fbpx

El empleo, clave para combatir la violencia de género

El empleo es la mejor herramienta para erradicar la violencia de género, según el 70% de las mujeres que la han sufrido. Así se desprende del Tercer Informe Violencia de Género y Empleo, elaborado por la Fundación Adecco, a partir de una encuesta a 500 mujeres que la han vivido en primera persona.

La razón es que, el hecho de trabajar, reduce o elimina la dependencia económica, lo que dota a las mujeres de la autonomía e independencia necesarias para salir adelante por sí mismas. De hecho, el 65% de las mujeres que ha sufrido violencia no tenía empleo en ese momento. Ello no significa que el trabajo sea una barrera infranqueable contra la violencia de género, pero sí se convierte en un escudo protector que proporciona a las mujeres seguridad y confianza.

El mismo informe  ha preguntado a las 500 encuestadas cuál es el aspecto que más valoran en un empleo y llama la atención el resultado. Por encima del clima laboral, el desarrollo profesional, la retribución o el horario, ellas destacan la posibilidad de ser autónomas (44%), seguidas de un 26% que busca en el empleo una herramienta para elevar su autoestima y recuperar la confianza en sí mima. Además, un 19% cree que el empleo es el mejor instrumento para lograr una vida estable y  normalizada.

En otras palabras, el empleo es para ellas una vía de escape, una solución a la difícil situación que atraviesan.

Por este motivo, urge promover políticas activas de empleo que faciliten la incorporación o reincorporación de estas mujeres al mercado laboral, dotándolas de los recursos y herramientas necesarias para que puedan acceder a un empleo en igualdad de condiciones.

Más información sobre el Informe Violencia de Género y Empleo de la Fundación Adecco

 

*Recuerda que en la Fundación Adecco ofrecemos orientación y apoyo laboral a mujeres víctimas de la violencia de género

Consulta las delegaciones de la Fundación Adecco

 

Irene Gil Romero
irenegilromero@gmail.com

Periodista. Más de 10 años dedicada a la Comunicación corporativa, profundizando en la situación social y laboral de las personas que lo tienen más difícil.