Si te gusta viajar, tienes habilidades para el empleo

Si tienes alma de viajero, cuentas con multitud de cualidades que son transformables en habilidades para el empleo. Te descubrimos algunas de ellas:

  • Capacidad de análisis: Viajar implica observar, admirar y sacar conclusiones. En la empresa, esta cualidad te permitirá hacer tu trabajo con mayor juicio. Te esforzarás por conocerla bien, adaptándote a sus necesidades y demandas en cada momento.
  • Curiosidad. El viajero es curioso por la naturaleza y siente un irrefrenable impulso de descubrir, ver con sus propios ojos y experimentar. Esta curiosidad puede transformarse en una habilidad para el empleo, pues te permitirá indagar en tu trabajo para hacerlo de la mejor forma posible.
  • Empatía. Al viajar nos ponemos en la piel de otras culturas de forma natural, lo que abre nuestra mente y nos permite entender mejor a los demás. En la empresa, esta cualidad hará que tengamos una relación más fluida con compañeros y superiores, al haber un mejor entendimiento.
  • Pasión: Viajar no es sólo hacer turismo, sino disfrutar de él con entusiasmo y vivir al máximo cada detalle. Aplicado a la empresa, una vez te identifiques con el proyecto, pondrás mucho corazón a tus tareas, siendo el resultado un mayor valor añadido.
  • Planificación: como buen viajero, en tu puesto de trabajo te organizarás para lograr tus objetivos de la forma más eficiente.
  • Tolerancia: si tienes alma de viajero, eres abierto de mente por definición. Aplicado a la empresa, serás tolerante y abierto con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajes.

Este es sólo un apartado de la Guía Eres lo que te gusta. Puedes acceder a la versión completa aquí:

DESCARGA LA GUÍA ERES LO QUE TE GUSTA 

Sin comentarios

Comenta