fbpx

#NoQuedarnosParados Paso 7. Redes Sociales y Marca Personal

Las Redes sociales no sólo son un complemento al “cara a cara”, sino una herramienta esencial para construir nuestra marca personal, concepto que está adquiriendo un gran valor cuando se trata de encontrar empleo. ¿Qué es la marca personal? En inglés personal branding, se trata de un concepto de desarrollo que concibe a las personas como marcas comerciales que, al igual que éstas, deben cuidar su imagen y esforzarse por construir una reputación, con el objetivo de conseguir el mayor éxito posible en las relaciones sociales y profesionales.
En el pasado, la marca personal se construía a través del boca a boca o aquello que los demás opinaban sobre nosotros. Actualmente, la marca personal está en el rastro digital que genera nuestro nombre en Internet. Veamos dos casos prácticos:
CASO 1. Una empresa ha entrevistado a 2 candidatos que reúnen perfectamente las competencias para el puesto (responden a las iniciales C.M.N y P.R.G). Al reclutador le cuesta decantarse y decide introducir el nombre de ambos aspirantes en Google. Cuando introduce el primer nombre (C.M.N) sólo encuentra un perfil de Facebook. Sin embargo, P.R.G tiene Linkedin activo, un blog personal y un Twitter con 750 seguidores. Las dudas del reclutador se disipan: sin duda, P.R.G ejerce una mayor influencia en los que le rodean y su reputación en la red será beneficiosa para la empresa.
CASO 2. Una empresa está buscando un Responsable Comercial con inglés, pero las candidaturas que le llegan no cumplen sus expectativas. De modo que decide invertir el proceso y ser ella la que busque directamente al candidato. Decide hacerlo a través de Linkedin: es un proceso ágil y rápido y podrá acceder a muchos CV con una sólo búsqueda. Además, el hecho de que el candidato utilice Linkedin ya pasa un filtro importante, pues el profesional debe ser una persona que sepa moverse en el mundo online. La empresa localiza al candidato idóneo en Linkedin y le llama para proponerle un primer encuentro, sin que él haya tenido que mover un dedo.

Estos 2 casos prácticos ilustran a la perfección por qué tenemos que ser activos en Redes Sociales. Por si estos motivos no fueran suficientes, aquí te proporcionamos otras razones:
¿Por qué utilizar las Redes Sociales para buscar trabajo?
– Porque no todas las ofertas están en los portales de empleo. Son cada vez más las empresas que, por ahorro de costes, apuestan por la publicación gratuita de ofertas en Redes Sociales.

– Porque conocerás a muchas personas nuevas y recuperarás contactos perdidos que pueden ayudarte.

– El 70% de las personas que buscan trabajo lo hacen también a través de
las redes sociales y no podemos permitirnos quedarnos fuera: tenemos
que ser competitivos.
Una de cada cinco empresas ha llegado a descartar a candidatos por no
saber utilizar las redes sociales, pues esto puede significar que no se han
adaptado a los nuevos tiempos ni a las formas de pensar modernas.
El recorrido de tu candidatura será mucho mayor. Un currículum en papel puede perderse con facilidad. La web es un espacio infinito y cualquiera, desde cualquier lugar del mundo, podrá acceder a tu candidatura.
Demostrarás a las empresas tu conocimiento digital y eso siempre suma, aunque estés optando a un puesto que nada tiene que ver con los ordenadores.

Si ya estás convencido, ahora falta lo más importante: crear un perfil. Puede que al principio te cueste un poco, ¡es normal! Pero con la práctica, descubrirás que son una herramienta de gran utilidad. Los 3 pasos para utilizar las Redes Sociales a nivel profesional:
1- Crea un perfil profesional. Escoge una foto formal en la que estés sonriendo. A continuación, descríbete como tú prefieras. Recuerda que, cuanto más original seas, más atractivo será tu perfil para los demás. En Twitter dispones de una limitación de 140 caracteres para definirte. Aprovéchalos para resaltar tu máxima cualidad. Por ejemplo: 55 años, pero joven de espíritu, con gran entusiasmo y en busca de nuevos proyectos profesionales. En Linkedin dispones de más espacio para extenderte como quieras. No completes sólo los campos de “Formación” y “Experiencia”: redacta también un “Extracto”, que te permitirá hacer un balance de tu trayectoria profesional y resaltar tus mejores cualidades.
2- Construye tu red de contactos. Encuentra a amigos y conocidos que puedan ayudarte a encontrar empleo. Busca también a personas y a empresas que, aunque no conozcas, querrías incorporar a tu red de contactos. Lo bueno de las Redes Sociales es que son “inteligentes” y ellas mismas te empezarán a sugerir seguir a personas una vez comprueben tus preferencias.
3- Interactúa. No sirve de nada conseguir muchos contactos si no se interactúa con ellos. Procura responder a sus comentarios, participar en diálogos, unirte a grupos de debate y colgar información de interés.

Marc Ponce
marc.ponce@adecco.com

Miembro del Departamento de Comunicación de Fundación Adecco. Además, tengo experiencia en la Responsabilidad Social de las Empresas