fbpx

#NoQuedarnosParados Paso 4. Centra el Currículum en tus competencias

Una vez tenemos claro qué demanda el mercado, llega el momento de preparar el currículum que nos abrirá las puertas de ese primer empleo. Pero, ¿cómo hacerlo atractivo si no tenemos experiencia laboral? Sencillamente, focalizando la atención en nuestras competencias y en las actividades extracurriculares. Todo suma cuando se trata de convencer a la empresa de que nos de una oportunidad por primera vez.

El currículum sin experiencia ha de constar de los siguientes apartados:

Nombre Apellido1 Apellido2

Info de contacto

Lugar de residencia

Teléfono móvil

Linkedin

Twitter

Blog…

Fotografía.Con ropa formal, colores neutros (mejor negro, gris, blanco, azul marino). Sonríe siempre.

Perfil profesional. Breve extracto en el que nos presentaremos y expondremos nuestros objetivos y motivaciones, así como lo que podemos aportar a la compañía: iniciativa, visión a largo plazo, nuevos enfoques, etc. *Este apartado debe variar, con matices, en función de la oferta a la que estemos optando.

Formación académica. Nombre de la titulación que hemos cursado (o que estamos cursando). Si tenemos algún Master lo incluiremos en otro apartado llamado “Formación complementaria”.

Logros. Matrículas de honor, tesis, investigaciones, reconocimientos, etc .

Conocimientos específicos. Idiomas, informática, etc. Es importante utilizar negritas y destacados que resalten las diferentes áreas que dominamos.

Habilidades y competencias. En este apartado podremos desarrollar con algo más de detalle lo expuesto en el extracto y aprovechar para resaltar lo mejor de nosotros mismos. Hoy en día, algunas de las cualidades más valoradas por las empresas son: habilidades sociales y de comunicación, capacidad de análisis, flexibilidad y adaptabilidad a los cambios, polivalencia, trabajo en equipo, iniciativa y, sobre todo, actitud positiva.

Información de interés. En este apartado incluiremos toda la información extracurricular que pueda aportar valor a nuestra candidatura: Estancias en el extranjero; Participación en actividades de voluntariado; Implicación activa con ONGs y otras entidades sin ánimo de lucro; Carnet de conducir B y coche propio; Disponibilidad para viajar; Intereses personales: (Sólo lo incluiremos si tenemos aficiones muy exclusivas que puedan aportar valor al puesto. No debemos caer en tópicos como cine, lectura y música, pero sí podría ser interesante incluir la pertenencia a un Club de Ajedrez o las habilidades para tocar u instrumento musical).

La carta de motivación o presentación

Es importante acompañar el currículum de una carta de motivación en la que expliquemos, expresamente, por qué queremos formar parte de la empresa en cuestión, incluyendo detalles específicos que capten la atención del entrevistador. Por ejemplo: me llamó mucho la atención el producto que sacó al mercado NOMBRE DE LA EMPRESA el año pasado y me siento muy identificado con los valores de la marca: innovación, creatividad, etc. Además, si la oferta se presta a ello, podemos incluir un portfolio con artí- culos o trabajos de interés que hayamos realizado. Por último, y aunque entregar el currículum en mano ya no se estila, en ocasiones podemos necesitar hacerlo. En este caso, es importante incorporar algún elemento diferencial, por ejemplo un código QR o bidi que lleve directamente a la versión online de nuestro currículum en Linkedin. Es muy sencillo de realizar y existen numerosas webs gratuitas que nos ayudarán. Por ejemplo: http://es.qr-code-generator.com/ Por otra parte, y especialmente en los últimos años de carrera, podemos añadir destacados dentro del apartado Formación, como puede ser la tesis o proyecto de final de carrera. Esta sección permitirá demostrar que somos capaces de enfrentarnos a retos y resolver conflictos, a través de la secuencia reto-gestión-logros. Por ejemplo:

Carrera: Arquitectura

Proyecto final de carrera/Reto: Rehabilitación de una fábrica textil para convertirla en museo de arte contemporáneo

Gestión: Plan de acción, timing, Aplicación de normativa, conocimiento del mercado, diseño, contacto con grupos de interés, etc.

Resultado final/Logros: Presentación del proyecto final con Nota de X y méritos, si es que los hay. Interés por parte de X museo, presentación a concursos etc.

Por último, sobre todo en los sectores más tecnológicos, será útil contar con un videocurrículum, es decir, una presentación audiovisual en la que, en 2 ó 3 minutos, resumamos nuestro perfil profesional, exponiendo los principales argumentos para ser contratados. Es importante que en este videocurrículum optemos por la vestimenta adecuada para la empresa y proyectemos una imagen de seguridad en nosotros mismos. No debe exceder los 3 minutos, por lo que hemos de ser capaces de captar la atención del entrevistador en el menor tiempo posible.

Marc Ponce
marc.ponce@adecco.com

Miembro del Departamento de Comunicación de Fundación Adecco. Además, tengo experiencia en la Responsabilidad Social de las Empresas