fbpx

Cómo afrontar el “No has sido seleccionado”

Cuando se recibe un correo dando una respuesta negativa a un proceso de selección, se recibe una llamada, o muchas veces interpretamos el silencio como un no, es un momento duro en nuestra búsqueda activa de empleo. Y más aún cuando esta situación se repite constantemente durante un largo período de tiempo.

Tendemos a pensar que el no ser seleccionado para un puesto de trabajo es un fracaso, pero no es así. En lugar de sumirnos en la desmotivación y la negatividad, hay que analizar cuáles pueden ser los factores que han llevado a un consultor de recursos humanos a rechazar nuestro currículum.

  1. Conocer porqué no he sido seleccionado. Tenemos que identificar cuáles han sido nuestros errores, si es que los ha habido, y cuáles eran nuestras carencias para ese puesto.
  2. Una vez conocidos nuestras áreas a mejorar necesitamos un plan de acción para llegar al puesto de trabajo que buscamos y que se adecue a nuestras necesidades. Para ello hay que partir de dos premisas: qué tipo de trabajo queremos y cómo trabajaremos nuestra candidatura para que nuestro perfil encaje en ese tipo de ofertas.
  3. Nunca cerrarnos las puertas en esa empresa. Que no exista una oportunidad a presente no quiere decir, que otra oportunidad con requerimientos distintos pueda surgir en un futuro.

Si no hemos sido seleccionados, no es por qué no valoren positivamente nuestro perfil profesional. Muchas veces nuestra candidatura  no encaja con el puesto ofertado, pero eso no quiere decir que no sea válido. Quizás no estamos enfocando bien la búsqueda y como mencionábamos antes hay que realizar un plan de acción.

Aún más, a veces nuestra experiencia profesional sí que cumple con los requisitos técnicos solicitados, pero durante el proceso de selección entran en juego otros aspectos que no aparecen en el currículum, tales como el trabajo bajo presión,  o la adaptabilidad a un nuevo entorno de trabajo.

La competencia en todos los puestos de trabajo cada vez es más alta y por esta razón es imprescindible resaltar aquellas habilidades y cualidades que nos pueden hacer únicos. En definitiva, un “No has sido seleccionado” no debe ser fuente de frustración; si no una palanca, un aliciente para aprender, formarse y mejorar nuestro perfil profesional.

 

Marc Ponce
marc.ponce@adecco.com

Miembro del Departamento de Comunicación de Fundación Adecco. Además, tengo experiencia en la Responsabilidad Social de las Empresas