fbpx

La catalana María Petit sensibilizará a empresas para facilitar la inclusión laboral de las personas con discapacidad

  • María se ha convertido en un referente en el mundo de la discapacidad, es estudiante y profesional del ámbito de la comunicación.
  • Se suma al equipo de embajadores de la Fundación Adecco para apoyar el proyecto #EmpleoParaTodos, cuyo propósito es que cualquier persona pueda participar en igualdad de condiciones y oportunidades en el mercado laboral.

Barcelona, 16 de enero de 2020. María Petit, estudiante y profesional del mundo de la comunicación con discapacidad visual adquirida, se ha incorporado al equipo de embajadores de la Fundación Adecco. En el marco de su proyecto #EmpleoParaTodos, Petit ayudará a derribar aquellas barreras que siguen impidiendo el acceso igualitario al mercado laboral de las personas en riesgo de exclusión social, entre ellas, las que tienen discapacidad y se enfrentan a prejuicios y barreras adicionales.

Su labor se centrará en la sensibilización de entornos empresariales a través de jornadas con empleados, pero también con jóvenes en escuelas y centros comprometidos con la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad. Su objetivo es demostrar que la discapacidad no es una limitación para trabajar y cumplir metas, siempre y cuando la sociedad no ponga barreras físicas y supere sus prejuicios.

De este modo, su testimonio vital servirá para eliminar prejuicios en las empresas, promover estrategias de Diversidad e Inclusión y, en definitiva, generar entornos proclives a la incorporación de personas con discapacidad.

Con esta incorporación, María pasa a formar parte de un equipo de embajadores constituido por otros rostros conocidos y referentes en el ámbito de la discapacidad: Pablo Pineda, Juan Manuel Motilla (El Langui), Raquel Domínguez, Edu Carrera y Desirée Vila.

El accidente que cambió su vida

En 2010, María volvía en moto a su casa con una amiga cuando sufrieron un accidente que le ocasionó la pérdida de la visión. Tenía 17 años y aquello cambió todos sus planes de futuro. Sin embargo, a pesar de la incertidumbre y el miedo iniciales, nunca renunció a su actitud positiva. Poco a poco fue rehaciendo su vida, aprendiendo de nuevo a hacer todo lo que consideramos cotidiano y se dio cuenta del desconocimiento que tiene la sociedad en general sobre la discapacidad. Por ese motivo creó el proyecto Ulleres de Sol, con el que visita escuelas e institutos para concienciar y dar visibilidad a la discapacidad a través de su testimonio. En la actualidad combina su actividad como embajadora de la Fundación Adecco con su trabajo de comunicación en Hallotex, empresa de diseño de moda, con sus estudios de grado de Comunicación y es cofundadora de Punt de Vista.

María Petit afirma que “concienciar y sensibilizar es un requisito indispensable para normalizar la discapacidad en el entorno laboral y en la sociedad en general. Es fundamental que se tome conciencia de las dificultades extra a las que nos enfrentamos, como las etiquetas, prejuicios y barreras físicas y mentales. Mi incorporación como embajadora de la Fundación Adecco me permitirá llegar a más personas y aportar mi granito de arena en el camino hacia una sociedad más inclusiva.”

Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, ha explicado que “Testimonios como el de María generan gran empatía y son el caldo de cultivo idóneo para acercar la discapacidad al ámbito empresarial, derribando anacrónicas barreras y estereotipos que impiden que el mercado laboral extraiga todo el potencial de la diversidad inherente a la sociedad.”

Descargar NDP MARÍA PETIT-