que están muy bien. Aunque es cierto que queda mucho por hacer, cada vez hay más apps en este campo.

“Echo mucho de menos poder leer libros en papel, así que he optado por pensar que mi vida es un libro: que tengo que imaginar lo que me rodea”

¿Estará ‘Si no lo veo no lo creo’ en formato audiolibro?
Espero que sí, vamos a luchar porque lo esté. Sí es cierto que las personas invidentes, cuando queremos un libro y no está en formato audiolibro, tenemos la opción de escribir a la editorial para que nos envíen el pdf. En general, son muy agradables y te lo suelen mandar.

Una vez publicado el libro, ¿cuáles son tus próximos planes? ¿Qué retos tienes por delante?
Lo primero que quiero hacer es mejorar mi nivel de inglés, estoy pensando en volver una temporada a Estados Unidos. Mientras, quiero seguir con el programa de radio que tengo en mi pueblo, retomar los estudios de Comunicación. Y, por supuesto, seguir subiendo a la montaña todo lo que pueda, volver a viajar, correr, nadar, etc. Hasta me han propuesto formar parte de la selección española de surf. Me gusta el cambio, experimentar cosas nuevas, retarme a mí misma. Si hace tres años me dices que he subido el Aneto, que he escrito un libro, que soy embajadora de Fundación Adecco… ¡No me lo habría creído! Así que, dentro de dos años quizá tenga otro perro, un hijo, viva en otra casa o en otro país. ¿Quién sabe?

 

 

Elena Arranz
elena.arranz@adecco.com