fbpx
María junto a su perro guía Tavish frente al mar

María Petit


Embajadora de la Fundación Adecco

Estudiante y profesional del mundo de la comunicación, María Petit trabaja en Hallotex, una empresa de diseño de moda; además, es cofundadora de Punt de Vista, una entidad que impulsa la investigación científica en relación con lesiones oculares.  

Con 17 años la vida de María cambió radicalmente. Un accidente de moto fue el punto de inflexión en su vida: perdió la vista y el olfato. Cuando alguien tiene que afrontar situaciones de este tipo puede optar por dos caminos: seguir anclado a un pasado que no volverá o luchar para superar todos los obstáculos mirando hacia un futuro esperanzador. María escogió la segunda opción y ahora se ha convertido en un ejemplo para la sociedad. Siempre ha sido amante de los retos, pero tras el accidente su vida se convirtió en un reto constante: salir de casa y superarse con la motivación de saber que vivimos en una sociedad que no está adaptada a personas con discapacidad sensorial. María tiene alma viajera desde siemprey no es algo que haya cambiado tras el accidente. Siempre dispuesta a aventurarse a descubrir nuevos países, María ha recorrido más de 15 países; Marruecos, India, Indonesia, Estados Unidos y casi toda Europa, son solo algunos de los muchos lugares que ha visitado. Su curiosidad le hace llegar lo lejos que quiera y conectar con personas que de otro modo no lo haría.  

Desde su accidente, María ha tenido que reaprender a hacer muchas cosas, pero también tiene claro que es la sociedad quien más tiene que aprender sobre la discapacidad, desmitificándola y normalizándolaSiguió adelante con superación, tesón y trabajo aceptando que, a partir de entonces, todo iba a ser diferente.  

Ahora su labor se centra en la sensibilización y lo hace desde todos los canales que tiene a su disposición como su cuenta de Instagram donde trata de compartir su día a día para normalizar la vida de una persona con discapacidad visual. Denuncia una falta enorme de conocimiento que suele desencadenar en una serie de prejuicios y sesgos obsoletos que añaden barreras y dificultades a los que ya las tienen. En 2019, se incorporó al equipo de Fundación Adecco como embajadora para que su mensaje también llegase a los entornos empresariales. En esta misma línea, creó el proyecto Ulleres de Sol, con el que visita escuelas e institutos para concienciar y dar visibilidad a través de su testimonio. El mensaje que quiere transmitir en sus jornadas es firme y claro: “todos somos capaces”. María es ejemplo de adaptación y resiliencia. Su perro y fiel compañero, Tavish, la acompaña allí a dónde va.  

Pincha aquí para leer la entrevista a María Petit en nuestro blog.

¿Te gustaría que tus equipos participen en los encuentros digitales con María Petit?

Ten en cuenta que la Fundación Adecco tiene como ámbito de actuación España.
× Fundación Adecco ¿Te ayudamos?