fbpx
educacion-inclusiva

Andrea y Clara


Andrea Isaza, es una de nuestras siguientes protagonistas, una niña que deja huella en los demás, cariñosa donde las haya y simpática como ella sola, Andrea forma parte del programa Plan familia desde  2013, como dice su madre María Luisa “casi toda su vida”. Programa del que la familia tiene una magnifica impresión porque para ellos el tener alguien en quien apoyarse en todo momento, recibir orientación y ser escuchado tiene un valor incalculable. Además, destacan la formación que también les proporciona el programa, porque siempre aprenden cosas nuevas sobre actualizaciones legislativas y educativas, algo que para familias con miembros con discapacidad es sumamente importante.

Andrea tiene dos hermanas más, su melliza Clara que protagoniza el mes junto a ella y Elena, la hermana mayor. Ambas son protectoras con Andrea, pero viven con completa normalidad su síndrome de Down, sin dramas y haciendo la misma vida las tres. La familia lo es todo para ellos, como popularmente se dice “son una piña”. Cabe destacar una de esas frases que te llegan al corazón y que te hace comprender el significado de tener una persona con discapacidad en la familia “no puedo imaginar mi vida sin mis tres hijas y creo que el síndrome de Down de Andrea nos ha traído muchas cosas buenas y lo seguirá haciendo.”

Estas mellizas representan la parte de Educación Inclusiva en el Ciclo de la Inclusión, un campo que es importante para lograr la plena inclusión laboral de personas con discapacidad. La educación inclusiva normaliza la discapacidad y permite que otras familias y sobre todo los niños, convivan unos con otros e interioricen que la diversidad es buena.  Sus padres ven como los compañeros de clase que están creciendo con Andrea no ven límites, ni problemas, sólo ven una niña como ellos.

Ellos han apostado por la educación inclusiva pero en sus palabras dicen  que aún falta mucho para que funcione eficientemente en este país.  Faltan recursos y si no fuera por programas como “Plan Familia” sinceramente, el colegio, por mucho que sea bajo un modelo inclusivo, no es suficiente.

El sueño que dibujan para Andrea es prepararla para que sea una adulta independiente, feliz y con trabajo, pero en su generosidad también tienen más sueños para el resto de las personas con discapacidad:

1-Que se deje de tratar a las personas con discapacidad con falta empatía y como eternos niños.
2-En España, que las oportunidades para todas las personas con discapacidad sean iguales, con independencia de la comunidad en la que uno viva.
3-Un trabajo digno.
4-Una vejez independiente y feliz.

 

×

Disponible de lunes a viernes de 9.00 a 18.00.

Por *Teléfono http://dondefunda * o Whatsapp

 

× Fundación Adecco ¿Te ayudamos?