fbpx

Tendencias en la búsqueda de empleo para el año 2021

Las técnicas de búsqueda de empleo evolucionan muy rápido y es importante conocerlas para conectar con el mercado laboral de cada momento. El año pasado, la crisis del coronavirus trajo consigo importantes cambios que se van a consolidar durante 2021. Te los resumimos en este artículo para que puedas encontrar el trabajo que buscas lo antes posible.

1.  DIGITALIZACIÓN: TODO GIRA EN TORNO A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.
Seguro que has oído hablar de la revolución digital, un fenómeno que viene a reflejar que todo se está trasladando al mundo online. ¿Te has fijado que cada vez hacemos más acciones cotidianas a través del ordenador o del móvil? Por ejemplo, pedimos hora en el médico, hacemos la compra online y, por supuesto, buscamos empleo por internet, sin  movernos de casa. Es posible que dentro de unos años solo se busque empleo en internet y quien no esté familiarizado con todas las herramientas que nos ofrece el mundo online, tendrá muchas posibilidades de quedar excluido del mercado laboral.  En los últimos meses, con el distanciamiento social derivado del coronavirus, esta digitalización se ha acelerado y la búsqueda de empleo no se entiende sin las nuevas tecnologías. Ya no solo accedemos y aplicamos a ofertas en el entorno web: también hacemos las entrevistas de trabajo por teléfono o a través del ordenador, Incluso, teletrabajamos, es decir, desempeñamos nuestras tareas a través del ordenador de casa. ¿Qué implica esta digitalización en la búsqueda de empleo?

Competencias digitales. Son el pilar fundamental para empezar a buscar trabajo. No se trata de convertirse en expertos desarrolladores de páginas web, sino de ser capaces de manejar las nuevas tecnologías de un modo crítico, eficiente y seguro. Para la búsqueda de empleo, existen algunos programas que debes conocer y usar de forma casi obligatoria: buscadores de google, correo electrónico, Microsoft Office (word, excel y power point) y plataformas de videoconferencias como Zoom o Teams. Con estas herramientas, podrás buscar empleo online (elaborar tu currículum, enviarlo a las empresas o hacer entrevistas de trabajo) y, además, prepararte para el empleo que desarrollarás en el futuro que, incluso, podría ser desde tu propia casa a través de las nuevas tecnologías (teletrabajo).

Conectividad.  Si buscas empleo es importante tener una buena conexión a internet, ya sea en el domicilio o a través de algún organismo o entidad pública o privada que ponga a tu disposición un dispositivo para conectarse a la red. En el móvil ya se puede hacer casi todo, pero es recomendable utilizar un ordenador (PC), que tiene más capacidad para descargar  programas y es más cómodo a la hora de escribir correos electrónicos o hacer videoentrevistas.

Correo electrónico. Tendrás que tener una cuenta de correo electrónico profesional, donde puedas recibir ofertas de trabajo y los enlaces para conectarte a las videoentrevistas, entre otras acciones.

Videoentrevistas.  Están en pleno auge. Con el distanciamiento social, muy pocas empresas están citando físicamente a sus candidatos para conocerles presencialmente: la mayoría se decantan por la opción de la entrevista virtual. Por eso es importante que estés preparado y conozcas alguno de los programas online más utilizados: Zoom, Skype o Microsoft Teams . Su uso es bastante intuitivo: normalmente solo tienes que pinchar en un enlace que te envía la empresa a tu correo y que te conecta directamente a la videoentrevista. Una vez en ella, se abre una ventana con un recuadro en el que aparece tu imagen y otro con el de la persona que te entrevista. Sobre la pantalla con tu vídeo, o a su lado, aparecen 2 iconos principales: uno para encender y activar la cámara y otro para encender o apagar tu micrófono: debes asegurarte de que ambos están activados cuando hablas y es recomendable desactivar el micrófono cuando no estás hablando, para evitar ruido de fondo. Además, e independientemente de la plataforma que tengas que utilizar, es importante respetar algunas normas para tener éxito en estas entrevistas virtuales: vestimenta, orden, ruidos, etc. Consulta aquí las claves para realizar videoentrevistas

Entrevistas en diferido. Cada vez más empresas se sirven de la inteligencia artificial y utilizan el software HireVue para conocer a sus candidatos. Esta herramienta les permite ahorrar tiempo realizando una criba automática de las candidaturas, pero la decisión última siempre queda en manos del reclutador.  Una evaluación estándar de HireVue se realiza en 30 minutos y suele incluir unas 6-10 preguntas para conocer al candidato, que son suficientes para generar automáticamente miles de datos para evaluarle. La característica diferencial de HireVue es que la entrevista no es en directo, es decir, el candidato la hace cuando mejor le conviene (dentro del plazo estipulado) y no dialoga con su entrevistador, sino que responde al sistema, que registra sus respuestas  para luego enviárselas a la empresa.  La ventaja de esta modalidad es que no hay una hora fija ni una planificación tan rígida como en la entrevista, sino que puedes hacerla en el momento en el que te sientas más cómodo, sin la presión del directo.

Redes sociales. Aprender a utilizar las redes sociales, principalmente LinkedIn, es una gran ayuda para buscar empleo o conocer personas nuevas que abran tu abanico de posibilidades profesionales. Cada vez más, LinkedIn está dejando de ser una red para perfiles “hipercualificados” para convertirse en una herramienta al alcance de todos, que las empresas utilizan para buscar cualquier tipo de perfil: desde mozos de almacén hasta operarios de limpieza, pasando por auxiliares administrativos. La Guía #RedesParaTodos, de la Fundación Adecco, es un manual sencillo e intuitivo que te ayudará a crear un perfil profesional en LinkedIn para multiplicar tus oportunidades de trabajo.

Keywords. Las keywords son palabras clave que tendrás que utilizar en tu currículum y en los perfiles profesionales que subas a  portales de empleo o redes sociales. Estas keywords son las que los seleccionadores introducen en los buscadores y les permiten encontrar a los candidatos idóneos para cada puesto. ¿Cómo saber qué keywords  incluir en el currículum? Lo primero es realizar un estudio del sector y del perfil al que estás optando y conocer las distintas denominaciones de dicho perfil. Muchas de ellas se utilizan indistintamente en español y en inglés. Por ejemplo, responsable de tienda también se denomina store manager y servicio al cliente se ha popularizado en España como customer service. A continuación, es importante detectar verbos, palabras o frases clave, dependiendo del sector, que estén relacionadas con la formación, la experiencia, etc. Por ejemplo, en el área logística serán keywords: picking, almacén, carnet de carretillero, etc. Recuerda que cuantas más keywords incluyas, más posibilidades tendrás de que tu perfil aparezca en los buscadores. Encuentra aquí más información sobre las keywords.

2. NUEVOS NICHOS DE EMPLEO. Las necesidades de las empresas van modificándose a medida que la sociedad evoluciona. Hoy, la crisis del coronavirus ha provocado que muchos profesionales se vayan al paro, pero al mismo tiempo ha disparado la demanda de muchas posiciones. Todas solicitan trabajadores preparados y resolutivos, pero no siempre es necesario tener una elevada cualificación. Conocer estos trabajos y enfocarte en ellos puede ser una buena opción para encontrar empleo en el periodo más corto posible. Destaca el sector logístico y, dentro de él, perfiles como preparador de pedidos, mozo de almacén o repartidor. Además, están repuntando las ofertas de atención telefónica al cliente, en un contexto en el que lo presencial está muy limitado. Conoce aquí todos los perfiles más demandados en tiempos de coronavirus, sin elevada cualificación.

3. ESPECIALIZACIÓN. Como en toda época de crisis, se dispara la demanda de empleo, es decir, hay más competencia al haber más cantidad de personas buscando trabajo. Por eso, debes intentar que tu perfil sea más atractivo y visible y así diferenciarte de los demás. Y una de las mejores fórmulas es la especialización. Dentro de tu área o sector, céntrate un objetivo profesional muy concreto y vuelca todos tus esfuerzos en alcanzarlo. En otras palabras, busca las competencias que te convierten en experto de un área y resáltalas en tu discurso, tanto en el currículum como en las entrevistas de trabajo.

4. HABILIDADES BLANDAS. Durante y después de la crisis del coronavirus,  las empresas no solo van a reforzar su tecnología como pilar de competitividad, sino que valorarán más que nunca cualidades humanas imposibles de reproducir por las máquinas como la empatía, la curiosidad o el pensamiento crítico. Es lo que se conoce como habilidades blandas (en inglés, soft skills). En la guía 20 Competencias contra la exclusión laboral te explicamos las 20 habilidades más demandadas por las empresas. Te proponemos que hagas un ejercicio: descarga esta guía e identifica cuáles de estas competencias están presentes en tu persona (no hace falta que te identifiques con todas). Luego tendrás que ponerlas en valor en tu discurso de venta profesional.

5. AUTOCANDIDATURA. Aunque te apuntes a todas las ofertas que encajan con tu perfil profesional, es posible que no recibas respuesta de las empresas. Hay que tener en cuenta que reciben tantos currículums, que muchos les pasan inadvertidos. Por este motivo, te planteamos invertir el proceso: en vez de dar respuesta a una organización que publica una oferta, contacta directamente con la empresa en la que desearías trabajar, preséntate y explica por qué te gustaría incorporarte a su plantilla. La forma más habitual de hacerlo es a través del mail de autocandidatura. Consulta aquí algunos consejos para redactar un mail de autocandidatura.

6. NETWORKING Y MERCADO OCULTO. ¿Sabías que el 80% de las ofertas no llega a publicarse nunca? Esto se debe a que las empresas cubren estas posiciones directamente, con contactos de los que tienen referencias. Es lo que se conoce con el nombre de mercado oculto. Por eso es muy importante que refuerces, más que nunca, tu red de contactos (esto se llama “hacer networking”). No se trata de gritar a los cuatro vientos que estás en paro, pero no tengas reparo en decir a tus familiares, amigos y  personas de confianza que estás buscando empleo, ya que muchas ofertas provienen de conocidos. Cuanta más gente sepa que buscas trabajo, más personas podrán acordarse de ti si tienen conocimiento de alguna oferta. ¿Y cómo reforzar la red de contactos en tiempos de pandemia? Una vez más, las nuevas tecnologías vuelven a ser la clave: redes sociales (LinkedIn),jornadas online, ferias virtuales, cursos, voluntariado… son canales fundamentales para hacer “networking”. Para construir una sólida red de contactos, es importante que te marques objetivos. Por ejemplo: voy a intentar conectar en LinkedIn, cada semana, con 5 personas de mi sector a las que mi currículum pueda resultar interesante: profesionales de Recursos Humanos, personas con la misma formación y experiencia, entidades especializadas en acompañamiento laboral, head hunters…

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.