fbpx

Recomendaciones para madres solteras que buscan empleo

Alrededor de 1 millón y medio de mujeres encabezan una familia monoparental en nuestro país. Mujeres que, en muchas ocasiones, tienen que salir adelante sin más ayuda que ellas mismas y que en un 65% de los casos encuentran dificultades para llegar a fin de mes, según Save The Children.

Si éste es tu caso, en la Fundación Adecco podemos ayudarte a encontrar empleo a través de nuestra red de oficinas y ofertas de trabajo. Para ello, registra tu currículo en www.fundacionadecco.es e inscríbete en las ofertas que se adapten a tu perfil.

Pero además, en este artículo te proponemos algunos consejos que te ayudarán a reflexionar sobre la (a veces) tan difícil tarea de compatibilizar empleo y familia y que, esperamos, contribuyan a que te resulte algo más sencillo. ¡Toma nota!

¿Qué hacer si no encuentro una jornada laboral adaptada a mi situación?

Un 65% de las mujeres que encabezan familias monoparentales encuentra dificultades para compaginar su faceta profesional con el cuidado de los suyos, demandando más medidas de conciliación, según el V Informe Monomarentalidad y Empleo, elaborado por la Fundación Adecco. ¿Qué hacer en estos casos?

Según Estefanía Fernández, consultora de la Fundación Adecco en Navarra: “es conveniente anticiparse a posibles propuestas laborales incompatibles con la jornada que estamos buscando, apostando directamente por empleos que permitan cierta flexibilidad horaria, incluso como freelance. También es una buena medida buscar alternativas como “bancos de tiempo de Ayuntamientos o  entidades, donde intercambias servicios o favores sin que exista contrapartida económica. Su objetivo es ayudar a las familias  a resolver pequeños problemas de la vida cotidiana y, en última instancia, favorecer la creación de redes sociales basadas en la ayuda mutua y la solidaridad”.

Por su parte, Yolanda Quintana, consultora de la Fundación Adecco en Baleares añade que: “si llevamos mucho tiempo sin encontrar un empleo adaptado a nuestra situación, puede ser recomendable un cambio de perfil profesional, no tiene por qué ser un cambio de sector, sino que puede ser un cambio de perfil dentro del mismo sector”. Quintana coincide con Fernández en la utilidad de buscar recursos públicos como escuelas de verano, tickets guardería o actividades extraescolares, que permitan a las madres cumplir con su jornada laboral mientras sus hijos están bien atendidos. Además, alude a la importancia de crear una “red de ayuda”, no sólo de familiares, sino con “amistades, vecinos y otras familias en la misma situación que puedan ayudarnos”.

 ¿Cómo tratar mi situación en la empresa?

Aunque el tener o no hijos no debería ser objeto de una entrevista de trabajo, es una cuestión podría salir en algún momento. En este caso, Quintana destaca la importancia de “hacer hincapié en que las responsabilidades familiares no suponen ningún problema, pues lo contrario podría despertar reticencias en la empresa”. Para ello, es vital “organizarse muy bien en el día a día, anticipándose a los imprevistos que puedan surgir (citas médicas, enfermar, etc), a través de redes de apoyo y otras alternativas, pues sólo así podremos cumplir con nuestra jornada sin contratiempos. La planificación será nuestra mejor aliada”.

Si una vez nos contratan, y pese a haber planificado los posibles imprevistos, tenemos que ausentarnos de nuestro puesto, “hemos de mostrar una actitud abierta  y flexible con la empresa, destacando que podremos compensar esta ausencia quedándonos más tiempo otro día o estando disponibles para necesidades especiales que surjan. Lo importante es que nos vean comprometidas con el proyecto y que sepan que pueden contar con nosotras”.

¿Cómo tratar con mis hijos los problemas económicos?

Estefanía Fernández destaca que: “todo depende de su edad. Si son mayores, podemos comunicárselo con naturalidad y con una postura responsable y común, y haciéndoles conscientes de que todos podemos aportar y ayudar. Si son menores de edad, lo mejor es no preocuparles en exceso, pero sí hacerles partícipes para que sean conscientes de que hay que apretarse el cinturón. Una muy buena opción es involucrarles desde bien pequeños en acciones de voluntariado con personas con dificultades económicas. Por ejemplo, acudir a ayudar a comedores sociales o cualquier otra iniciativa similar que nos ayude a ser más humanos y menos materialistas”.

No tengo tiempo suficiente para mis hijos, ¿cómo lo gestiono?

Ser madre o padre soltero/a puede llegar a ser muy estresante, pues el poco tiempo libre del que se dispone, se invierte solucionando temas logísticos del hogar y los hijos. No obstante, los consultores de la Fundación Adecco recomiendan “intentar encontrar momentos para disfrutar de tiempo de calidad con los hijos. No hace falta disponer de mucho tiempo, basta con acompañarles y escucharles haciendo tareas diarias como deberes, juegos, películas o música. Que se sientan acompañados, pues nuestra compañía es el mejor regalo para ellos”.

Por otra parte, también insisten en la necesidad de “no perder nunca la actitud positiva, pues nuestro ánimo se contagiará a nuestros hijos, que están en fases muy importantes de desarrollo”.

 

 

 

 

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.